29 de agosto de 2022 - 7:10 PM

Santa Rosa de Lima y su estrecha relación con el santo del día en que murió

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Santa Rosa de Lima. Dominio público / San Bartolomé desollado. Crédito: Escultura de Marco D'Agrate. Foto: Flickr Dimitris Kamaras (CC BY 2.0)
Santa Rosa de Lima. Dominio público / San Bartolomé desollado. Crédito: Escultura de Marco D'Agrate. Foto: Flickr Dimitris Kamaras (CC BY 2.0)

Este martes 30 de agosto se celebra la fiesta de Santa Rosa de Lima en su país, Perú, y en muchos otros lugares del mundo. La primera santa de América falleció un 24 de agosto, día de San Bartolomé.

Desde el 1614, cada 24 de agosto en la fiesta de San Bartolomé, a Santa Rosa se le veía alegre y decía: “Es que en una fiesta de San Bartolomé iré para siempre a estar cerca de mi redentor Jesucristo”.

Tres años después su profecía se cumplió. El 24 de agosto de 1617 murió tras una intensa agonía.

En el libro “Santa Rosa de Lima: Escritos de la Santa limeña”, de la experta en filología Rosa Carrasco Ligarda, están recopiladas tres cartas de la terciaria dominica.

Una de esas cartas fue escrita por Santa Rosa de Lima a Fray Bartolomé de Alcalá, un religioso que era su director espiritual y confesor.

Para la experta, dos pasajes de la carta relacionan a Fray Bartolomé con San Bartolomé.

En el primer pasaje se lee: “digo pues padre de mi alma me ha parecido tomar por protector y curador del alma de vuestra paternidad al glorioso y bienaventurado San Bartolomé por ser santo del nombre de vuestra paternidad”.

Mientras que en el segundo señala: “quiero más, que de mis penitencias ayunos y otras cualesquier buenas obras que en esta vida hiciere por amor de mi Señor Jesucristo tenga vuestra paternidad tanta parte en ellas como yo para lo cual nombro al glorioso San Bartolomé se sirva de recoger y quitar lo que de la parte de vuestra paternidad fuere y los rosarios que tengo dichos he de rezarlos, ofrezco”.

Rosa Carrasco explica que en realidad se sabe poco sobre lo que Santa Rosa de Lima conocía de San Bartolomé, pero ella también lo menciona en las Mercedes, como se llaman otros de sus textos.

Además, refiere, “ahí manifiesta que había tenido conocimiento de él a través de una homilía”.

“Posiblemente su admiración se habría debido a que este santo había sido discípulo de Cristo y uno de los grandes impulsores de la expansión religiosa hasta el fin de su existencia por el martirio”, agrega.

Por la madre de Santa Rosa de Lima se sabe también que era muy devota de San Bartolomé.

Por otro confesor, Fray Pedro de Loayza, se conoce que ayunaba en la víspera de la fiesta y que buscaba persuadir a otros de hacer lo mismo.

Se cree que San Bartolomé murió mártir en Abanópolis (Armenia), después de haber predicado en lugares como Mesopotamia, Persia y Egipto.

En Abanópolis el rey Astyages de Derbent lo condenó a morir desollado, es decir que ordenó que le arrancaran la piel, para luego decapitarlo.

Etiquetas: Muerte, Santa Rosa de Lima, San Bartolomé

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios