11 de julio de 2021 - 3:58 PM

Templo maronita bendecido por San Juan Pablo II cumple 40 años en México

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Interior de la parroquia maronita de Nuestra Señora del Líbano. Crédito: Cortesía de Erick Galicia.
Interior de la parroquia maronita de Nuestra Señora del Líbano. Crédito: Cortesía de Erick Galicia.

La parroquia maronita de Nuestra Señora del Líbano, bendecida durante su construcción por San Juan Pablo II, cumplirá este 12 de julio 40 años en Puebla, México.

La Iglesia Católica de rito maronita tiene una fuerte presencia en el Líbano. Con la migración de libaneses a México, este rito, sus tradiciones y devociones han echado raíces en este país.

Un caso muy especial es el de San Chárbel Makhlouf, asceta y religioso del Líbano perteneciente al rito maronita, que fue el primer santo oriental canonizado desde el siglo XIII.

San Chárbel es actualmente muy querido y venerado en distintas partes de México.

En diálogo con ACI Prensa, el P. Jonathan Ángeles Valencia, párroco de Nuestra Señora del Líbano, indicó que el origen del templo se remonta a fines de la década de 1970, cuando “la comunidad libanesa en Puebla, al construir su Centro Mexicano Libanés, también ven la necesidad de la parte espiritual”.

Los directivos del Centro deciden “dar inicio a la construcción de un templo, bajo la advocación de Nuestra Señora del Líbano”. Esta construcción se realizó entre 1979 y 1981.

Precisamente en 1979 San Juan Pablo II visitaba por primera vez México, llegando a Puebla con ocasión de la Tercera Conferencia General del Episcopado Latinoamericano.

El P. Ángeles Valencia recordó que “el Santo Padre, en uno de los recorridos que tiene por la ciudad, pasa al frente de la parroquia, en ese momento en construcción”.

Una vez ahí, señaló, el entonces Arzobispo de Puebla, Mons. Rosendo Huesca, “le pide al Santo Padre que haga la bendición de la construcción”.

A pesar de que el templo, para entonces apenas una capilla perteneciente a la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús, se terminó de construir y fue consagrado por Mons. Huesca en 1981, no había suficientes sacerdotes de rito maronita en el país para poder dirigirla pastoralmente.

Así que la Arquidiócesis de Puebla se hizo cargo del templo hasta que en 2010, ya con Mons. Víctor Sánchez como Arzobispo, se la cedió a la Diócesis Maronita de México, erigida en 1995 por San Juan Pablo II como Eparquía de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano en México.

La Diócesis Maronita de México es actualmente gobernada pastoralmente por Mons. Georges Saad Abi Younes.

El P. Jonathan Ángeles Valencia destacó que “Puebla es una de las comunidades más grandes en todo México” de maronitas.

Hay parroquias maronitas en Ciudad de México, Guadalajara, Chihuahua, Saltillo, mientras que se están construyendo en Veracruz y Pachuca. La Catedral Maronita de México y Santuario de San Chárbel se encuentra en el centro de Ciudad de México.

El P. Ángeles Valencia destacó que la importante presencia de libaneses en Puebla se debe a la cercanía del puerto de Veracruz.

Sin embargo, lamentó, “con el paso del tiempo muchas veces se fue perdiendo la tradición maronita. Se quedó la tradición libanesa, pero la tradición maronita, la tradición espiritual, se fue perdiendo”.

La causa principal, indicó, fue “la falta de sacerdotes que estuvieran fijos en un lugar”, y que pudieran “enseñar el rito maronita”.

Felizmente, destacó, “la Iglesia latina se hizo cargo de estas familias y gracias a Dios perseveraron en la fe”.

El sacerdote maronita destacó que en estos tiempos “tenemos esa encomienda de nuestro obispo de dar a conocer a las generaciones nuevas la importancia de la parte espiritual como maronitas, no solamente de la parte social como familias libanesas”.

Al mismo tiempo, señaló que “estamos muy sorprendidos porque también las familias mexicanas están súper interesadas en el rito, y eso también es motivo de alegría”.

Para celebrar su 40º aniversario este 12 de julio, indicó, “vamos a tener una Eucaristía a la 1:30 p.m. en rito maronita, para recordar este momento, festejarlo”.

“Vamos a ser varios sacerdotes que vamos a estar en el presbiterio celebrando la Eucaristía”, añadió.

Hacia el futuro, mirando con esperanza al crecimiento de la comunidad maronita, el P. Jonathan Ángeles Valencia aseguró que “veo años prósperos, pero sobre todo con una gran necesidad de vocaciones sacerdotales”.

Para más información sobre la Parroquia de Nuestra Señora del Líbano, puede ingresar a su página oficial de Facebook AQUÍ.

Etiquetas: México, San Juan Pablo II, Iglesia en México, maronitas, San Charbel

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios