El sábado 15 de octubre el Vaticano informó acerca de los nuevos nombramientos que el Papa Francisco hizo en la Pontificia Academia para la Vida, entre los que se encuentra  Mons. Philippe Bordeyne, un teólogo crítico de la Humanae Vitae de San Pablo VI.

Este teólogo francés, que formará parte del Consejo Directivo, es presidente del Instituto Teológico Pontificio Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y la Familia, se ha mostrado a favor de la bendición a parejas homosexuales y ha sido crítico de la Humanae Vitae.

En un ensayo publicado en Transversalités, la revista del Instituto Católico de París, del que es rector desde el año 2011, el teólogo defendió la bendición de las parejas homosexuales “cuando solicitan que la oración de la Iglesia acompañe su amor, su unión”.

Sin embargo, animó a que esta bendición se lleve a cabo en una ceremonia “de carácter privado”, y con una bendición personal para cada uno de los miembros de la pareja, “para marcar la diferencia con las oraciones de bendición nupcial”.

Además,  Mons. Bordeyne afirmó en 2015 que “sería razonable dejar el discernimiento de los métodos de control de la natalidad a la sabiduría de las parejas”.

“En esta perspectiva, la Iglesia podría admitir una pluralidad de caminos para responder a la llamada general a mantener la apertura de la sexualidad a la trascendencia y al don de la vida”, agregó.

Más en Vaticano

Asimismo, entre los nuevos miembros ordinarios se encuentra Mariana Mazzucato, atea y promotora de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que atacan explícitamente a la vida, la familia y los valores cristianos.

También ha llamado la atención el nombramiento de Saad Al-Din Mosaad Helaly, profesor de Jurisprudencia Islámica en la Universidad Al-Azhar de El Cairo.