El Vaticano anunció que investigará al Cardenal Jean-Pierre Ricard (78), Arzobispo Emérito de Burdeos (Francia), luego que este reconociera hace unos días haber abusado sexualmente de una adolescente de 14 años.

Según informa Vatican News, el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, dijo el viernes 11 de noviembre que “ante los elementos surgidos en los últimos días y tras la declaración del Cardenal Ricard, se ha establecido dar inicio a una investigación previa para completar el análisis de lo ocurrido”.

“Ahora se está valorando a la persona más indicada para que la conduzca con la necesaria autonomía, imparcialidad y experiencia”, agregó.

Bruni explicó que la investigación previa se realizará considerando que “las autoridades francesas ya han abierto un expediente sobre el caso” del Cardenal Ricard.

El 7 de noviembre y en el marco de la asamblea plenaria de los obispos de Francia, el Cardenal Ricard emitió una declaración en la que admitió haber abusado, cuando era párroco, de una adolescente de 14 años.

Ese día dijo también que se sometería a la justicia civil y canónica.

Más en Vaticano

En 1987, cuando ocurrió el abuso, el Cardenal Ricard aún no era obispo, sino sacerdote de Marsella. Fue designado Obispo Auxiliar de Grenoble en abril de 1993 y recibió la consagración episcopal en junio.

“Mi comportamiento necesariamente causó en esta persona consecuencias graves y duraderas”, continuó el Purpurado, que lideró la Arquidiócesis de Burdeos entre 2001 y 2019; y que fue presidente de la Conferencia Episcopal Francesa entre 2001 y 2007.

En 2019, el Papa aceptó su renuncia por haber llegado a los 75 años, edad de jubilación de los obispos.

Jean-Pierre Ricard, que fue creado Cardenal en 2006, dijo asimismo que ha perdido perdón a la mujer, a la familia y a quienes “haya herido”. Precisó además que ha decidido “tomar un tiempo de retiro y oración”.

Sobre el caso, los obispos de Francia publicaron un comunicado en el que manifestaron su pesar por las víctimas y su compromiso en la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia.