20 de marzo de 2021 - 5:10 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 21 de marzo de 2021 7:27 am

Reabre la iglesia de la Paloma en Madrid después de explosión que causó 4 fallecidos

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

Iglesia de la Paloma durante la reapertura. Foto: Unicolor Fotógrafos
Iglesia de la Paloma durante la reapertura. Foto: Unicolor Fotógrafos

La parroquia de la Virgen de la Paloma, en Madrid, reabrió sus puertas este viernes 19 de marzo después de la trágica explosión de gas que tuvo lugar el 20 de enero y en la que fallecieron 4 personas: el sacerdote Rubén Pérez Ayala, el feligrés David Santos y otras dos personas, Javier Gandía y Stefko Ivanov.

El párroco, Gabriel Benedicto, celebró la Misa con la que se reabrió el templo y en ella recordó y rezó por los fallecidos. En la celebración estuvieron presentes los familiares y amigos de los fallecidos.

La explosión se produjo en el exterior del edificio de las dependencias parroquiales, situado en la calle Toledo nº 98 y que continúa cerrado, debido a una fuga de gas que se introdujo en el interior del edificio al soltarse el conducto bajo la acera.

El olor a gas comenzó a sentirse con fuerza en el edificio pocos minutos antes de la explosión, aunque algunos viandantes lo percibieron en la calle en diferentes momentos del día, como se supo más tarde.

Los cuatro fallecidos se encontraban en el exterior, frente al edificio, en el momento del siniestro. El P. Rubén fue rescatado aún con vida y trasladado al hospital, donde falleció poco después.

Según informó la Archidiócesis de Madrid por medio de una noticia de la agencia archidiocesana, Infomadrid, en su homilía, el párroco Gabriel Benedicto manifestó la incapacidad “de comprender el significado completo de los acontecimientos vividos”.

Sin embargo, recordó que “hoy el Señor nos quiere consolar a todos”. “¿De quién nos podemos fiar sino de Dios?”.

Por ello, pidió a Dios “que nos haga sentir que nos ha reunido aquí para abrazarnos y consolarnos después de este golpe. Él es un Padre, nosotros somos sus hijos, y Él nos reúne y nos llama a amarnos”.

Además, subrayó que “la curación empieza por acoger la propia historia” y destacó que, ante la tragedia, “nos reconocemos más como hermanos y como familia”.

También encomendó a la comunidad parroquial a Dios para “que podamos mirar con esperanza el futuro” e hizo hincapié en que San José –la Misa tuvo lugar en la Solemnidad de San José–, “que tuvo que abrazar una realidad que no había elegido, nos ayuda a elegir y a abrazar esta historia que forma parte ya de la historia de la parroquia, de La Paloma, de cada uno de nosotros”.

Asimismo, desveló que, tras la explosión, le entregaron la Biblia que pertenecía al P. Rubén y en su interior encontró este fragmento: “Maestro, mira este templo tan hermoso. Pues os tengo que decir que no quedará piedra sobre piedra”.

Ello le llevó a reflexionar que “es verdad que de todo este templo no quedará nada, pero sí de nuestro templo, de nosotros, de nuestra vida, de nuestras acciones, de todo lo que hemos hecho”.

El párroco tuvo unas palabras de recuerdo para los fallecidos. Del P. Rubén recordó la ilusión que sentía por la parroquia y de sus esfuerzos por llevar esperanza al barrio durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus, mostrando que “estamos juntos, no estamos solos, nosotros somos vuestros vecinos”.

De David Santos señaló que era “un esposo y padre excelente”, destacó su “carisma con los jóvenes”, su sencillez y su “capacidad de aceptar lo bueno de las circunstancias”.

De Javier Gandía señaló que era un gran padre y que tenía un matrimonio muy unido, y lamentó que sus familiares no pudieran asistir a la Eucaristía debido a los confinamientos regionales por la pandemia de coronavirus en España.

Por último, recordó también a Stefko Ivanov, “un hermano búlgaro que vivía en la ciudad de Madrid, que tenía una madre de la que se ha llevado el corazón”.

Etiquetas: España, Madrid, Virgen de la Paloma

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios