18 de agosto de 2022 - 4:43 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 18 de agosto de 2022 9:32 am

¿Qué reliquias llevó Santa Elena a Roma desde Tierra Santa?

POR ALMUDENA MARTÍNEZ-BORDIÚ | ACI Prensa

Fragmentos de la cruz de Cristo en la Basílica Santa Cruz de Jerusalén. Crédito: Almudena Martínez-Bordiú/ACI Prensa
Fragmentos de la cruz de Cristo en la Basílica Santa Cruz de Jerusalén. Crédito: Almudena Martínez-Bordiú/ACI Prensa

Fueron numerosas las reliquias de Cristo que Santa Elena trasladó a la capital italiana tras sus hallazgos en Tierra Santa en torno al año 326. 

La mayoría de estas reliquias se encuentran en la Basílica de Santa Cruz de Jerusalén, una de las iglesias más conocidas de la Ciudad Eterna que alberga una capilla dedicada a esta santa, cuyo pavimento fue cubierto con tierra proveniente de Tierra Santa.

A través de uno de los laterales de la iglesia se puede acceder a la llamada “capilla de las reliquias” donde, protegidos tras una vitrina, se conservan algunos de los objetos más importantes del catolicismo. 

Estas reliquias fueron trasladadas desde Jerusalén a Roma gracias a Santa Elena, madre del emperador romano Constantino, que durante un viaje a Tierra Santa -en torno al año 326-, encontró algunos de estos elementos ligados sobre todo a la pasión de Cristo.  

Según cuenta la tradición, Santa Elena supo dónde estaba el Calvario gracias a los testimonios de los habitantes de Jerusalén, que recordaban el lugar exacto a pesar del intento de la construcción de un templo pagano. 

En sus investigaciones, Santa Elena localizó numerosas cruces de diferentes personas, ya que en el calvario fueron muchos acusados los que perdieron la vida.

Tras colocar una de ellas junto a una mujer que agonizaba y que más tarde se recuperó, Santa Elena descubrió cuál era la verdadera Cruz de Cristo. 

Esos tres fragmentos son los que se custodian hoy en el relicario del año 1800 en la capilla de la Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén, donde también hay dos espinas de la corona de Cristo y la tabla con el mensaje, “Jesús Nazareno Rey de los Judíos”, conocida como Titulus Crucis.

Cabe destacar que un fragmento de la verdadera Cruz de Cristo también se conservó en uno de los cuatro pilares de la Basílica de San Pedro del Vaticano, junto a la escultura de Santa Elena. 

Junto a ella se puede leer la inscripción que confirma que la verdadera Cruz fue transportada gracias a Santa Elena desde Tierra Santa hasta Roma: “Partem Crucis, quam Helena Imperatrix è Calvario in Vrbem adduxit, Vrbanus VIII. Pont. Max è Sessoriana Basilica desumptam, additis ara, et Statua, hic in Vaticano collocauit”. 

Etiquetas: Roma, Tierra Santa, Jerusalén, reliquias, Santa Elena, Basílica San Pedro

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios