Recursos


Día 2

Programa:

  • 9.00 a.m. Llegada al aeropuerto de Chayka en la periferia oeste de Kiev.
  • 9:30 a.m. Santa Misa en rito latino en el aeropuerto de Chayka, Homilía del Santo Padre.
  • 12:00 m. Recitación del Angelus en el aeropuerto Chayka.
  • 12:45 p.m. Llegada a la Nunciatura Apostólica de Kiev.
  • 1:00 p.m. Encuentro con los miembros del episcopado católico de Ucrania en la Nunciatura Apostolica de Kiev. Discurso del Santo Padre.
  • 5:15 p.m. Llegada al Palacio de la Filarmónica Nacional de Kiev. Encuentro con los representantes del Consejo Panucraniano de las iglesias y de las organizaciones religiosas. Discurso del Santo Padre.

Noticias del día

Palabras completas del Santo Padre


El Papa llama a ucranianos a construir el futuro desde su tradición cristiana

KIEV, 24 Jun. 01 (ACI).- En su primera Eucaristía celebrada en una ex república soviética, el Papa Juan Pablo II invitó a los ucranianos -incluso a los miles de ortodoxos presentes- a construir el futuro de la nación desde su profunda identidad cristiana.

Durante la misa oficiada en el aeropuerto de Chaika, en Kiev, ante decenas de miles de fieles, incluyendo numerosos peregrinos procedentes de ex repúblicas soviéticas y de países de Europa del este, el Papa pronunció su homilía intercalando el ucraniano y el polaco, recordó la solemnidad de San Juan Bautista.

"Cada hombre nacido recibe un nombre humano", dijo el Papa, recordando el episodio de la elección del nombre del Bautista. "Pero antes todavía, él posee un nombre divino: el nombre con el que Dios Padre lo conoce y lo quiere desde siempre y para siempre. Así es para todos, nadie está excluido. ¡Ningún hombre es anónimo para Dios! Todos tienen igual valor a sus ojos: todos diferentes, pero todos iguales, todo llamados a ser hijos en el Hijo", dijo el Pontífice.

Luego, comparando la trayectoria de San Juan Bautista con Ucrania, el Pontífice recordó que "aquí tuvo lugar el Bautismo del Rus'. De Kyiv empezó aquella floración de vida cristiana que el Evangelio habría suscitado en un primer momento en la tierra del antiguo Rus', luego en los territorios de Europa del este y, sucesivamente, más allá de los Urales, en los territorios asiáticos". "También Kyiv, pues, ha desarrollado ciertamente en un sentido el papel de 'precursor del Dios' entre los numerosos pueblos a quienes el anuncio de la salvación llegó partiendo de aquí".

Unidad y testimonio

El Pontífice pidió a los presentes en la Misa, celebrada en rito latino pero en lengua ucraniana, recordar "aquel momento tan profundamente vinculado a la tradición bizantina", con gratitud. "También hagámoslo con el deseo de que el recuerdo de la única pila bautismal favorezca la recuperación de aquella situación de comunión en que la diversidad de las tradiciones no impidió la unidad de la fe y de la vida eclesial".

"¡Tierra de Ucrania, empapada de la sangre de los mártires, gracias por el ejemplo de fidelidad al Evangelio que les has ofrecido a los cristianos de cada parte del mundo!", añadió el Papa; y luego agradeció a los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas del país por el testimonio dado al precio de grandes sufrimientos, solicitándoles ser "acérrimos testigos de Cristo y buenos pastores de su rebaño en la amada Ucrania".

Los diversos llamados

El Papa se dirigió luego a los diversos grupos de laicos diciendo:

  • "¡Vosotros, queridos jóvenes, sed fuertes y libres! No os dejéis hechizar por tramposos espejismos de felicidad barata. Seguid el camino de Cristo: Él es exigente, es cierto, pero os puede hacer gustar el sentido pleno de la vida y la paz del corazón".
  • "Vosotros, queridos padres, preparad el camino de Dios delante de vuestros hijos. Educadlos con amor y dadles un válido ejemplo de coherencia con los principios que enseñáis".
  • "Vosotros que tenéis responsabilidades educativas y sociales sentíos comprometidos a promover siempre el desarrollo integral de la persona humana, cultivando en los jóvenes un profundo sentido de justicia y solidaridad con los más débiles".
  • "¡Sed, todo y cada uno, 'luz de las naciones'!"

"¡No falten en las nuevas generaciones, hombres y mujeres del temple de estos gloriosos antepasados!", dijo el Papa al concluir la homilía.

 

El Papa llama a los obispos a testimoniar la unidad y responder a los desafíos del secularismo

KIEV, 24 Jun. 01 (ACI).- Al reunirse con los miembros del Sínodo Greco-católico y de la Conferencia Episcopal de rito latino en la sede de la Nunciatura Apostólica, el Papa Juan Pablo II pidió a los obispos impulsar una sólida evangelización vasada en la unidad entre las diversas ramas de la Iglesia católica en el país.

El Pontífice describió su alegría por la posibilidad de este viaje, y destacó que esta emoción "se hará más intensa en los próximos días, cuando tomemos parte juntos a la solemne beatificación de algunos vuestros hermanos, que han ejercido el ministerio episcopal en condiciones de extrema precariedad"; y recordó de manera especial al Cardenal Yosyf Slipyj, "heroico confesor de la fe" que "ha conocido el rigor de la reclusión por 18 años"; así como a los "sacerdotes y obispos que han experimentado la cárcel y la persecución".

El Papa recordó que "conservar y transmitir el patrimonio de la fe es empeño de toda la Iglesia", pero "les corresponde a los Pastores la difícil tarea de ser guías seguras, maestros iluminados y testimonios ejemplares para el pueblo cristiano".

Testimonio de unidad

"Quisiera ante todo junto con vosotros, primeros responsables de vuestras Iglesias, elevar nuestra gratitud a Dios por el testimonio que los católicos dan en esta Tierra, donde la Iglesia presenta su realidad divina y humana, valorizada por el genio de la cultura ucraniana", dijo el Pontífice, al recordar que en Ucrania "la Iglesia respira con los dos pulmones de la tradición oriental y de aquella occidental". "Aquí se encuentran en fraterno diálogo cuantos sacan de los manantiales de la espiritualidad bizantina y los que se nutren de la espiritualidad latina. Aquí el sentido profundo del misterio que domina la santa liturgia de las Iglesias de Oriente y la mística esencialidad del ritual latino se enfrentan y se enriquecen recíprocamente", agregó.

Juan Pablo II pidió a los obispos de ambas tradiciones a una "estrecha y eficaz cooperación", donde la única competencia sea "en el estimaros recíprocamente" y "en el tender a la santidad".

El Papa pidió también, respecto de los futuros presbíteros:

  • "Una particular preocupación por la formación espiritual, intelectual y pastoral.
  • "Garantizar una profunda espiritualidad".
  • "Una rigurosa preparación filosófica y teológica".
  • Una sólida capacitación a la vida pastoral, "fundamentada en los valores perennes de la tradición católica, pero atenta a las señales de los tiempos".

Fortalecer a la familia

El Pontífice también pidió a los obispos fortalecer a la familia "ante los profundos cambios sociales", y frente a la crisis demostrada por "los numerosos divorcios y la difusa práctica del aborto". "Sea, por tanto, la familia una de vuestras prioridades pastorales", agregó.

"A la evangelización de la familia está atada la pastoral juvenil", dijo el Papa, y adviritió que "los modelos de vida hedonista y materialista presentados por muchos medios, la crisis de valores que invierte la familia, la ilusión de una vida fácil que excluye el sacrificio, los problemas del paro y la inseguridad del porvenir, a menudo les engendran en los jóvenes un gran despiste, haciéndolos disponibles a propuestas de vida efímera y sin valores o a preocupantes formas de evasión".

"Venerados Hermanos, se abre delante de vosotros un período importante del que dependerá la calidad de la presencia de la Iglesia en tierra Ucrania en el próximo milenio", dijo el Santo Padre, al momento de llamar a los obispos a la unidad que estimule a "ciertas formas adecuadas de fraterna colaboración con los hermanos ortodoxos, para responder juntos a la búsqueda de verdad y alegría del hombre contemporáneo, que solamente Cristo Jesús puede satisfacer plenamente".

"El Papa está con vosotros en vuestro empeño cotidiano en el servicio a los fieles y os acompaña con su oración. Con estos sentimientos en el corazón, confío vuestras personas, vuestras Iglesias, los proyectos y las esperanzas del Pueblo de Dios que está en Ucrania a la celeste Madre de Dios y os bendigo de corazón", concluyó el Pontífice.

Para leer el discurso completo del Papa haga click aquí

"El Papa puede mirar a Rusia", dice el Arzobispo de Moscú

KIEV, 24 Jun. 01 (ACI).- Al ver el arrollador éxito de la primera jornada de la visita papal a Ucrania, el Arzobispo de Moscú, Mons. Tadeusz Kondrusiewicz, señaló que ahora Juan Pablo II puede considerar más seriamente la posibilidad de viajar a Rusia, independientemente de cuál sea la actitud de la iglesia ortodoxa rusa y su Patriarca Alexis II.

En efecto, durante mucho tiempo, la Santa Sede esperó el "visto bueno" del patriarcado de Moscú -que reclama jurisdicción sobre Ucrania- para el viaje del Papa a Kiev. Sin embargo, luego de una larga y vana espera, el Pontífice decidió realizar el viaje a Kiev, escenario de la conversión del príncipe Vladimir y el bautismo del pueblo "rus" en el año 988.

Esta decisión, según los analistas locales marca "un posible cambio de actitud del Vaticano", en el sentido de ya no aceptar más vetos. Por lo menos así lo expresó Mons. Kondrusiewicz, administrador apostólico de los católicos de rito latino de la Rusia europea: "La presencia del Papa en Ucrania es la respuesta a la pregunta de si él puede venir a Rusia sin el permiso del Patriarca de Moscú".

Mons. Kondrusiewicz añadió que Alexis II ha visitado comunidades ortodoxas en países de mayoría católica como Austria, Eslovaquia o Lituania, "y, ¿alguien ha oído que haya pedido permiso al Papa para viajar a esos países?", preguntó.

 

150 mil peregrinos reciben al Papa bajo la lluvia

KIEV, 24 Jun. 01 (ACI).- En medio de una intensa lluvia, más de 150 mil peregrinos ucranianos se reunieron hoy con el Papa Juan Pablo II en la Misa celebrada en el aeropuerto de Chayka, a las afueras de Kiev, según lo informaron las autoridades ucranianas.

Las autoridades informaron que al menos un tercio de los peregrinos eran de religión ortodoxa, a pesar de las recientes indicaciones del patriarca ortodoxo de Moscú, Alexis II.

En la Eucaristía participaron también comunidades de católicos, acompañados por sus obispos, de Siberia, Lituania, Kazakistán y otros países. Se notó también la presencia simbólica de ucranianos que viven en la diáspora, en Estados Unidos, Canadá y Australia.

 

El Papa pide a María la unidad de los cristianos

KIEV, 24 Jun. 01 (ACI).- En las palabras que dirigió a los feligreses ucranianos en la oración del Angelus, el Papa Juan Pablo II afirmó que María, "Madre de la Unidad", debe ser la que "acelere los pasos de todos los cristianos hacia la plena comunión".

"Antes de concluir esta solemne celebración eucarística, dirigimos nuestra oración del Angelus a Santa María, a la que el pueblo ucraniano tiene una profunda devoción. María, primera y perfecta discípula de su Hijo, es figura y modelo de la Iglesia que acoge con fe la palabra de Dios. Su protección ha acompañado los pasos de la comunidad cristiana en Ucrania ya desde el Bautismo del pueblo 'Rus' en el año 988", afirmó el Papa.

"Inundada por el gran río de la fe, Ucrania se convierte en tierra cristiana y, al mismo tiempo, en tierra mariana. Lo certifican los numerosos Santuarios en los que se expresa todo el amor de los fieles hacia la Madre Celestial. Para los fieles de origen latino recuerdo, en particular, a los Santuarios de Berdichiv y Letichiv. Entre los fieles de rito bizantinos, gran llamada ejercen los Santuarios de Zarvanytsia y Hoshiv", agregó.

"Con la mente y con el corazón voy a tales lugares de oración y me postro devotamente a los pies de la Virgen e invoco por todos su materna protección. A la celestial intercesión de María confío mi visita pastoral y cuanto realice durante estos días. De modo especial, le pido a la Madre de la Iglesia que acelere los pasos de todos los cristianos hacia la plena comunión. ¡Que en Ucrania y en todo lugar en el mundo, los creyentes en Cristo puedan realizar cuanto antes el llamado afligida del único Señor: "Ut omnes unum sint!" (Jn. 17, 21). ¡Que eso ocurra por María, Madre de todos los creyentes, Madre de la unidad!", concluyó el Pontífice.

 

Santo Padre exhorta a la eficaz colaboración por el bien común

KIEV, 22 Jun. 01 (ACI).- En su encuentro con los representantes del Consejo Panucraino de las Iglesias y de las Organizaciones Religiosas, el Santo Padre afirmó que la auténtica unidad requiere de una "constante búsqueda de un diálogo sincero y provechoso" y de salvaguardar siempre "el clima de sincera tolerancia y eficaz colaboración por el bien común".

"Estoy calurosamente agradecido con los que han hecho posible el actual encuentro en el que me es dada la oportunidad de conocer más de cerca, en el curso de mi visita, a cada uno de vosotros, representantes de las muchas Iglesias y organizaciones religiosas presentes en Ucrania. Dirijo a todos mi cordial y deferente saludo. Os expreso de corazón mi elogio por el servicio que vuestro Consejo Panucraino presta a la salvaguarda y a la promoción de los valores espirituales y religiosos, indispensables para la edificación de una sociedad auténticamente libre y demócrata", afirmó el Papa.

"Vuestra existencia y vuestro cotidiano trabajo testimonian cuánto de manera concreta el factor religioso es parte esencial de la identidad personal de cada hombre, de cualquier raza, pueblo o cultura a la que pertenezca. La religión, cuando es practicada con corazón humilde y sincero, lleva una aportación específica e insustituible a la promoción de una sociedad justa y fraterna. ¿Cómo podría un Estado que quiere realmente ser democrático prescindir del respeto pleno de la libertad religiosa de los ciudadanos? No hay democracia verdadera donde es pisada una de las libertades fundamentales de la persona", dijo.

El Santo Padre afirmó que "también Ucrania ha experimentado, en el largo y doloroso período de las dictaduras, los desoladores efectos de la opresión atea que el hombre mortifica y lo somete a un régimen de esclavitud. Está delante de vosotros ahora el urgente desafío de la reconstrucción social y moral de la Nación. Con vuestra actividad vosotros sois llamados a una esencial contribución en esta obra de renovación social, demostrando que sólo en un clima de respeto de la libertad religiosa se puede construir una sociedad con una dimensión plenamente humana".

"¡Ucrania, Tierra bendecida por Dios, el cristianismo constituye parte imprescindible de tu identidad civil, cultural y religiosa! Tú has desarrollado y sigues desarrollando una importante misión dentro de la gran familia de los Pueblos eslavos y el oriente europeo. Sabes llevar de las comunes raíces cristianas la sangre vital, que continuos a rociar en el tercer milenio los sarmientos de tus Comunidades eclesiales", agregó el Pontífice.

El Papa recordó "la matanza de los judíos en los crímenes perpetrados por el poder político respecto a la comunidad musulmana presiente en Ucrania", y afirmó que "en particular, en los Tártaros deportados por el crimen en las Repúblicas asiáticas de la unión Soviética, que hora desean volver a su tierra de origen. Permítanme, acerca de esto, expresar el agüero que a través del diálogo abierto, paciente y leal, se podrán encontrar soluciones adecuadas, siempre salvaguardando el clima de sincera tolerancia y eficaz colaboración por el bien común".

"Permitís que os saludas así al final de este encuentro familiar. A todo vosotros, a vuestras Iglesias y a Organizaciones religiosas de Ucrania renuevo la expresión de mi consideración y mi cariño. Grande es vuestra misión en este histórico inicio de milenio. Continúen sin parar en investigar juntos la creciente división de los valores de la religiosidad en la libertad y de la tolerancia en la justicia. Es ésta la más significativa aportación que vosotros podáis ofrecer al progreso integral de la sociedad ucraniana. El Obispo de Roma, que se hace peregrino en estos días de esperanza a Kyiv y a Leopoli, abraza a los creyentes de cada ciudad y aldea de la querida tierra ucraniana. A vosotros y a todos aseguro mi oración para que el Altísimo os inunde de su gracia. Dios, Padre tierno y misericordioso, os bendiga aquí, a vuestras Iglesias y vuestras Organizaciones religiosas. Bendiga y proteja al querido Pueblo ucraniano. ¡Hoy y siempre!", concluyó el Papa.

Para leer el discurso completo del Papa haga click aquí

Comentarios