5 de julio de 2022 4:40 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 8 de julio de 2022 5:11 pm

Representante del Vaticano habría advertido de más persecución contra católicos en Hong Kong

Por Walter Sánchez Silva

En el marco de la posible renovación del acuerdo del Vaticano y China para el nombramiento de obispos, cuyos términos no son de conocimiento público, un representante de la Santa Sede habría advertido de una mayor persecución contra los católicos en Hong Kong.

La agencia Reuters informó este 5 de julio que Mons. Javier Herrera Corona, exjefe de la misión de la Santa Sede de Hong Kong, advirtió que el gobierno comunista chino ha puesto punto final a las libertades de las que gozaron durante décadas en la isla.

Esto, indicó la agencia, según información proporcionada por cuatro personas familiarizadas con una serie de reuniones privadas realizadas desde octubre de 2021 por el ahora Nuncio Apostólico en el Congo y Gabón con representantes de 50 misiones católicas presentes en Hong Kong.

Estas personas dijeron también que el Arzobispo mexicano alertó en las reuniones que los misioneros en Hong Kong deben prepararse para un futuro más difícil y los exhortó a proteger sus propiedades, fondos y archivos.

“Se avecina un cambio y es mejor que estén preparados”, advirtió Mons. Herrera Corona a los misioneros, según una de las personas consultada por Reuters.

La ley de seguridad del gobierno chino

A finales de mayo de 2020, el gobierno comunista chino aprobó una ley de seguridad nacional, según la cual puede considerar como “subversiva” cualquier injerencia extranjera que considere indebida, un argumento que podría ser usado en contra de los católicos de Hong Kong.

En 2019, señala Reuters, el entonces jefe de la misión de la Santa Sede en Hong Kong, empezó a enviar discretamente cajas de archivos hacia el extranjero para custodiarlos y no permitir que sean retenidos por las autoridades chinas.

En ese sentido, tres misiones habrían comenzado ya el proceso de enviar sus archivos al exterior.

Una víctima de la ley de seguridad, instaurada por el gobierno como respuesta a las manifestaciones prodemocracia de Hong Kong realizadas en 2019, ha sido el Obispo Emérito de la isla, el Cardenal Joseph Zen, de 90 años.

La detención del Purpurado chino aumentó el sentido de urgencia para proteger a la Iglesia en Hong Kong, indicaron a Reuters seis misioneros y un diplomático en China.

El Cardenal Zen fue arrestado tras una investigación policial sobre interferencia extranjera en un fondo de apoyo legal para quienes fueron arrestados en las protestas de 2019.

En mayo de este año, el Cardenal Charles Bo, Arzobispo de Yangon (Myanmar) y presidente de la Federación Asiática de Conferencias Episcopales, denunció las graves amenazas a la libertad en Hong Kong, luego del arresto del Cardenal Zen el 11 de mayo.

El Cardenal Zen fue liberado bajo fianza, ante la presión internacional y luego que el Vaticano expresara su preocupación por el arresto.

“No se puede confiar en la ley básica de Hong Kong”

De acuerdo a las personas preguntadas por Reuters, Mons. Herrera Corona dijo a los participantes en las reuniones que no se puede confiar en los derechos que se conceden a las instituciones religiosas en la ley básica, considerada casi como una Constitución de la isla y que rige a Hong Kong desde su traspaso por parte del gobierno británico en 1997.

La ley establece que el gobierno no restringirá la libertad religiosa ni interferirá con las organizaciones religiosas. También consagra sus derechos de propiedad y de realización de obras de caridad, así como sus relaciones con otras organizaciones religiosas.

Un  vocero de la Diócesis de Hong Kong comentó que la libertad religiosa está garantizada para los ciudadanos de la isla y que, hasta ahora, la ley de seguridad de 2020 no ha afectado las misiones pastorales de las misiones extranjeras.

Hong Kong cuenta con alrededor de 600 sacerdotes, religiosas y monjas. El Obispo de la Diócesis es Mons. Stephen Chow Sau-yan, que fue consagrado en diciembre de 2021.

En esa ocasión, el Prelado jesuita dijo que “como sucesor de los apóstoles, por la gracia de Dios Todopoderoso, les pido sus constantes oraciones para que pueda ser siempre leal a la voluntad del Señor como pastor del Pueblo de Dios en Hong Kong y cumplir fielmente con mis deberes”.

Etiquetas: China, Iglesia en China, católicos de China, Obispso de China