4 de diciembre de 2021 - 8:17 PM

Consagran al nuevo Obispo de Hong Kong en Catedral de la Inmaculada Concepción

Por: Courtney Mares
Redacción ACI Prensa

El nuevo Obispo de Hong Kong (China), Mons. Stephen Chow Sau-yan, recibió la consagración episcopal este sábado 4 de diciembre en la Catedral de la Inmaculada Concepción de la isla, y pidió a los fieles orar por él, para que sea siempre leal a la voluntad de Dios.

El nuevo Obispo resaltó que “como sucesor de los apóstoles, por la gracia de Dios Todopoderoso, les pido sus constantes oraciones para que pueda ser siempre leal a la voluntad del Señor como pastor del Pueblo de Dios en Hong Kong y cumplir fielmente con mis deberes”.

El administrador apostólico de Hong Kong, Cardenal John Tong Hon, presidió la Misa, junto al Cardenal Joseph Zen y el Obispo Auxiliar, Mons. Joseph Ha.

El Cardenal Tong indicó en su homilía que “a través de la sabiduría y prudencia del obispo, es el mismo Cristo quien los conduce en su peregrinaje terrenal hacia la felicidad eterna”.

“Se le ha confiado la tarea de dar testimonio de la verdad del Evangelio, y del ministerio del Espíritu y de la justicia”, agregó.

Durante la Misa, Mons. Chow dio un breve discurso en el que alentó a “fomentar la sanación y las conexiones” en la comunidad católica en su “amada ciudad natal”.

“Como obispo, es mi deseo ser un puente entre el gobierno y la iglesia en Hong Kong y entre la Iglesia Católica, otras denominaciones cristianas y otras religiones”, añadió.

Además, resaltó que con una conexión sincera “se puede establecer un entendimiento enfático, se puede fomentar el aprecio, se puede profundizar el respeto y la confianza y, con suerte, la colaboración puede convertirse en una cultura viva en nuestra comunidad”.

Mons. Chow también leyó en voz alta un extracto de una carta que recibió recientemente del Arzobispo Emérito de Ottawa-Cornwall (Canadá), Mons. Terrence Prendergast, donde indicó que “dada la historia de la iglesia en China y Hong Kong, el catolicismo ya no puede ser visto como extranjero, sino como parte integral de la sociedad de Hong Kong”.

El Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras (PIME) lanzó una campaña de oración por el obispo recién consagrado. El P. Gianni Criveller, quien está ayudando a organizar la campaña señaló a UCA News que Mons. Chow enfrentará “grandes dificultades y desafíos”.

“La tan esperada consagración del obispo llama a la oración y la solidaridad. El obispo Stephen tiene una tarea por delante humanamente muy difícil. De hecho, parece casi imposible. Sin embargo, creemos en el poder de la oración y en la comunión de quienes confían su vida al Señor Jesús”, explicó.

El Papa Francisco nombró a Mons. Chow como Obispo de Hong Kong en mayo de 2021. Antes de su nombramiento, Hong Kong no contaba con un obispo permanente desde enero de 2019.

Stephen Chow Sau-yan nació en Hong Kong el 7 de agosto de 1959. Estudió en Estados Unidos donde obtuvo el máster de Psicología de la Universidad de Minnesota, antes de ingresar a la Compañía de Jesús (jesuitas) en Dublín (Irlanda), a los 25 años.

Durante su noviciado obtuvo la licenciatura en Filosofía en Irlanda y volvió en 1988 a Hong Kong, donde fue ordenado sacerdote el 16 de julio de 1994.

Stephen Chow continuó sus estudios en la Loyola University en Chicago, donde obtuvo un máster en Desarrollo Organizativo en 1995. Luego sirvió durante 5 años como capellán, director vocacional y profesor de ética en el Wah Yan College en Kowloon y Hong Kong.

En el año 2000, Mons. Chow comenzó un programa de doctorado en la Escuela de Educación de la Universidad de Harvard, donde estudió desarrollo y psicología. Obtuvo el doctorado en Educación en 2006.

En 2017 hizo sus votos finales en la Compañía de Jesús y trabajó como profesor asistente en la Universidad de Hong Kong entre 2008 y 2015, y como formador jesuita entre 2009 y 2017.

También sirvió como presidente de la comisión de educación de la Provincia Jesuita China desde 2009 y en el Consejo Diocesano de Educación de Hong Kong desde 2017.

Comenzó su servicio como provincial de la Provincia Jesuita China el 1 de enero de 2018.

Hong Kong es una región administrativa especial de China. Sus ciudadanos han gozado históricamente de libertad de culto y la posibilidad de evangelización, mientras que en China continental, en contraste, hay una larga historia de persecución contra los cristianos que desafían al gobierno comunista.

Con la aprobación de la nueva ley de seguridad en 2020, el gobierno chino adquirió más poder para reprimir las protestas pro democracia en Hong Kong, que el régimen consideró como una amenaza directa a su poder.

La ley nacional de seguridad de Hong Kong es muy amplia en sus definiciones de terrorismo, sedición y colusión internacional. Bajo la norma, una persona que es acusada de alguno de estos crímenes puede recibir un mínimo de 10 años de cárcel con la posibilidad incluso de cadena perpetua.

Con esta nueva ley, el 16 de abril las autoridades de Hong Kong sentenciaron a varios líderes pro democracia, incluyendo al abogado Martin Lee y al multimillonario Jimmy Lai, a varios años de prisión.

“Hong Kong está atravesando quizás la fase más dramática de su historia y casi ha desaparecido del radar de la atención internacional. Sin embargo, aquellos que aman Hong Kong no lo han olvidado”, dijo Criveller.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: China, Iglesia en China, Inmaculada Concepción, Consagración, obispos de China, Hong Kong

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios