22 de marzo de 2018 5:16 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 16 de abril de 2018 12:29 pm

Siria: Sacerdote narra sufrimiento de cristianos en el este de Ghouta y Damasco

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Imagen referencial / Foto: Flickr Chaoyue Pan (CC BY-NC-ND 2.0)
Imagen referencial / Foto: Flickr Chaoyue Pan (CC BY-NC-ND 2.0)

Un sacerdote católico habló sobre el sufrimiento de los civiles, especialmente de los cristianos, en el este de la localidad de Ghouta y en la ciudad de Damasco -ambas en Siria- por los continuos bombardeos perpetrados por los terroristas musulmanes.

El P. Andrzej Halemba dijo a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) que la población en el este de Ghouta “está atrapada. ¡Son varios miles! Casi no tienen acceso a los alimentos y no reciben atención médica. Muchos residentes se lesionan y necesitan cirugía”.

El presbítero explicó que la zona está a solo cuatro kilómetros del centro de Damasco, la capital de Siria, y que desde allí los terroristas “pueden mirar la ciudad”. Indicó que cerca también hay tropas de Al Qaeda y “al sur de Damasco todavía hay algunas unidades del Daesh”, nombre el que también se conoce al Estado Islámico.

Los yihadistas “ven a la población civil como un escudo humano. Y el Gobierno teme que entre los refugiados civiles que llegan a Damasco haya kamikazes” que siembren “el terror en la ciudad. La angustia y el terror reinan en todas partes”, afirmó el también encargado proyectos de Medio Oriente de ACN.

El sacerdote comentó que recientemente conversó con una religiosa quien le dijo que “ni ella ni sus hermanas podían salir del centro de la ciudad para ir a los vecindarios donde viven muchos cristianos y refugiados en Ghouta Oriental. Es muy peligroso. Se detuvo a los convoyes que se suponía que debían transportar ayuda humanitaria a Damasco ¡Es una situación terrible!”.

En ese sentido, el P. Halemba indicó que “es urgente que la población de Ghouta Oriental reciba alimentos y asistencia médica”.

El presbítero afirmó que “ACN se compromete a llevar a estas personas desplazadas a cargo. Queremos brindarles apoyo pastoral y financiero para que, por ejemplo, puedan ser tratados en un hospital. ¡Debemos mostrar nuestro amor a las personas que han sufrido tanto!”.

Señaló que la fundación pontificia ha estado activa en la región durante mucho tiempo y que han “otorgado más de 21 millones de euros en ayuda de emergencia desde el comienzo de la guerra”.

“Hoy, ayudamos a las familias cristianas proporcionándoles comida, ropa y medicinas. Estamos desarrollando apoyo pastoral y terapéutico para estas personas traumatizadas. Alentamos el trabajo de las comunidades de vida consagrada, porque estas comunidades son esenciales para la asistencia de emergencia”, destacó.

El ataque contra los cristianos en Damasco

El P. Halemba denunció que en la zona conocida como “la ciudad vieja” de Damasco, los terroristas han atacado barrios cristianos como el de Bab Touma, que ha sido “gravemente afectado”.

“Los combatientes son conscientes de que cada vez que hay muertes y destrucción, atraen la atención del público: se calcula. Es por eso que atacan el barrio cristiano”, lamentó.

“La situación es muy seria. El fuego de mortero continúa ininterrumpido. Los cristianos viven en la angustia de la muerte”, prosiguió.

Por su parte, el P. Bahjat Karakach, responsable de la comunidad franciscana en Bab Touma, contó al sitio web Alfa y Omega que en ese sitio “mueren dos o tres personas cada día”.

Recordó que a inicios de marzo “bombardearon tres escuelas pero, gracias a Dios, no había muchos estudiantes pues los padres no envían a sus hijos por miedo. El 8 de enero un misil impactó contra nuestra iglesia”, el Santuario de la Conversión de San Pablo. Según la tradición, el apóstol se cayó del caballo en ese lugar mientras iba camino a Damasco.

“Nuestro barrio es el más peligroso de Damasco. La población aquí se siente abandonada por Occidente. Todo el mundo se fija en Ghouta, pero en nuestro barrio caen morteros y muere gente”, lamentó el P. Karakachm.

En enero de este año los terroristas lanzaron cohetes y proyectiles de mortero contra los barrios de la llamada “Ciudad Vieja” de Damasco, donde se encuentran varias iglesias y las sedes de los patriarcados.

El pasado mes de febrero las fuerzas sirias, en conjunto con Rusia, lanzaron varios ataques aéreos y de artillería en el este de Ghouta, área al noreste de Damasco controlada por los yihadistas.

Tras llegar a un acuerdo con el Gobierno sirio, este jueves 22 de marzo se inició la evacuación de los terroristas del este de Ghouta hacia la ciudad de Idlib, en el norte de Siria.

También te puede interesar:

Etiquetas: Siria, cristianos perseguidos, conflicto en Siria, Iglesia en Siria, Goutha

Comentarios