6 de octubre de 2018 9:48 am

Día Mundial de la Sonrisa: 5 santos que destacaron por su buen humor

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

San Juan Pablo II, San Juan Bosco, San Felipe Neri, San Alberto Hurtado, San Félix
San Juan Pablo II, San Juan Bosco, San Felipe Neri, San Alberto Hurtado, San Félix

Con motivo del Día Mundial de la Sonrisa, ACI Prensa elaboró una lista de cinco santos cuyo sentido del humor y alegría marcó los corazones de los fieles y el anuncio alegre del Evangelio.

1.- San Juan Pablo II

El Papa peregrino es recordado por sus conmovedores mensajes, cercanía y gestos de cariño y piedad. Pero también dejó en los corazones de los fieles el eco de su risa, como aquella vez en la que presenció la actuación del “Payaso Japo”, caracterizado por Diego Poole.

El payaso realizó seis espectáculos para el Pontífice y en algunos videos se puede ver a San Juan Pablo II riendo a carcajadas.

Durante la ceremonia de canonización de San Juan Pablo II celebrada en Roma en 2014, Poole contó a ACI Prensa que “no hay imágenes grabadas del Papa riéndose tanto, y gracias a eso tenemos la imagen de un Papa que era profundamente humano, muy alegre y muy simpático”.

2.- San Juan Bosco

Se dice que el santo italiano era muy alegre y carismático especialmente con los jóvenes y niños. Incluso cuando tenía problemas se le vio alegre, ya que sentía una gran confianza en Dios y María Auxiliadora.

San Juan Bosco solía decir que “el mejor programa para hacerte feliz y que más beneficiará tu alma” son la alegría, el estudio y la piedad.

También expresó que para tener una vida tranquila y alegre hay que procurar “estar siempre en gracia de Dios”.

3.- San Felipe Neri

San Felipe Neri es el patrón de los educadores y humoristas. Desde pequeño expresó su alegría y mostró tanta bondad, que la gente solía llamarlo “Felipín el bueno”. 

En 1533, a los 18 años, tuvo una experiencia mística que lo motivó a renunciar a una vida opulenta para seguir el llamado al sacerdocio. Entonces viajó a Roma para estudiar filosofía y teología, pero abandonó esta ocupación para dedicarse a ser catequista. 

Su sentido del humor y simpatía le ayudaron a realizar obras de caridad en hospitales, tiendas, bancos y otros lugares públicos para evangelizar. 

El día de su muerte, ocurrida el 25 de mayo de 1595, su médico le dijo: "Padre, jamás lo había encontrado tan alegre", y el sacerdote de 80 años respondió: "Me alegré cuando me dijeron: vayamos a la casa del Señor".

4.- San Alberto Hurtado

El primer santo chileno nació el 22 de enero de 1901. Luego de sortear distintas dificultades económicas, siempre con esperanza, logró ordenarse sacerdote en la Compañía de Jesús. 

Se caracterizó por su entusiasmo y alegría. Su carisma apasionado por el Evangelio hizo que tuviera un gran arrastre en los jóvenes.

San Alberto Hurtado fundó el Hogar de Cristo uno de sus mayores legados para dar comida, techo y abrigo a los más pobres. Su obra se multiplicó en la Acción Católica, en la Acción Sindical de Chile y en la Revista Mensaje. 

A pesar de tener muchas ocupaciones, siempre recibió con la mejor sonrisa a los más pobres, a quien les llamó “patroncitos”.

Escribió muchísimas reflexiones, como por ejemplo la Abnegación y alegría y la Oración de la Alegría pero, su más frase más conocida fue “Contento Señor, contento”. 

5.- San Félix

Este santo italiano vivió en plenitud el significado de su nombre que es: “aquel que se considera feliz o afortunado”. Desde niño tuvo fama de ser alegre y piadoso, tanto así que llegó a tener experiencias místicas.

Cuando alguien lo insultaba, San Félix de Cantalicio le respondía con humor: “voy a pedir a Dios que te haga un santo”.

Al ingresar a la orden de los franciscanos, pidió que le redoblaran las penitencias y mortificaciones. También se destacó por su bondad hacia los más pobres.

Etiquetas: Santos, San Juan Pablo II, San Alberto Hurtado, San Juan Bosco, alegría cristiana, San Felipe Neri, alegría, sonrisa, San Félix

Comentarios