Recursos



El Viaje Día a Día / Últimas Noticias - Día 2

Día 2: 12 de septiembre



El Papa pide a los fieles vivir un cristianismo adulto, como el de la Virgen

VATICANO, 12 Set. 03 (ACI).-A pesar de la evidente fatiga, el Papa Juan Pablo II se mostró empeñado en continuar con el programa original de su viaje a Eslovaquia y se trasladó este viernes en avión desde Bratislava a Banska Bystrica.

Durante la Santa Misa celebrada en la memoria del Dulce Nombre de María, en la Plaza del Resurgimiento, donde se eleva una columna dedicada a la Virgen, el Papa señaló que “nos encontramos en un lugar particularmente significativo en la historia de vuestra ciudad: recuerda el respeto y la devoción de vuestros padres por el Señor Todopoderoso y la Virgen Santísima y, además, el intento de profanación de esta herencia preciosa, perpetrado por un régimen oscuro en años aún no lejanos. De todo ello es testigo silencioso la columna de la Virgen María”.

Después, Juan Pablo II se refirió al pasaje del Evangelio en que “María se dirige al arcángel Gabriel, que le comunica que Dios la llama a ser madre de su Hijo. La encarnación del Verbo constituye el punto decisivo del ‘proyecto’ manifestado por Dios desde el principio de la historia humana, después del primer pecado. Quiere comunicar a los seres humanos su misma vida, llamándolos a transformarse en hijos suyos”.

“Es una llamada que espera la respuesta de cada uno”, agregó el Pontífice, al recordar que “Dios no impone la salvación; la propone como una iniciativa de amor, a la que es necesario responder con una libre decisión, también motivada por el amor”.

“¿Qué lección nos da María?”, se preguntó el Papa; y contestó: “Nos enseña el camino hacia una libertad madura. En nuestra época no son pocos los cristianos bautizados que todavía no han hecho suya su fe de forma adulta y responsable. Se llaman a sí mismos cristianos, pero no responden con plena responsabilidad a la gracia recibida; todavía no saben lo que quieren ni porqué lo quieren”.

“Ésta –agregó- es la lección que tenemos que aprender hoy: es urgente educarse en la libertad. En particular, es urgente que, en las familias, los padres eduquen en la justa libertad a sus hijos, para prepararles a dar la respuesta oportuna a la llamada de Dios”.

“Las familias son el vivero en que se forman los arbustos de las generaciones futuras. En las familias se forja el futuro de la nación”, concluyó.

“Queridos hermanos y hermanas, hagamos sitio a Dios. En la variedad y riqueza de las diversas vocaciones, todos estamos llamados, siguiendo el ejemplo de María, a acoger a Dios en la propia vida y a recorrer con Él los caminos del mundo, anunciando su Evangelio y dando testimonio de su amor”.


El Papa pide a obispos eslovacos promover “apóstoles apasionados del Evangelio”

VATICANO, 12 Set. 03 (ACI).-Durante la reunión sostenida con los obispos eslovacos en el seminario de Banska Bystrica tras la Misa, el Papa Juan Pablo II pidió a los pastores promover las vocaciones sacerdotales para atender a las crecientes necesidades pastorales del país.

El Pontífice almorzó en Banska Bystrica con los obispos de la Conferencia Episcopal Eslovaca, que el 15 de septiembre conmemorará el X aniversario de su constitución; y que está integrada por 19 prelados, incluyendo dos cardenales: el Cardenal Ján Chryzostom Korec, S.I., obispo de Nitra y el Cardenal Jozef Tomko, Prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

En el mensaje entregado al final del encuentro, el Papa escribe: “La Iglesia de Dios que se encuentra en Eslovaquia, tras los tiempos oscuros de la persecución y del silencio, en los que ofreció una prueba luminosa de fidelidad al Evangelio, ha podido reanudar sus actividades en estos últimos años, dotándose de las estructuras necesarias para el libre ejercicio de su misión”.

“Os habéis comprometido –continúa la carta- en la renovación de la vida cristiana en diferentes niveles. Los resultados que se ven son alentadores. Muchas personas han vuelto a descubrir el coraje evangélico de declarar abiertamente la propia fe católica”. “La labor apostólica, llevada a cabo bajo vuestra guía por tantos sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos comprometidos, está dando sus frutos”, agrega el mensaje.

En el texto, el Papa exhorta a los obispos a “seguir con valentía por el camino que habéis iniciado: que la formación humana y espiritual, junto con una adecuada preparación cultural, sea objeto de especial preocupación en los seminarios y en las casas religiosas, para ofrecer a la Iglesia y al mundo sacerdotes y personas consagradas que sean humildes y apóstoles apasionados del Evangelio”.

“Es urgente promover un nuevo florecimiento de vocaciones sacerdotales y religiosas. De esto depende el futuro de la Iglesia en Eslovaquia”, agrega el texto.

Juan Pablo II pide también a los obispos que cuiden de la familia, “templo del amor y de la vida, proclamando y defendiendo la unidad e indisolubilidad del matrimonio. Mirad con amor a los jóvenes, que son el presente y el futuro de la Iglesia y de la sociedad. Cultivad un diálogo abierto con el mundo de la cultura”.

El mensaje del Santo Padre concluye afirmando que es consciente de que “el ministerio episcopal conlleva espinas y cruces, que con frecuencia permanecen escondidas en el corazón. Pero también sabe, como vosotros, que en el misterioso designio de la Providencia estos sufrimientos son la garantía de la fecundidad de un apostolado que con la ayuda de Dios producirá frutos abundantes. ¡No os desaniméis y no os dejéis superar por las dificultades y por el cansancio! Contáis siempre con la ayuda de la gracia de Dios”.

Después del encuentro con los obispos, el Papa saludó a un grupo de representantes de otras Iglesias y Confesiones cristianas del país y a los seminaristas.

Comentarios