7 de setiembre de 2021 - 2:44 PM

Suprema Corte invalida artículos que protegen la vida en el vientre en Coahuila, México

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Flávia Gava / Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Flávia Gava / Unsplash.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México invalidó este 7 de septiembre varios artículos que protegían la vida desde la concepción en el Código Penal del estado de Coahuila, abriendo las puertas al aborto en esa entidad federativa.

El fallo contó con la aprobación de los 10 ministros presentes en la sesión, de los 11 que conforman la SCJN.

Una de las mayores expresiones de apoyo a la legalización del aborto la dio el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, que lo catalogó de “derecho constitucional” que “no debe ser sancionable penalmente”.

En un comunicado remitido a ACI Prensa, el Frente Nacional por la Familia (FNF) lamentó que “hoy México se viste de luto

“Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no fueron congruentes y respetuosos con sus propios fallos, puesto que los estados del país y sus congresos gozan, por mandato constitucional, de libertad para legislar en ámbitos de su competencia y en asuntos no reservados a la Federación”, añadió.

El FNF señaló que “hoy fueron vulneradas las reformas a favor del derecho a la vida que tienen un sustento jurídico, reconocido a nivel nacional e internacional y se protegen en tratados, convenciones y normas nacionales como son la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño, y la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

El fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación afecta actualmente solo a Coahuila.

Sin embargo, podría afectar a futuros cambios en los códigos penales estatales sobre el aborto, que podrían ser impugnados y enviados al máximo órgano judicial de México donde correrían la misma suerte.

Rodrigo Iván Cortés, presidente del FNF recordó que “en recientes encuestas podemos ver que 2 de cada 3 mexicanos apoyan contundentemente la vida y con mucho sentido humano y sentido común saben que la vida debe prevalecer sobre los demás derechos, porque es la condición para que se puedan siquiera disfrutar los demás”.

Además, señaló, “el 96% de personas encarceladas por el delito de aborto son hombres, muchos de ellos responsables de agresiones físicas y sexuales en contra de mujeres, mientras que en Coahuila, cuyas Constitución defiende el derecho a la vida, no existen mujeres privadas de su libertad”.

“El reconocimiento del derecho a la vida desde la concepción no viola los derechos de las mujeres ni pone en entredicho su seguridad, por el contrario, las protege”, precisó.

Marcial Padilla, director de la plataforma provida ConParticipación, coincidió en que este 7 de septiembre “es un día triste en la historia de México”.

En este día, la Suprema Corte de Justicia de México realizó la mayor injusticia, la injusticia suprema, que es arrebatarle la protección de la ley a los hijos antes de nacer. 

De todas las relaciones humanas, la primera es de un hijo con su madre”.

“¿Qué podemos pensar de un juez que considera que una madre puede alzar la mano y quitarle la vida a su hijo convirtiéndola así mismo en víctima y verdugo?”, cuestionó.

Padilla subrayó que “el aborto no soluciona ninguno de los problemas de la mujer”, sino que “la deja sola y la convierte en madre de un hijo muerto”.

“A partir de ahora, la sociedad va a tener que actuar”, continuó. “Primero que nada, para convertir la actitud de violencia, de agresión, que se vive en el país”.

“No solo con el aborto, sino también con el secuestro, los homicidios y la violencia familiar, en una nueva actitud de solidaridad, donde nos respetemos unos a otros”, expresó.

Padilla dijo además que “vamos a tener que comenzar también a identificar las estrategias para encontrar qué protección podemos dar a los hijos antes de nacer”.

“Nos duele particularmente la ponencia o la exposición del ministro Arturo Zaldívar, que opinaba que debería desaparecer todo el capítulo de aborto, es decir, que debería poderse abortar hasta el momento del nacimiento”, expresó.

Para Padilla, la actitud del presidente de la SCJN “nos parece irracional y absurda, sobre todo viniendo de alguien que se encuentra en el máximo tribunal del país”.

“Algo tiene que cambiar en nuestro país. Comenzaremos los grupos que estamos a favor del derecho a la vida, un camino que inicia hoy y que no se detendrá hasta que volvamos a tener a todos nuestros hijos protegidos antes y después de nacer por igual”, aseguró.

Por su parte, Mario Romo, director nacional de Red Familia, criticó que “la SCJN no fue congruente ni respetuosa con sus propios fallos, mayormente cuando están obligados ética y constitucionalmente a respetar el Estado de derecho y ser garantes de la constitucionalidad del desempeño de los poderes de la Unión”.

Los ministros votaron a favor de opiniones y corrientes de pensamiento ideológico, doblando las manos ante un feminismo radical, esto los llevará a un gran escenario de desprestigio no solo propio, sino institucional”, señaló.

Romo precisó que “la garantía constitucional del derecho a la vida desde su inicio en la concepción, no viola derechos de ninguna mujer, ni pone en entredicho su seguridad jurídica, salud, ni libertad, por el contrario, las protege”.

“Las leyes que defienden el derecho a la vida en los estados que han legislado al respecto, como en Coahuila, no criminalizan a las mujeres”, dijo.

La SCJN discutirá en los próximos días otras dos acciones de inconstitucionalidad, esta vez sobre el “blindaje” del derecho a la vida en la Constitución del estado de Sinaloa y sobre la objeción de conciencia de profesionales de la salud, que podría obligarlos a participar en abortos.

Para Rodrigo Iván Cortés, si la Suprema Corte declara inconstitucional el blindaje a la vida en una constitución estatal “incurriría en suprema contradicción, porque en lo que ha dicho hasta la fecha es que los estados tienen la facultad soberana para legislar en la materia”.

“Si una constitución, que expresa en el más alto grado la soberanía de un estado, es invalidada, lo que estaría haciendo la Suprema Corte es contradecirse a sí misma, violando la soberanía de un estado y atentando en contra del Pacto Federal, que da origen a México como República”, precisó.

Cortés hizo un llamado a seguir defendiendo la vida y exigiendo a la Suprema Corte que no falle a favor del aborto modificando la Constitución de Sinaloa y que no restrinja el derecho a la objeción de conciencia.

Actualmente más de 50 mil personas han firmado una campaña exigiendo a los ministros de la Suprema Corte no aprueben el aborto en México a través de la plataforma CitizenGO.

Otras cerca de 30 mil han firmado una campaña similar en la plataforma Actívate.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios