28 de abril de 2022 5:04 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 29 de abril de 2022 11:35 am

¿Envió el Vaticano un “investigador secreto” antes de destituir a obispo en Puerto Rico?

Por David Ramos

Imagen referencial. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa.

¿El Vaticano envió en secreto a la diócesis de Arecibo en Puerto Rico a un cardenal como visitador apostólico antes de destituir a su Obispo, Mons. Daniel Fernández Torres?

Cuatro sacerdotes entrevistados por ACI Prensa bajo condición de anonimato, por temor a represalias, indicaron que el Administrador Apostólico de Arecibo, Mons. Álvaro Corrada del Río, jesuita y Obispo Emérito de Mayagüez, aseguró al presbiterio y a los diáconos de la diócesis que el Vaticano envió al menos un cardenal como visitador apostólico (investigador) “secreto”.

Según recuerdan los sacerdotes, días después de que se hiciera oficial la destitución de Mons. Fernández Torres, el Administrador Apostólico convocó al clero de Arecibo a una reunión.

En ese encuentro, varios sacerdotes cuestionaron a Mons. Corrada del Río sobre lo que consideraron una injusta destitución.

Uno de los sacerdotes criticó que mientras a Mons. Daniel Fernández Torres lo habían destituido sin proceso alguno, ningún obispo en Alemania ha corrido suerte similar, a pesar de diversas declaraciones en contra de la doctrina de la Iglesia Católica y del polémico Camino Sinodal, que debate la forma en la que el poder se ejerce en la Iglesia, la moral sexual, el sacerdocio y el papel de las mujeres.

Ante las crecientes inquietudes del clero de Arecibo, según recuerdan los sacerdotes, el Administrador Apostólico “mencionó que el Cardenal (Blase) Cupich de Chicago hizo una visita apostólica” a fines de octubre del año pasado.

El Cardenal Cupich, Arzobispo de Chicago en Estados Unidos, visitó Puerto Rico entre el 25 y 28 de octubre de 2021, en su calidad de Canciller de la Catholic Extension, una organización estadounidense que recauda fondos para proyectos de ayuda a distintas diócesis católicas en dificultades.

En un comunicado difundido el 28 de octubre de 2021, Catholic Extension señaló que la visita se enmarcaba en el trabajo de ayuda a las seis diócesis que existen en Puerto Rico tras el paso de los huracanes María e Irma en 2017, así como de diversos sismos que remecieron la isla.

Uno de los sacerdotes entrevistados por ACI Prensa recordó que el actual Administrador Apostólico de Arecibo dijo que “vino el Cardenal Cupich, y vino como una persona que iba a hacer su informe, hizo su informe y estuvo aquí unos días”.

Otro sacerdote indicó que durante la reunión con el clero de Arecibo, Mons. Corrada del Río dijo que el Obispo destituido no había dicho “todo lo que sabía, porque él estaba consciente de que había habido una visita apostólica, y en esa ocasión mencionó que el Cardenal Cupich de Chicago hizo esa visita apostólica”.

Mons. Daniel Fernández Torres fue destituido por el Papa Francisco el 9 de marzo de este año. En el comunicado de la Oficina de Prensa del Vaticano no se indicó razón alguna para la decisión.

Dos días después, el Arzobispo de San Juan de Puerto Rico, Mons. Roberto Octavio González Nieves, aseguró que la destitución se debió únicamente a una “insubordinación al Papa”.

Según pudo conocer ACI Prensa antes de la destitución del Obispo de Arecibo, al menos dos factores habrían influido en la decisión de la Santa Sede.

El primero, la inicial negativa del hoy Obispo Emérito de Arecibo a trasladar a los seminaristas de su Diócesis al nuevo Seminario Interdiocesano de Puerto Rico, aprobado por el Vaticano a inicios de marzo de 2020.

El otro factor fue la defensa del entonces Obispo de Arecibo del derecho a la objeción de conciencia de los fieles católicos ante la vacunación obligatoria en un comunicado publicado el 17 de agosto de 2021, siguiendo las orientaciones difundidas más de medio año antes por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede.

Mons. Fernández Torres se negó días después a firmar un comunicado conjunto de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña que aseguraba que “hay un deber de vacunarse y que no vemos cómo pueda invocarse una objeción de conciencia desde la moral católica”.

Estas posiciones habrían llevado a que otros obispos puertorriqueños lo acusen ante la Santa Sede por una supuesta falta de colegialidad.

Otro de los sacerdotes entrevistados por ACI Prensa expresó su frustración contra lo que calificó de “el envío de un espía, no de una visita apostólica”. “Porque yo entiendo que la visita apostólica es anunciada. No es anunciada a los cuatro vientos, pero se llega con una agenda”, dijo.

“Se tendría que habernos preguntado a nosotros (el clero de Arecibo), no solamente a la Conferencia Episcopal”, expresó.

Consultas enviadas por ACI Prensa a la Arquidiócesis de Chicago el 20 y el 22 de abril sobre la supuesta visita apostólica del Cardenal Cupich a la Diócesis de Arecibo no han tenido respuesta.

Catholic Extension dijo a ACI Prensa que “la visita del Cardenal Cupich a varios sitios del ministerio de Catholic Extension en Puerto Rico fue bien publicitada y ni su propósito ni el contenido de sus reuniones fue secreto. Presentarlos como tales es falso”.

Consultado sobre si alguna vez fue informado sobre alguna visita apostólica a su diócesis antes de su destitución, Mons. Daniel Fernández Torres dijo a ACI Prensa que “nunca se me informó ni tuve conocimiento de ninguna visita apostólica a la diócesis de Arecibo o relacionada con este servidor, ni el Cardenal Cupich me indicó nada al respecto”.

“Esta afirmación cubre no solo el periodo reciente sino todo el tiempo de mi servicio a la diócesis de Arecibo como obispo”, expresó.

ACI Prensa remitió además una consulta al Administrador Apostólico de Arecibo sobre su afirmación de la visita apostólica en secreto. Mons. Álvaro Corrada del Río dijo respondió que “solo sé que el Cardenal Blase Cupich, Arzobispo de Chicago, visitó la Diócesis de Arecibo. Mi conjetura es un error”.

Un sacerdote lamentó la situación por la que pasa la Diócesis de Arecibo con la destitución de Mons. Fernández Torres. “Si al obispo le hicieron eso imagínate a nosotros”, expresó.

Otro aseguró sentirse “triste”, pues “creo que la Iglesia no debe de actuar de una manera arbitraria, creo que todos merecemos un juicio”.

“Así sea a mí mañana, Dios me libre, se me acusa de algo como sacerdote. A mí me gustaría un juicio claro y justo”, dijo.

“Nunca he visto una falta de obediencia al Papa (en Arecibo). Siempre lo hemos tomado, lo hemos leído con amor filial, hemos seguido las indicaciones de Su Santidad”, aseguró otro sacerdote.

Uno de los sacerdotes lamentó que tras la destitución del Obispo de Arecibo “estamos presos de cualquier arbitrariedad” y “no hay derecho que valga, el derecho se acabó”.

Etiquetas: Vaticano, Puerto Rico, Cardenal Cupich, Iglesia en Puerto Rico, Obispos de Puerto Rico