4 de mayo de 2015 6:36 am

Uruguay: Denuncian persecución contra médicos para que practiquen abortos

POR EDUARDO BERDEJO | ACI Prensa

Médico (imagen referencial) / Foto: Pixabay / Dominio Público
Médico (imagen referencial) / Foto: Pixabay / Dominio Público

La ONG “Movidos por la Vida” denunció que los médicos uruguayos están siendo presionados por las organizaciones abortistas e instituciones gubernamentales para que realicen abortos y no ejerzan su derecho a la objeción de conciencia.

En un comunicado enviado a ACI Prensa, “Movidos por la Vida” se refirió a la información difundida por el colectivo abortista Mujer y Salud (MYSU), que señala que 14 de los 16 ginecólogos de Paysandú y seis de los diez profesionales de Río Negro han presentado la objeción de conciencia para no realizar abortos. Estos datos fueron cuestionados por la activista pro-aborto Lilián Abracinskas, pues “no corresponden con los niveles de religiosidad de la sociedad uruguaya”.

Ante esto, Movidos por la Vida emitió un comunicado que recordó que la objeción de conciencia es un derecho que se ejerce no solo por convicciones religiosas, pues los profesionales ateos o agnósticos se oponen también al aborto basados en “una ética humanista” que reconoce “el carácter inviolable de la dignidad de todo ser humano”.

“Como organización plural que reúne militantes religiosos, agnósticos y ateos, reivindicamos y subrayamos el carácter ético y no necesariamente religioso de toda postura que en defensa de los Derechos Humanos, rechace el aborto”, afirmó.

Sin embargo, la ONG advirtió que las organizaciones abortistas quieren usar la información del alto número de médicos opuestos al aborto para amedrentarlos, pues “vienen siendo objeto de persecuciones desde el mismo comienzo de la aplicación de la ley de aborto y que hacen un ejercicio legal y legítimo de su libertad de conciencia”.

En ese sentido, en declaraciones a ACI Prensa, el vocero de esta organización pro-vida, Nicolás Portela, señaló que los médicos objetores están siendo presionados desde octubre de 2012, cuando el gobierno de José Mujica despenalizó el aborto.

Indicó que entre los métodos de presión están las publicaciones de medios “favorables explícitamente al aborto”, como es el caso del semanario Brecha, que en el 2013 publicó “un artículo bastante extenso ‘escrachando’ - un término usado para perseguir o dejar en evidencia, al escarnio público a alguien-, a los médicos objetores del departamento de Salto, en el cual el 100 por ciento de los ginecólogos han objetado conciencia”.

En ese artículo se documentó “los vínculos familiares de ellos, lugares de trabajo y de residencia en forma pública. Un hecho bastante grave, digamos, con tono persecutorio. Y después, desde las propias organizaciones promotoras del aborto”.

“Esta misma organización MYSU predica a favor de una lista de objetores”, para que quede públicamente establecido “quiénes son los objetores”, los “’infieles’ que se niegan a realizar abortos”.

Asimismo, también están las presiones de “las propias instituciones gubernamentales”, sobre todo “el ex subsecretario del ministerio de salud pública Lionel Brioso que fue uno de los principales promotores del aborto durante el gobierno de Mujica” y que “ha propuesto en su momento una especie de declaración escrita donde los médicos objetores tengan que establecer por qué objetan conciencia, cosa indebida que está fuera de lugar y que la ley no exige para nada”.

“Todos estos elementos de diversos factores han redundado en una persecución hacia estos médicos”, indicó.

Sin embargo, Portela recordó que cien médicos decidieron a fines de 2012 recurrir al tribunal de lo contencioso administrativo para que se anule el reglamento de la ley del aborto. Indicó que en octubre del año pasado hubo un fallo preliminar, aunque no de forma definitiva, que “dio la razón a los médicos y próximamente sabremos si definitivamente anula este reglamento”.

En ese sentido, se espera que el tribunal ratifique este fallo. De ser así, se confirma “que la reglamentación de Brioso es ilegal y que busca presionar a los médicos”.

Portela recordó que cuando el tribunal se manifestó preliminarmente, las organizaciones abortistas “hicieron un ‘acto de repudio’ a los médicos objetores”. “Los escraches públicos, el no aceptar el pensamiento del otro, habla muy mal no de las víctimas, sino de los que perpetran esos actos y hablan mal de su condición democrática”, señaló.

“Nosotros –afirmó–, bregamos por un Uruguay plural que recoja sus más admirables tradiciones democráticas que manifieste el estado de derecho en que supuestamente vivimos”.

El vocero de Movidos por la Vida expresó su confianza en que “la ciudadanía toda defiende a los médicos y no está de acuerdo con el accionar de algunas de sus autoridades gubernamentales, de algunas de sus organizaciones y algunos medios de prensa”. “Creo que los médicos van a ser defendidos por la ciudadanía”, reiteró.

Portela aseguró que a pesar de las dificultades “seguiremos en la lucha y exigiéndole a nuestros parlamentarios que se comprometan en la derogación y sobre todo al presidente Tabaré Vázquez -que tiene el antecedente del veto al aborto en 2008- que bregamos por su coherencia y que tome la iniciativa de la derogación de esta norma, aunque ya ha dicho que no piensa modificarla”.

“Nosotros no perdemos las esperanzas y aunque no se pueda derogar del todo, intentaremos limitar los daños de una ley que está produciendo tantos daños a nivel social en el Uruguay”, señaló.

Etiquetas: Aborto, Uruguay, objeción de conciencia, Médicos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios