10 de mayo de 2015 9:28 am

Visita a Estados Unidos y Cuba en el centro de reunión del Papa con Raúl Castro

POR ÁLVARO DE JUANA | ACI Prensa/EWTN Noticias

Papa Francisco y Raúl Castro en el Vaticano. Foto: L'Osservatore Romano
Papa Francisco y Raúl Castro en el Vaticano. Foto: L'Osservatore Romano

El Vaticano vivió una nueva jornada histórica en la mañana de este domingo. El Papa Francisco recibió por primera vez al presidente de la República de Cuba, Raúl Castro.

Castro llegó a las 09.30 a.m. (hora local). La reunión duró 50 minutos y tuvo lugar en el estudio y en los salones contiguos al Aula Pablo VI.

Ambos conversaron de la labor del Papa en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos así como del próximo viaje del Santo Padre a Cuba en septiembre, antes de participar en el Encuentro Mundial de las Familias, que se celebrará en Filadelfia del 22 al 25 del mismo mes.

La Santa Sede, en un comunicado enviado a los medios una vez culminada la reunión, explicó que Raúl Castro “ha querido dar las gracias al Santo Padre por el rol activo que tuvo en el desarrollo de la mejora de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América” además de que “ha presentado al Papa los sentimientos del pueblo cubano en espera de la preparación de su próxima visita a la isla en el mes de septiembre”.

Como es habitual, el Papa y el presidente de Cuba intercambiaron presentes. Raúl Castro le entregó una medalla de plata conmemorativa de los 200 años de la fundación de la Catedral de la Habana, de las cuales sólo hay 25 ejemplares. También le regaló un cuadro de arte contemporáneo en el que viene representada una gran cruz compuesta de restos de naufragios de barcazas apiladas, delante de la cual hay un inmigrante en actitud de oración. Es una obra del artista cubano Kcho que se encontraba presente y explicó al Santo Padre que la obra “fue inspirada por su compromiso en llamar la atención mundial a los problemas de los migrantes y de aquellos que se ven en la obligación de huir, a partir de su famoso viaje a Lampedusa” en julio de 2013.

Por su parte, el Papa regaló a Castro su exhortación apostólica Evangelii Gaudium y un gran medallón que representa a San Martín de Tours cubriendo a un pobre con su capa. El Papa explicó que este regalo “es una intuición de que aquello que debemos hacer: cubrir la miseria de nuestra gente y después promover a la gente. Me gusta regalarle esto porque es un signo de buena voluntad”.

Después de la audiencia con el Papa, el Presidente cubano mantuvo también una reunión con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en la sede de Gobierno.

En una conferencia de prensa posterior a su reunión con el Papa, Castro elogió a Francisco por su sabiduría y su modestia, aseguró que lee todos sus discursos y dijo que de seguir así “yo volveré a rezar y regreso a la Iglesia, y no lo digo en broma".

Castro prometió también asistir “a todas las Misas” que el Papa oficie durante su viaje a Cuba, y recordó que él estudió en instituciones religiosas de jesuitas, la orden a la que pertenece Francisco.

El pasado diciembre, tanto Castro como el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciaron al mundo el deshielo en sus relaciones diplomáticas y sorprendieron al agradecer y elogiar la labor de mediación del Papa Francisco.

La Santa Sede confirmó entonces que en los meses previos al anuncio, el Santo Padre escribió varias misivas a ambos gobernantes para invitarles a “resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos”.

El Papa Francisco, el 18 de diciembre pasado, manifestó a los embajadores acreditados ante la Santa Sede que “hoy todos estamos contentos, porque hemos visto como dos pueblos que se habían alejado hace tantos años, ayer han dado una paso para acercarse. Y esto ha sido realizado por embajadores de la diplomacia”.

El 10 de abril de 2015 los presidentes de Cuba y Estados Unidos se saludaron en la VII Cumbre de las Américas en Panamá, lo que constituyó un hecho sin precedentes.

Entre el 22 y el 28 de abril, el Cardenal Beniamino Stella, Prefecto de la Congregación para el Clero y ex Nuncio en Cuba entre 1993 y 1999, visitó la isla. Allí mantuvo una serie de reuniones con autoridades religiosas y políticas. Visitó al clero y a los obispos cubanos, y se reunió con Raúl Castro.

Este domingo Castro llegó al Vaticano procedente de Rusia, donde participó en los actos de la celebración del 70 aniversario del final de la II Guerra Mundial.

Raúl Castro también se reunió el 27 de marzo de 2012 con Benedicto XVI durante el viaje que el hoy Papa Emérito realizó a Cuba.

Fue San Juan Pablo II en 1996 el primer Papa en recibir en audiencia a un mandatario cubano desde el inicio de la dictadura comunista, cuando se reunió en el Vaticano con Fidel Castro, a quien volvió a ver dos años después en su visita a la isla.

Etiquetas: Cuba, Papa Francisco, Viaje del Papa Francisco a Cuba, Raúl Castro

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios