Hiroshima: Últimas noticias

Un día como hoy la bomba atómica mató a dos tercios de los católicos en Nagazaki

Este martes 9 de agosto se cumplen 77 años de la segunda bomba atómica arrojada por Estados Unidos a Japón, esta vez sobre Nagasaki, ciudad que ya entonces tenía una rica historia de mártires cristianos del siglo XVI y XVII.

Milagro de Hiroshima: Jesuitas sobrevivieron a bomba atómica gracias al Rosario

El 6 de agosto de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos lanzó sobre la ciudad japonesa de Hiroshima la bomba atómica Little Boy, que causó la muerte inmediata de 140 mil personas.

Arzobispo resalta el papel de las olimpiadas en Japón a 76 años de la bomba atómica

El Arzobispo de Nagasaki (Japón), Mons. Joseph Mitsuaki Takami, señaló que los Juegos Olímpicos que se celebran en Tokio son un llamado a la paz, especialmente a 76 años de la caída de las dos bombas atómicas en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

En aniversario de la bomba atómica en Hiroshima, el Papa pide el fin de armas nucleares

Con motivo del 75 aniversario de la explosión de la bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, el Papa Francisco pidió a las naciones que renuncien al armamento nuclear.

Ataque a Hiroshima y Nagasaki: Obispo señala que Jesús nos llama a ser pacificadores

El Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. José Gomez, recordó a los fieles que Jesús los llama a ser pacificadores y pidió buscar alternativas para resolver las diferencias entre naciones y pueblos, frente al 75° aniversario de los ataques atómicos a las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

Obispos piden orar por la paz en el 75 aniversario del ataque a Hiroshima y Nagasaki

Ante el 75° aniversario de los ataques atómicos a las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) pidió a los fieles unirse en oración y participar en la celebración de las Misas para pedir por la paz.

Inmoralidad del uso de armas nucleares debe estar en el Catecismo, dice el Papa

En la rueda de prensa que ofreció en el avión que lo llevó de Japón a Roma, el Papa Francisco dijo que la inmoralidad del uso de las armas nucleares debe estar en el Catecismo de la Iglesia Católica.

El Papa advierte en Hiroshima: “Seremos juzgados por el uso de armas atómicas”

Ante la presencia de 20 supervivientes del ataque con la bomba atómica contra la ciudad de Hirsohima (Japón), el 6 de agosto de 1945 durante los últimos rugidos de la Segunda Guerra Mundial, el Papa Francisco lanzó una dura condena al desarrollo y empleo de las armas nucleares: “El uso de la energía atómica con fines de guerra es inmoral. Seremos juzgados por esto”.

Discurso del Papa Francisco en el Memorial de la Paz Hirsohima

El Papa Francisco presidió el Encuentro por la Paz en la ciudad de Hiroshima, junto al Memorial de la Paz que rinde homenaje a las víctimas de la bomba atómica lanzada sobre esta ciudad y sobre la de Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial.

Obispo japonés lanza este mensaje al cumplirse 73 años de la bomba atómica sobre Hiroshima

Con motivo del 73° aniversario del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima, el presidente de la Conferencia Episcopal Japonesa (CBCJ), Mons. Joseph Mitsuaki Takami, expresó su preocupación por la amenaza que representa la posesión de armas nucleares.

El Papa recuerda Hiroshima y Nagasaki: “El único modo de vencer una guerra es no hacerla”

El Papa Francisco recordó los bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki –ocurridos el 6 y 9 de agosto de 1945, respectivamente– y reiteró su llamado a la paz. “¡El único modo de vencer una guerra es no hacerla!”, exclamó, concluido el rezo del Ángelus dominical.

Aniversario de bombas de Hiroshima y Nagasaki: Perdón es primer paso para la paz

En el marco de la iniciativa impulsada por el Episcopado japonés "Diez días por la paz", que conmemora a las víctimas de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki de 1945, el Presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz,  Cardenal Peter Turkson, señaló que "el perdón es el primer paso para conseguir la verdadera paz, don de Dios".

Aniversario de la bomba de Hiroshima: El hombre necesita la fe como el aire que respira

A 67 años del lanzamiento de la primera bomba atómica de la historia que causó la muerte de cientos de miles de personas, el Vice-Chambelán de la Cámara Apostólica del Vaticano, Mons. Pier Luigi Celata, viajó a Hiroshima (Japón), para participar en una marcha por la paz y celebrar una Misa en la que recordó que el hombre necesita la fe y la esperanza como el aire que respira. Según informó Radio Vaticana, el domingo en la catedral de Hiroshima, Mons. Celata afirmó ante los fieles que allá donde hay miedo y destrucción, la "fe y la esperanza son necesarias para cada ser humano y la entera sociedad, al igual que el aire para respirar". "Estamos llamados a unir nuestras energías espirituales y materiales para colaborar en la edificación de una sociedad más justa y solidaria, que pueda convivir en paz y armonía". "Con vuestro coraje y vuestra firme determinación –dijo-, habéis como transfigurado aquella página profundamente oscura de la historia de la humanidad, haciéndola un punto luminoso de referencia, en el cual se alimentan la confianza y la esperanza por un mundo mejor". Al recordar aquél fatídico 6 de agosto de 1945, el Prelado subrayó que, a pesar de "la tentación del egoísmo, de la opresión de dominio, del acumulamiento de los bienes, a menudo, a través del engaño, la violencia y la guerra que anida en el corazón de cada ser humano y entre los pueblos", todos los creyentes en Dios y las personas de buena voluntad "tenemos que reaccionar a esta tentación poniéndonos al servicio de la paz, y sostenidos por los valores espirituales de nuestras tradiciones". Mons. Celata, quien además es Secretario Emérito del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, animó a los fieles a superar cualquier miedo y abrir el corazón al encuentro con los demás, "también a aquellos que vemos distintos, reconociéndonos todos miembros de una única familia humana con un destino común". "Por lo tanto, estamos llamados a aceptarnos y a respetarnos recíprocamente: en la sacralidad de la vida, en las elecciones de consciencia, sobre todo en materia religiosa y en la dignidad de cada persona". Finalmente, Mons. Celata recordó que Jesucristo murió y resucitó en la cruz por amor a todos nosotros, y nos liberó de la esclavitud del pecado haciéndonos capaces de amarnos los unos a los otros como "Él nos ha amado". "Jesús nos reconcilia con el Padre y entre nosotros", "es nuestra paz; Jesús nos dona la verdadera paz; Jesús nos invita a edificar la paz. Solamente así, podremos obtener la bienaventuranza que Él nos promete: ‘Bienaventurados los constructores de paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios’", concluyó el Prelado.