7 poemas de Santa Rosa que revelan el fuego de su amor por Dios

7 poemas de Santa Rosa que revelan el fuego de su amor por Dios
Imagen de Santa Rosa de Lima en el Santuario de Santa Rosa en la capital peruana. Crédito: Walter Sánchez Silva / ACI Prensa

Este 30 de agosto se celebrará en Perú y en varios otros países la fiesta de Santa Rosa de Lima, quien en sus escritos también compuso algunos poemas donde se puede ver su gran amor a Dios.

Rosa Carrasco Ligarda, doctora en Filología por la Universidad Complutense de Madrid, publicó en 2016 el libro Santa Rosa de Lima: Escritos de la santa limeña.

En el texto, la experta explica que algunos testigos que la conocieron comentan que “entonaba con frecuencia coplas, debido a que el canto fue una práctica espontánea y continua durante su oración”.

Uno de esos testigos fue Fray Joan de Lorenzana, quien contaba que Santa Rosa de Lima “cantaba con gran regalo de espíritu alabanzas divinas diciendo algunas letrillas muy devotas que ella misma componía”.

Fray Pedro de Loayza, uno de sus confesores, testimoniaba por su parte: “Este testigo la oyó así algunas veces cantando y diciendo mil requiebros al Niño Jesús recordando un pesebre”.

Carrasco Ligarda explica que el tema del amor a Dios es el principal en sus poemas, junto a otros de la vida cotidiana como la angustia, la pena, la alegría, entre otros.

Más en América

A continuación, siete poemas breves de Santa Rosa de Lima:

I
¡Cómo te amaré, mi Dios
cómo te amaré, Señor!
Siendo yo tu criatura
y tú, Creador

II
Oh si te amase mi Dios,
si te amase
y amándote me quedase
ardiendo en llamas de amor.

III
Pajarito ruiseñor
alabemos al Señor.
Tú alaba a tu criador
yo alabaré a mi salvador.

IV
Ay Jesús de mi alma
Cuán bien pareces
Entre flores y rosas
Y olivas verdes.

V
Las doce son dadas
Mi Jesús no viene.
¿Quién será la dichosa
Que le entretiene?

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email.

VI
Ángel de mi guarda
Vuela y di a mi Dios
Que por qué
Se tarda.

VII
Padre mío Santo Domingo
Antes que me muera
Te encomiendo a mi madre
Que sola se queda.

Dona a ACI Prensa

Si decides ayudarnos, ten la certeza que te lo agradeceremos de corazón.