8 de mayo de 2019 11:24 am

Católicos en Alemania se reducirán a la mitad en 2060, revela estudio

Redacción ACI Prensa

Foto referencial: Pixabay dominio público
Foto referencial: Pixabay dominio público

El número de alemanes que pagan el llamado “impuesto de la Iglesia” a la Iglesia Católica o al grupo protestante más grande del país europeo se reducirá a la mitad en el año 2060, según señala un nuevo estudio de la Universidad de Friburgo.

Los investigadores señalan que las causas de este descenso son la cada vez menor cantidad de bautizos en Alemania, el número de alemanes que han renunciado formalmente a la filiación religiosa y la caída general de la población total del país, que se espera disminuya en 21% en 2060.

Según el estudio la caída de aportantes del impuesto de la Iglesia caería en 49%. Este tributo se paga en Alemania según una ley que determina que el Estado lo recaude y distribuya luego a la Iglesia Católica, la Iglesia evangélica, una federación de grupos protestantes la mayoría de los cuales son luteranos, el grupo protestante más grande del país europeo.

La norma también establece que los contribuyentes pueden notificar a las autoridades del Gobierno si han dejado de pertenecer a un grupo religioso.

En el año 2017, el impuesto de la Iglesia recaudó 13,5 mil millones de dólares para los grupos religiosos del país. La caída futura de la recaudación llevará a un recorte significativo en el presupuesto de la Iglesia Católica en Alemania.

El economista Bernd Raffelhüschen, quien lideró el estudio, dijo al sitio web protestante EKD.de que es posible cambiar la expectativa y que las predicciones de la investigación no se deben entender como “una profecía final”, sino que deben ser un llamado a una “tarea generacional”, ya que en las siguientes dos décadas las iglesias católica y protestante tendrán aún “recursos para la transformación”.

De modo similar, el Cardenal Reinhard Marx, Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, comentó que el estudio representa “un llamado para evangelizar”.

En marzo, el Obispo de Eichstätt, Mons. Gregory Maria Hanke, pidió a la conferencia episcopal que debata el tema. “Nosotros, los obispos alemanes, necesitamos urgentemente considerar cómo puede y debe continuar el impuesto eclesial. Propongo el debate porque las iglesias católica y protestante enfrentan un gran número de deserciones cada año”, dijo el Prelado.

Tras señalar que en diez años las contribuciones “pueden colapsar”, el Obispo sugirió que las contribuciones para la Iglesia sean voluntarias.

La grave crisis en Alemania

En marzo de este año, el Arzobispo de Múnich y Freising, Cardenal Reinhard Marx, anunció que la Iglesia Católica en Alemania se está embarcando en un “proceso sinodal” para abordar y debatir lo que denomina las tres cuestiones clave que surgen de la crisis de abusos sexuales

El Cardenal dijo que estas tres cuestiones clave son el celibato sacerdotal, las enseñanzas de la Iglesia sobre la moral sexual y la reducción del poder clerical.

El “proceso sinodal” implicará consultas con el “Comité Central de Católicos Alemanes”, una organización laica que coopera estrechamente con la conferencia episcopal, y varios expertos externos.

En febrero de este año un grupo de nueve católicos, entre ellos tres sacerdotes y dos miembros del Comité, escribieron una carta abierta al Cardenal Marx solicitándole cambiar la moral sexual de la Iglesia.

En 2018, la Conferencia Episcopal Alemana elaboró un documento que proponía algunas condiciones para dar la comunión eucarística a los protestantes casados con católicos.

Siete obispos bávaros, entre ellos el Arzobispo de Colonia, Cardenal Rainer Maria Woelki, se opusieron a la propuesta. En junio de ese año, en la fiesta del Corpus Christi, el Purpurado afirmó que “la Iglesia se erige desde la Eucaristía. Por lo tanto, quienquiera que reciba el Cuerpo del Señor y haya dicho previamente, al final de la Plegaria Eucarística, su ‘Amén’ afirmativo, dice ‘sí y Amén’ a que Jesús está verdaderamente presente, y no solo en sentido figurado”.

Las cifras de la crisis

“Las últimas cifras de la Conferencia Episcopal Alemana pintan un cuadro negativo: más de 160.000 católicos dejaron la Iglesia Católica en 2016, mientras que solo 2.574 se convirtieron (la mayoría de ellos del luteranismo)”, escribió en 2017 Christoph Wimmer, editor de CNA Deutsch, agencia en alemán del Grupo ACI.

“El número total de sacerdotes en Alemania en 2016 fue 13.856, una caída de más de 200 comparado con el año anterior. Matrimonios, confirmaciones y otros sacramentos están en declive”, señaló.

Además, “el sacramento de la Confesión, del que la Conferencia Episcopal no proporciona números, ha desaparecido a todos los efectos de muchas, si no la mayoría, de las parroquias”, lamentó.

En el año 2015, solo 2,5 millones de católicos, de un total de unos 24 millones iban a Misa los domingos en 2015.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA Deutsch

Etiquetas: crisis, Alemania, Católicos, Iglesia en Alemania, obispos de Alemania, crisis de fe

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios