Suspenden a sacerdote acusado de cometer un delito sexual

Imagen referencial Imagen referencial | Crédito: Piotr Arnoldes/Pexels

El Obispo de San Ignacio de Velasco (Bolivia), Mons. Robert Flock, confirmó la suspensión del ministerio sacerdotal del P. Erick Palomino Fuentes, quien se desempeñaba como párroco en San Matías y es buscado por la Policía tras haber sido denunciado por una presunta violación a un hombre mayor de edad.

Según explicó en conferencia de prensa, el viernes 3 de noviembre el Obispo fue informado de un intento de chantajear al P. Palomino Fuentes por imágenes pornográficas encontradas en el teléfono móvil que el sacerdote había extraviado en un taxi en Santa Cruz.

Fue el propio sacerdote quien luego reveló que en dichas imágenes figuraba él mismo.

“Siendo una conducta totalmente inapropiada con su compromiso sacerdotal, el P. Erick presentó por escrito una solicitud pidiendo un tiempo fuera del ministerio sacerdotal, por lo que se decretó su remoción como párroco de San Matías y se le concedió la licencia solicitada por el tiempo que sea conveniente”, explicó Mons. Flock. 

“Esa noche, las imágenes empezaron a circular por las redes, y al día siguiente se reportó en el noticiero de San Matías que el párroco fue filmado violando a un hombre en estado de inconsciencia”, relató el Prelado. La noticia se replicó luego en otros medios, consignando que al sacerdote se le acusa del delito de violación agravada.

Según el relato del Obispo, tanto el P. Palomino como la otra persona que aparece en el video tomaron posteriormente contacto con él para decirle “que no hubo violación, que hace cierto tiempo mantienen una relación íntima, y que habían consumido mucho alcohol”. 

Más en América

“Entiendo que los dos se están asesorando con un abogado para presentar sus declaraciones a la Fiscalía”, detalló el Prelado. 

Asimismo, confirmó que Palomino Fuentes “actualmente está suspendido por completo del ministerio sacerdotal y la Diócesis está colaborando con los requerimientos fiscales”.

Finalmente, Mons. Flock expresó: “Estamos y estoy profundamente apenado por este nuevo escándalo y antitestimonio que afecta a nuestra Iglesia”.

Según informa el portal El Deber, en la tarde del martes, agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y personal de la Policía allanaron la vivienda del párroco en el municipio de San Matías, y allí recolectaron algunas evidencias y artículos que están siendo analizados.

El director departamental de la FELCV, coronel Roberto Pórcel, indicó que los elementos incautados en el inmueble se encuentran bajo custodia para su análisis y valoración por el personal especializado.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Róger Mariaca, informó a El Deber que sobre el expárroco pesa una alerta migratoria y se encuentran activos distintos operativos en la provincia Ángel Sandoval para capturarlo.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.