El cofre espiritual

Cuando ya se han descubierto los dones y carismas, cada uno escribe en una hoja aquello que puede hacer por el grupo o por su comunidad, ofreciéndose para ello cuando lo necesiten. Por ejemplo: servir de monaguillo, visitar a los enfermos,  orar en los velorios, elaborar carteleras, ....

Cualquiera puede ir a buscar al cofre cuando necesite un servicio. El catequista debe conocer bien el contenido del cofre, para ayudar a todos a ubicarse como servidores de la comunidad.

Este material es una cortesía de la Hna. María Consuelo H.B.

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App