Esta es la reflexión sobre el juicio de Dios que un sacerdote hizo poco antes de morir

Esta es la reflexión sobre el juicio de Dios que un sacerdote hizo poco antes de morir
P. Mark Beard. Crédito: Diócesis de Baton Rouge

Tres días antes de morir en un accidente de tránsito, el P. Mark Beard, párroco de la iglesia Santa Helena, en Amite, Luisiana (Estados Unidos), predicó una homilía en la que llamó a los fieles a tomar conciencia de que apenas fallezca cada uno, será juzgado inmediatamente por Dios.

El sacerdote de 62 años, que falleció el 2 de agosto en un accidente automovilístico, es recordado por su gran devoción a la Virgen María, así como por su compromiso con la verdad.

Así sucedió el 30 de julio, el día en que predicó su última homilía dominical. "Por favor, por el amor de Dios, recuerda esto. El nanosegundo después de que tú y yo muramos... ya has sido juzgado, y estás en el cielo, el infierno o el purgatorio, eso es todo", advirtió a los fieles.

Durante la Misa, el P. Beard llamó a vivir la fe católica y señaló que en el día del juicio uno podrá pararse delante del Señor y justificarse de no haber proclamado la verdad porque habría habido un rechazo.

Más en América

"Mis hermanos en Cristo, mi trabajo es lanzarla (la verdad). Si quieres atraparla o no, depende de ti. Mi trabajo es asegurarme de que sepas toda la verdad y nada más que la verdad, así que ayúdame Dios", expresó.

En ese sentido, al abordar las objeciones a la enseñanza de la Iglesia sobre el aborto, el Beard preguntó: "Díganme, como católico, ¿hay excepciones al aborto, como la violación y el incesto? Absolutamente no, no hay excepciones".

El sacerdote nació en Baton Rouge (Estados Unidos) y trabajó durante muchos años en el negocio de su familia, Beard Engineering and United Industries, antes de escuchar el llamado vocacional después de una visita en el año 2000 a Medjugorje, el pequeño pueblo en Bosnia y Herzegovina donde se afirma que hubo supuestas apariciones marianas.

En 2004 ingresó al Seminario de Notre Dame, en Nueva Orleans, y fue ordenado sacerdote de la Diócesis de Baton Rouge el 30 de mayo de 2009. Fue párroco de la iglesia Santa Helena durante los últimos 12 años.

Hace unos años, con un empresario local compraron una antigua escuela de niñas en Osyka, Mississippi, y la convirtieron en el Centro de Retiro Católico Nuestra Señora de la Esperanza, un complejo en expansión que incluye muchos jardines dedicados a María.

El sacerdote también tenía una maestría en Administración de Empresas por la Universidad Estatal de Luisiana y luego obtuvo una maestría en Divinidad. También recibió una certificación en dirección espiritual y divinidad, según su obituario.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, católico y demócrata que en gran parte tiene puntos de vista provida, dijo que con su esposa habían sido amigos cercanos del P. Beard desde 2011.

Edwards destacó que el sacerdote no sólo revitalizó la iglesia local, sino que la experiencia que obtuvo previamente en el mundo de los negocios lo ayudó a relacionarse con la gente de una manera mejor, que otros presbíteros "que no habían tenido esa experiencia".

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.