5 de marzo de 2020 - 8:31 PM

Sacerdotes rechazan paro #UnDíaSinMujeres convocado por feministas proaborto en México

POR DAVID RAMOS | ACI Prensa

Imagen referencial / Pañuelo verde de promotores del aborto. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.
Imagen referencial / Pañuelo verde de promotores del aborto. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.

El paro nacional #UnDíaSinMujeres #UnDíaSinNosotras, convocado por colectivos feministas proaborto, ha causado polémica en México, especialmente entre los católicos. Mientras que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) decidió sumarse a este evento, diversos sacerdotes han expresado su rechazo.

La convocatoria al paro nacional el 9 de marzo, organizado por feministas proaborto, surgió en medio de la conmoción social por los asesinatos contra mujeres y niñas registrados en las últimas semanas en México.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y diversas instituciones y universidades católicas anunciaron su apoyo al paro convocado por las feministas proaborto Las Brujas del Mar. La CEM rechazó una entrevista con ACI Prensa para explicar las razones que llevaron a los obispos de México a tomar esa decisión.

El 4 de marzo, el Arzobispo Emérito de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, lamentó la decisión de la CEM, pues “la jornada está viciada en su raíz, porque la finalidad que se proponen no es defender el derecho de la mujer, su derecho y su dignidad, sino promover, ganando espacios políticos, fuerza política, promover ante las autoridades que se legisle en favor del aborto, abrirle camino al aborto”.

Días antes, el P. Ernesto María Caro, sacerdote exorcista de la Arquidiócesis de Monterrey, advirtió en su canal de YouTube que las feministas proaborto, que “son las que pintarrajean nuestras iglesias” se aprovechan “del asesinato de una niña como tantas otras muertes violentas de niños, de niñas, de hombres y de mujeres”.

El paro del 9 de marzo, indicó el P. Caro, “es feminista”, y advirtió que con esta convocatoria lo que buscan “es empoderarse más para ir tomando más fuerza para lograr lo que ellos quieren, el aborto de los niños”.

“Si están muy preocupadas ahorita por el tema de que mataron a una niña, ¿y cuántas niñas matan en el vientre?”, cuestionó.

El exorcista mexicano alentó a las mujeres a no dejarse llevar “por todo este sensacionalismo que genera el mass media, sobre todo hoy las redes”, y les invitó a analizar “claramente qué es a lo que te estás uniendo. Necesitamos ser hombre y mujer. La familia se constituye de un hombre y una mujer. No podemos tener ni un solo día sin la mujer”.

Todo esto es una trampa más de Satanás”, dijo.

Este 4 de marzo, el P. Eduardo Hayen Cuarón, director del semanario Presencia de la Diócesis de Ciudad Juárez, escribió en su blog el artículo “No apoyemos ‘Un día sin nosotras’”, pues advierte que tanto el paro convocado por las feministas proaborto para el 9 de marzo como las marchas anunciadas para el día previo no son más “que una jugada política, muy bien orquestada, para empujar la legalización del aborto y dividir a la sociedad mexicana”.

“El disparo lo hicieron las feministas que, con mucha astucia, y auspiciadas por intereses extranjeros, supieron canalizar la justa indignación nacional del caso de Fátima, la niña secuestrada y asesinada en Xochimilco. En torno al tema, hoy el país está más dividido que nunca: segmentadas las izquierdas, fraccionadas las derechas y hasta divisiones hay dentro de la Iglesia Católica. Alguien muy astuto ha sembrado cizaña en el trigal”.

El P. Hayen Cuarón lamentó que “con maliciosa inteligencia se está engañando a las mujeres que no se identifican con el feminismo para llevarlas a su movimiento”.

A muchos católicos que apoyan ‘Un día sin nosotras’ les ha faltado información sobre cuál es la mano que mece la cuna; otros quizá no tuvieron el valor de verse políticamente incorrectos y decidieron respaldar”, señaló.

“Lo cierto es que la violencia ha llegado a ser indignante para todos y queremos hacer algo para reducirla, pero ello no justifica que nos sumemos a un movimiento de izquierda política cuyo objetivo es que las madres puedan matar a sus hijos y las mujeres agudicen su odio hacia los varones”, dijo.

El sacerdote de la Diócesis de Chihuahua indicó que “muchas mujeres argumentarán diciendo que ellas apoyan la iniciativa del 9M pero nunca el aborto ni el odio a los hombres. Su ingenuidad terminará inflando las cifras de un colectivo que a todas luces reclama el aborto como el primero de los derechos femeninos”.

Oremos intensamente por México. Este 8 y 9 de marzo ofrezcamos la Eucaristía y pongámonos de rodillas ante el Santísimo Sacramento para que Dios nos ayude a crear una sociedad libre de violencia, donde se respete la dignidad de todos: hombres y mujeres, nacidos y no nacidos, jóvenes y ancianos”, alentó.

En diálogo con ACI Prensa, el P. Hugo Valdemar, canónigo penitenciario de la Arquidiócesis Primada de México, precisó que “un católico auténtico no puede dejarse instrumentalizar por grupos radicales que son enemigos declarados de la Iglesia. Ningún católico puede este movimiento sin entrar en conflicto con sus valores y su conciencia”.

El P. Valdemar, que durante 15 años fue el director de comunicaciones de la Arquidiócesis Primada de México, dijo que el hecho de que el paro haya sido convocado por feministas proaborto “pervierte el fin que aparenta ser bueno: combatir la violencia contra las mujeres. Pero estas feministas son las que promueven el feminicidio más atroz que es el asesinato de niñas en el vientre de sus propias madres, es decir, el aborto. No puede haber algo más contradictorio”.

Para el P. Valdemar, las instituciones católicas y los obispos mexicanos que se sumaron al paro nacional organizado por las feministas proaborto “lo hicieron de buena fe, pero con una gran ingenuidad, y por lo precipitado del apoyo no se percataron que al apuntalar este movimiento están apoyando también su agenda radical que está a favor del aborto y las uniones homosexuales, contradiciendo así las enseñanzas morales de la Iglesia, eso que el Papa Benedicto llamó ‘los valores no negociables’”.

El P. Valdemar subrayó que la Iglesia ha reconocido “desde siempre, desde el Génesis, la igualdad de las mujeres con los hombres, otorgándoles por el bautismo la dignidad de hijas de Dios, cumpliendo un papel indispensable en la misión y quehacer de la Iglesia”.

“No olvidemos que la creatura considerada más sublime es una mujer, la Virgen María”, subrayó.

Etiquetas: Aborto, México, No al Aborto, violencia, Defensa de la vida, Aborto México, Aborto en México

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios