El Papa Francisco llegó a la ciudad italiana de Asti en la mañana de este sábado para acudir a una reunión familiar y celebrar el 90 cumpleaños de su prima Carla Rabezzana, a la que no veía desde hace 3 años. 

El Papa Francisco señaló que “hace tiempo que quería pasar unas horas con mis parientes en los lugares de mi familia”. 

“Antes de ser Papa -recordó-, iba a menudo a la zona de Asti, era una costumbre: cuando llegaba a Roma como provincial de los jesuitas de Argentina, o como arzobispo para asistir a algún sínodo”. 

El Santo Padre contó que “en todas las ocasiones iba a Piamonte a ver a los primos de papá. Estamos muy unidos”, añadió.

Antes de la llegada del Papa, su prima Carla habló del encuentro y aseguró que lo abrazaría, “porque no nos vemos desde hace tres años, desde finales de 2019, antes de la pandemia, cuando fui con familiares al Vaticano”. 

“Y luego charlaremos, como hacemos al menos una vez al mes por teléfono, como parientes que se quieren. Le preguntaré por su rodilla, que ahora le duele. Me habla de ello cuando hablamos por teléfono”, dijo la prima del Papa Francisco.

Más en Vaticano

Durante la comida, en la que participaran otros primos de la familia, el Papa comerá su plato favorito “Bagna Cauda”, un plato típico del Piamonte preparado con anchoas, aceite y ajo y utilizado como salsa para las verduras. 

Además, su prima explicó que de postre preparará un “bunet”, el pudín a base de cacao típico de la cocina piamontesa".