18 de febrero de 2011 3:56 pm

Vaticano: P. Karadima es culpable de abusos sexuales

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Mons. Ricardi Ezzati en la conferencia de prensa de hoy (foto iglesia.cl)
Mons. Ricardi Ezzati en la conferencia de prensa de hoy (foto iglesia.cl)

El Arzobispo de Santiago de Chile, Mons. Ricardo Ezzati, dio a conocer hoy los resultados de la investigación realizada por la Congregación vaticana de la Doctrina de la Fe al sacerdote Fernando Karadima Fariña, quien ha sido encontrado culpable de abusos sexuales a menores.

El sacerdote había sido acusado por el gastroenterólogo James Hamilton, el periodista Juan Carlos Cruz, el filósofo José Andrés Murillo y el abogado Fernando Batlle, por abusos cometidos por el sacerdote en la década de los 90s’, en un caso que fue cerrado por la justicia civil en 2010 pero que en estos días evalúan reabrirlo.

En la declaración dada a conocer hoy en conferencia de prensa, el Arzobispo de Santiago explica que la investigación eclesiástica se inició en julio de 2010 y concluyó con un decreto que le fue dado a conocer el pasado 16 de enero de 2011.

El decreto señala que "sobre la base de las pruebas adquiridas, el Rvdo. Fernando Karadima Fariña es declarado culpable de los delitos mencionados" y "en modo particular, del delito de abuso de menor en contra de más víctimas".

Considerando la edad y la salud del sacerdote que tiene 80 años, el decreto señala que se impone al "inculpado retirarse a una vida de oración y de penitencia, también en reparación de las víctimas de sus abusos".

"Será preocupación del Arzobispo de Santiago, de acuerdo con la Congregación para la Doctrina de la Fe, evaluar el lugar de residencia, dentro o fuera de la diócesis, de tal modo de evitar absolutamente el contacto con sus ex parroquianos o con miembros de la Unión Sacerdotal o con personas que se hayan dirigido espiritualmente con él", agrega.

El decreto indica además que se prohíbe a perpetuidad al P. Karadima "el ejercicio público de cualquier acto de ministerio, en particular de la confesión y de la dirección espiritual de toda categoría de personas".

"Además, se impone la prohibición de asumir cualquier encargo en la Unión Sacerdotal del Sagrado Corazón", a la que perteneció durante muchos años y en la que fue una de las figuras más destacadas llegando a liderarla durante varias décadas.

De no obedecerse las sanciones, el sacerdote podrá "recibir penas más graves, no excluida la dimisión del estado clerical".

El decreto le da al sacerdote la potestad de interponer un recurso de apelación y sugiere al Arzobispo de Santiago realice una visita canónica (investigación) a la Unión Sacerdotal del Sagrado Corazón, "con la finalidad de verificar la eclesialidad de los procesos formativos y la transparencia de la administración económica", medida que se iniciará prontamente en coordinación con la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El Decreto indica luego que "el Arzobispo de Santiago ha cumplido con el protocolo que corresponde a este Decreto. Personalmente lo ha notificado al padre Fernando Karadima el pasado 17 de enero, y de inmediato le ha fijado un lugar de residencia, conforme a las características definidas".

El abogado del sacerdote del P. Karadima, Juan Pablo Bulnes ha dicho que apelarán el decreto pero que su defendido "respeta íntegramente la decisión de este alto tribunal de la Santa Sede e incluso el padre ha acatado las disposiciones que el Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, dispuso para dar ya inicio de cumplimiento".

Dolor y pesar del Arzobispo

Sobre el decreto el Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile manifiesta su "profunda pena y dolor por las personas dañadas, a quienes una vez más quiero manifestar mi cercanía de padre y pastor".

"Hoy personalmente quise ponerme en contacto con las víctimas para darles a conocer la resolución de la Santa Sede, mientras a pocos días de iniciado el Ministerio en la Arquidiócesis tuve la oportunidad de reunirme con uno de ellos".

Seguidamente expresa su gran tristeza por "el daño que se ha causado al ministerio y a la misión propia del sacerdote en la Iglesia. Sin embargo, también me asiste una serena esperanza porque, como dice Jesús, ‘la verdad los hará libres’. Creo que nunca debemos renunciar a la búsqueda de esa verdad".

Tras agradecer la labor del Arzobispo Emérito de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz, Mons. Ezzati señala que "la resolución de la Santa Sede es una palabra autorizada. Los Dicasterios de la Curia Romana actúan en nombre del Santo Padre, buscando la salvación de las almas, que es la ley suprema de la Iglesia".

Finalmente hace "un llamado a la comunidad eclesial a asumir la decisión de la Santa Sede con espíritu de fe y esperanza, ayudándonos mutuamente para que estos hechos nunca más vuelvan a producirse y animo a todos mis hermanos sacerdotes a caminar en santidad de vida, tras el Señor Jesús".

Para leer la declaración completa del Arzobispo de Santiago, ingrese a: http://documentos.iglesia.cl/conf/doc_pdf.php?mod=documentos_sini&id=4058 

(Actualizado a las 5:03 p.m. GMT-5)

Etiquetas: Sacerdote sancionado

Comentarios