30 de agosto de 2022 - 8:30 PM

En Día de Santa Rosa, Arzobispo denuncia maltratos del Gobierno contra la Policía en Perú

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Policías llevan en procesión a Santa Rosa de Lima fuera de la Catedral de Piura. Crédito: Arzobispado de Piura.
Policías llevan en procesión a Santa Rosa de Lima fuera de la Catedral de Piura. Crédito: Arzobispado de Piura.

En la Fiesta de Santa Rosa de Lima, el Arzobispo Metropolitano de Piura (Perú), Mons. José Antonio Eguren, denunció los “maltratos” a los que el Gobierno del presidente Pedro Castillo somete a la Policía Nacional, cuya patrona es la primera santa de América.

Al presidir la Santa Misa en la Catedral de Piura este 30 de agosto, Mons. Eguren expresó que “manifestamos nuestra indignación y condena, y a su vez expresamos nuestro desagravio a nuestra Policía, por el maltrato que viene recibiendo de parte del actual gobierno”.

Entre una serie de faltas de respeto, el Prelado recordó “la humillante escena de ver a unos agentes policiales teniendo que amarrarle los cordones de los zapatos” a Pedro Castillo, en medio de una de las actividades oficiales del Presidente del Perú, que se difundió a través de redes sociales.

“Como si esto fuera poco”, continuó Mons. Eguren, “está la cuestionada y temprana liberación de un condenado a cárcel por el asesinato de humildes y valientes policías”.

Así, el Arzobispo de Piura se refirió a la liberación de Antauro Humala Tasso, mayor en retiro del Ejército Peruano que se levantó en armas contra el Estado en 2005, junto a su grupo de llamados “etnocaceristas”.

Antauro Humala Tasso, hermano del expresidente Ollanta Humala Tasso, secuestró y asesinó a un grupo de policías en la localidad de Andahuaylas, en la sierra sur del Perú, a inicios de enero de 2005.

Tras su arresto, Humala Tasso fue condenado a 19 años, pero cumplió poco más de 17 y fue liberado el 20 de agosto de 2022, tras acogerse a un beneficio de redención de pena que le fue concedido por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos del gobierno de Castillo.

“Este maltrato debe terminar. ¡A la Policía se la respeta!”, exigió.

No respetar a nuestra Policía Nacional, es no respetar a Dios, a la Patria y a la Ley, como reza su lema institucional, y sin ello no es posible construir el Perú justo y fraterno que todos deseamos”, dijo.

“Son muchos más los buenos policías”

Mons. Eguren pidió además a los policías peruanos ser “hombres virtuosos, personas morales, ejemplares e intachables, que sean guías auténticos para los demás, y factores vivos de ética social”.

“Que con sus vidas y sus palabras estimulen a los demás a ser hombres de bien”, alentó.

El Prelado exhortó además a que “los actos de corrupción de algunos malos miembros de su Institución, quienes deben ser sancionados, no los desanimen ni les roben la esperanza y la alegría de servir a la sociedad peruana”.

Son muchos más los buenos policías que a diario contribuyen con su abnegado servicio al bien común de nuestra sociedad. Queridos policías: ¡Vuestra verdadera fortaleza reside en vuestra fuerza moral! Nunca se olviden de ello”, expresó.

Etiquetas: Perú, Obispos del Perú, Iglesia en Perú, Pedro Castillo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios