Como es tradición, el Papa Francisco envió una carta al Patriarca Ecuménico Bartolomé I con motivo de la festividad de San Andrés este 30 de noviembre, a quien dijo que “el mundo actual tiene una gran necesidad de reconciliación, de fraternidad y de unidad”. 

En la misiva, el Papa Francisco transmitió “la seguridad de mi afecto fraternal y mi oración más sincera por usted y por la Iglesia confiada a su cuidado”. 

Para el Santo Padre, “el encuentro de la Iglesia de Roma con la Iglesia de Constantinopla es una expresión de la profundidad de los lazos que nos unen y un signo visible de nuestra querida esperanza de una comunión cada vez más profunda”. 

“El pleno restablecimiento de la comunión entre todos los creyentes en Jesucristo es un compromiso irrevocable para todo cristiano, pues la ‘unidad de todos’ no sólo es la voluntad de Dios, sino una prioridad urgente en el mundo actual”, aseguró. 

A continuación, el Papa recordó que “se ha prestado mucha atención a las razones históricas y teológicas que están en el origen de nuestras divisiones”. 

Ante ello, pidió que “este estudio compartido debe continuar y desarrollarse con un espíritu que no sea polémico ni apologético, sino que esté marcado por el diálogo auténtico y la apertura mutua”. 

Más en Vaticano

Más tarde, aseguró que “las divisiones son el resultado de acciones y actitudes pecaminosas que impiden la acción del Espíritu Santo, que guía a los fieles hacia la unidad en la legítima diversidad”. 

“Estamos llamados a trabajar -continuó el Santo Padre-, por el restablecimiento de la unidad entre los cristianos, no sólo mediante acuerdos firmados, sino mediante la fidelidad a la voluntad del Padre y el discernimiento de los impulsos del Espíritu”.

Asimismo, agradeció a Dios que “nuestras Iglesias no se resignan a las experiencias pasadas y actuales de división, sino que, por el contrario, mediante la oración y la caridad fraterna, buscan alcanzar la plena comunión que nos permita un día, en el tiempo de Dios, reunirnos en la misma mesa eucarística”. 

El Papa Francisco destacó los esfuerzos por “el diálogo interreligioso” y recordó su encuentro con Bartolomé I “en el Reino de Bahrein con motivo del Foro para el Diálogo Oriente y Occidente para la Convivencia Humana”. 

“El diálogo y el encuentro son la única vía viable para superar los conflictos y todas las formas de violencia”, dijo a continuación. 

“Encomiendo a la misericordia de Dios Todopoderoso a quienes han perdido la vida o han resultado heridos por el reciente atentado en vuestra propia ciudad, y le ruego que convierta los corazones de quienes promueven o apoyan tales acciones malvadas”, dijo por último el Papa. 

(El artículo continúa después)