Obispo declara la excomunión de ladrones que pisotearon la Eucaristía en México

Obispo declara la excomunión de ladrones que pisotearon la Eucaristía en México
Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.

Mons. Hilario González García, Obispo de Saltillo (México), manifestó su "tristeza e indignación" y declaró la excomunión de los ladrones que robaron diversos objetos de un templo católico en Ciudad Frontera, en el estado de Coahuila, y tiraron al suelo y pisaron la Eucaristía.

En un comunicado difundido el 7 de julio, el Prelado mexicano indicó que el robo se produjo ese día "al amanecer", cuando desconocidos "ingresaron por la fuerza a la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores". Se trata de una capilla que se encuentra bajo la jurisdicción de la parroquia El Verbo Encarnado.

Mons. González García señaló que los ladrones "se robaron la ofrenda económica que había en una alcancía y una parte del equipo de sonido".

"Pero lo más grave, y a la vez doloroso, es que fue cometido un acto sacrílego, pues se sustrajo del Sagrario, de manera indebida, la Sagrada Eucaristía, siendo tirada al suelo y pisoteada".

Más en América

El Obispo mexicano declaró que se trata de "una vejación al Lugar Sagrado [el Templo]; y un Sacrilegio contra las Sagradas Especies Eucarísticas", por lo que "quien lo haya perpetrado, si es católico, ha cometido un delito contra los Sacramentos, y se ha hecho merecedor, conforme a derecho (canon 1382 §1 – CIC 2021 / canon 1367 - CIC 1983), de la Excomunión Latae Sententiae", es decir automática.

"Como corresponde lo comunicaré al Dicasterio para la Doctrina de la Fe", señaló.

Mons. González García recordó que de acuerdo al canon 1211 del Código de Derecho Canónico, la ley de la Iglesia Católica, "en los Lugares Sagrados que han sido vejados no se puede ejercer el culto hasta que se repare la injuria por un rito penitencial a tenor de los libros litúrgicos".

El Prelado designó como delegado para realizar el acto de reparación al P. Néstor Daniel Martínez Sánchez.

"Por la gravísima falta cometida contra Nuestro Señor, invito a todos los fieles a unirse en oración, realizando actos de desagravio y fomentando el amor a Jesucristo en la Eucaristía", pidió el Obispo.

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

"Así mismo, invito a los fieles y particularmente a los párrocos a cuidar con esmero la seguridad de los Lugares Sagrados", concluyó.

Este nuevo sacrilegio se produjo a escasos nueve días del cometido en la parroquia del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en Monclova, a pocos kilómetros de Ciudad Frontera, también en el estado de Coahuila, donde desconocidos robaron el Santísimo Sacramento. En esa ocasión, Mons. González también declaró la excomunión de los ladrones.

¿Qué es la excomunión?

La Enciclopedia Católica explica que la excomunión es la pena "más severa", la cual "priva al cristiano culpable de toda participación en las bendiciones comunes" de la Iglesia: El que la recibe "no podrá participar en el culto público, ni recibir el Cuerpo de Cristo o cualquiera de los Sacramentos".

Esta sanción se aplica ante "una ofensa muy grave", precisa la Enciclopedia, aunque destaca que se trata de "una pena medicinal en lugar de vengativa, pues está destinada no tanto a castigar al culpable, sino a corregirlo y a traerlo de nuevo a la senda de la rectitud".

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.