13 de junio de 2022 6:24 pm

¿El Arzobispo de San Juan está detrás de la destitución de un obispo en Puerto Rico?

Por David Ramos

Mons. Roberto Octavio González Nieves. Crédito: Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico.

Un nuevo documento que desde hace semanas se encuentra en el Vaticano, aún sin respuesta oficial, apuntaría a un papel protagónico del Arzobispo de San Juan (Puerto Rico), Mons. Roberto González Nieves, en la destitución del Obispo Emérito de Arecibo, Mons. Daniel Fernández Torres.

El documento, titulado “Dios Siempre es Mayor”, y elaborado por asesores jurídicos del Obispo Emérito, presenta una detallada exposición del caso de Mons. Fernández Torres, destituido por el Papa Francisco el 9 de marzo de 2022.

En las primeras líneas se señala que Mons. Fernández Torres “nunca” ha recibido un “decreto de remoción”, ni se le dio “ninguna razón para esta acción oficialmente o por escrito”.

El documento señala que el 1 de octubre de 2021, el Nuncio Apostólico para República Dominicana y Delegado Apostólico para Puerto Rico, Mons. Ghaleb Moussa Abdalla Bader le dijo a Mons. Fernández Torres “que debería renunciar porque ‘no había sido obediente al Papa’ ni ‘había tenido suficiente comunión con sus hermanos obispos de Puerto Rico’”.

“Al día de hoy, al Obispo Fernández no se le ha dicho exactamente cómo fue desobediente al Papa o cómo sus desacuerdos con algunas de las acciones de sus compañeros obispos rompieron la comunión”.

Al Prelado puertorriqueño tampoco “se le ha acusado, verbalmente o por escrito, con un crimen o delito por parte de ninguna autoridad superior competente”.

“No se le ha dicho ni instruido sobre cómo su ministerio se había vuelto dañino o ineficaz por cualquier razón. No hubo investigación antes del decreto de nombramiento para reemplazar al Obispo Fernández con un Administrador Apostólico”.

El 9 de marzo, la Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció, sin dar alguna explicación o causa, que el Papa Francisco destituía a Mons. Fernández Torres del cargo de Obispo de Arecibo a sus 57 años, 18 años antes de la edad a la que los obispos deben presentar obligatoriamente su renuncia.

ACI Prensa pudo conocer que al menos dos razones llevaron a que el Vaticano tomara esa decisión.

La primera fue la inicial negativa del Obispo de Arecibo a trasladar a los seminaristas de su Diócesis, que hasta fines de 2021 se formaban en la Universidad de Navarra (España), al nuevo Seminario Interdiocesano de Puerto Rico, aprobado por el Vaticano a inicios de marzo de 2020.

El otro factor fue la defensa del Obispo de Arecibo del derecho a la objeción de conciencia de los fieles católicos ante la vacunación obligatoria en un comunicado publicado el 17 de agosto de 2021, siguiendo las orientaciones difundidas más de medio año antes por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede.

Mons. Fernández Torres se negó días después a firmar un comunicado conjunto de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña que aseguraba que “hay un deber de vacunarse y que no vemos cómo pueda invocarse una objeción de conciencia desde la moral católica”.

Dos días después de la destitución del Obispo de Arecibo, a través de Twitter el Arzobispo de San Juan respondía a las “especulaciones” sobre la salida de Mons. Fernández Torres, y aseguró que su destitución se debió a una “insubordinación al Papa”.

Las quejas del Arzobispo de San Juan contra el Obispo de Arecibo

Uno de los anexos al informe que se encuentra en manos del Vaticano es una carta enviada en septiembre de 2009 por el Arzobispo de San Juan al entonces Delegado Apostólico para Puerto Rico, el fallecido Mons. Józef Wesołowski, sobre Mons. Fernández Torres.

En la carta, Mons. González Nieves se opone abiertamente a que Mons. Daniel Fernández Torres sea nombrado como Obispo de Arecibo, y recuerda que no estuvo de acuerdo con que fuera elegido, dos años antes, como Obispo Auxiliar de San Juan.

“Casi nunca he sentido su apoyo”, dijo en su carta el Arzobispo de San Juan, asegurando que el hoy Obispo Emérito de Arecibo tenía “un pobre espíritu colegial”.

Aunque reconoció que Mons. Fernández Torres “es una persona muy inteligente, ortodoxo y capaz en la gestión administrativa”, el Arzobispo de San Juan dijo que “carece de calidad humana para desempeñarse como obispo diocesano” y “carece del afecto colegial tan necesario para la unidad entre los obispos”.

Al finalizar su misiva, el Arzobispo de San Juan pidió que Mons. Daniel Fernández Torres sea enviado fuera de Puerto Rico, a “una diócesis de los Estados Unidos con una fuerte concentración de hispanos para que pueda madurar en su proceso de formación episcopal”.

A pesar de los deseos de Mons. González Nieves, Mons. Fernández Torres fue nombrado en 2010 Obispo de Arecibo por el hoy Papa Emérito Benedicto XVI.

El problema de las vacunas obligatorias

Las tensiones sobre la falta de “comunión” del Obispo de Arecibo resurgirían durante la Asamblea Plenaria Extraordinaria de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña del 27 de agosto de 2021, en la que los obispos debatieron “el tema de la vacunación con un frente común en espíritu sinodal”.

La Asamblea Plenaria se realizó diez días después de que el Obispo de Arecibo, siguiendo las indicaciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, indicara que “es posible para un fiel católico tener objeción de conciencia ante la pretendida obligatoriedad de la vacuna contra el Covid-19”.

Ante la obligatoriedad de vacunación impuesta por las autoridades civiles de la isla, el Prelado hoy destituido dio permiso a los sacerdotes de su diócesis para firmar exenciones para quienes las solicitaran.

Tres días antes de la asamblea, la Conferencia Episcopal Puertorriqueña, sin la firma de Mons. Fernández Torres, señalaba en un comunicado que era un deber vacunarse y no había lugar para la objeción de conciencia.

De acuerdo al acta de la Asamblea Plenaria, contrario a lo sostenido por el Obispo de Arecibo y la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, “Mons. Roberto (González Nieves) recuerda que la única alternativa actual es la vacunación”.

“Lamentablemente estamos en una situación dura de división causada por la comunicación publicada por el Obispo de Arecibo”, añade el acta de la asamblea episcopal.

El Arzobispo de San Juan, respaldado por la mayoría de obispos puertorriqueños y el propio Delegado Apostólico, aseguró que “el gobierno tiene autoridad para obligar en algunas cosas, como ha hecho en el pasado con otras vacunas”.

Hacia el final de la asamblea, según recoge el acta, “Mons. Roberto le sugiere a Mons. Daniel que se tome un tiempo de reflexión y luego decida firmar el documento para que pueda salir como de toda la Conferencia”.

¿Intento de silenciar a una senadora católica?

En diciembre de 2021, dos meses después de que el Delegado Apostólico para Puerto Rico le pidiera verbalmente la renuncia al Obispo de Arecibo, una senadora católica buscó una reunión con el representante del Papa para expresarle su preocupación sobre el caso.

Tras negársele el encuentro, según el informe que se encuentra en manos del Vaticano, la senadora recibió dos correos electrónicos sin relación aparente del Arzobispo de San Juan “enviados después de las 9:00 p.m., cuestionando sus puntos de vista públicos conservadores sobre asuntos de la familia”.

Días después, en enero de 2022, “el Arzobispo González envió un correo electrónico a todos los obispos de Puerto Rico” con contenido crítico contra la senadora.

Los abogados de la senadora remitieron entonces una carta al Arzobispo de San Juan advirtiéndole sobre una posible “acción judicial contra usted” por sus “acciones represivas” que habrían buscado silenciar a la legisladora católica.

Los abogados destacaron que “resulta curioso y preocupante” la coincidencia de los mensajes del Arzobispo de San Juan con el intento de la senadora por tener una reunión con el Delegado Apostólico para Puerto Rico “para hablar de otras confidencias que recibió relacionadas a unas supuestas irregularidades que están ocurriendo en la Iglesia Católica en Puerto Rico y que, entre otras cosas, buscan provocar la salida de Mons. Daniel Fernández Torres como Obispo de la Diócesis de Arecibo”.

El 10 de junio, ACI Prensa remitió una serie de consultas a la Arquidiócesis de San Juan sobre la posible participación de Mons. Roberto González Nieves en el proceso que llevó a la destitución del hoy Obispo Emérito de Arecibo. 

Hasta el cierre de esta edición, Mons. Roberto González Nieves ni su equipo de prensa han respondido.

Etiquetas: Puerto Rico, Mons. Roberto González Nieves, Iglesia en Puerto Rico, Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico