El Vaticano comenzó con los preparativos de las importantes celebraciones del quinto Centenario de las apariciones de la Virgen de Guadalupe.

En entrevista a ACI Prensa, el secretario de la Pontificia Comisión para América Latina (CAL), el Dr. Rodrigo Guerra López, expresó la alegría de este Dicasterio Vaticano por “la invitación del Papa para sumarnos todos a la Misa en la fiesta de la Virgen de Guadalupe el próximo 12 de diciembre a las 5:30 de la tarde (hora local) con el Rosario y a las 6 con la Eucaristía”.

“Estamos contentos porque faltan nueve años para festejar el quinto Centenario del acontecimiento guadalupano" afirmó el Dr. Rodrigo Guerra

Los 500 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe están vinculados "seguramente por la Providencia, -más que por nuestros planes, por la Providencia- como el segundo Milenio de la Redención que celebraremos todos en 2033”, agregó Guerra.

En esta línea, la autoridad vaticana indicó que “el Papa Francisco en cuatro ocasiones ha mencionado ‘Jubileo Guadalupano, Jubileo de la Redención’”.

Por ello, el secretario de la CAL subrayó que estos años "serán un camino para reaprender qué es lo que realmente quiere Dios de América Latina a través de María”.

Más en Vaticano

Relevancia del acontecimiento guadalupano

Al reflexionar en la relevancia de las apariciones de la Virgen de Guadalupe a San Juan Diego en el cerro de Tepeyac, Rodrigo Guerra sintetizó en cinco enseñanzas clave del acontecimiento guadalupano.

1.    El encuentro con Jesucristo es un encuentro que nos llama a la conversión

2.    María de Guadalupe es una fuerte invitación a descubrir el papel protagónico de la mujer en el papel de la salvación.

3.    Muestra la opción preferencial por los pobres, por los excluidos, por los indígenas.

4.    Es una gran lección de Evangelización inculturada.

(El artículo continúa después)

5.    Es un extraordinario caso de sinodalidad y comunión.

“La comunión sin sinodalidad puede derivar en una fea rigidez eclesial, pero la sinodalidad sin comunión con los legítimos pastores, es un populismo eclesiástico”, advirtió Guerra.

Finalmente, el académico de origen mexicano respondió a ACI Prensa qué significa a nivel personal y familiar celebrar por segundo año la Fiesta de la Virgen de Guadalupe en el Vaticano.

En este sentido, Guerra López dijo que el trabajo en la CAL llegó como una “llamada inesperada que la asumimos principalmente en espíritu de fe” junto a su esposa y su familia.

Además, añadió que “había que dejar carrera profesional, trabajo, ciertas seguridades, e ingresar a un escenario ciertamente muy novedoso como es el trabajo en la Curia”.

De este modo, la autoridad vaticana explicó que “si venimos a estas tierras que sea para que nuestra presencia ayude a que el quinto Centenario del acontecimiento guadalupano pueda ser vivido a plenitud en todo el Continente”.

Por ello, Rodrigo Guerra destacó que desde la CAL trabajarán “para que la reforma sinodal a la que hoy el Papa nos está convocando sea recibida de una manera amable por todos".

"Aun cuando esto implique que todos tengamos, muy posiblemente, purificar nuestra conciencia y nuestro corazón”, afirmó.

Por último, Guerra concluyó que "muchos de nosotros tenemos apegos a formas, a estilos, a actitudes que no son conforme al estilo de Jesucristo y necesitan ser corregidos justamente con la buena noticia del Concilio Vaticano II y de la sinodalidad que hoy el Papa promueve”.