23 de marzo de 2015 5:04 pm

¿Qué pasa en Chile? Cinco claves para entender el caso Osorno

Redacción ACI Prensa

Mons. Juan Barros, Obispo de Osorno (Chile). Foto iglesia.cl
Mons. Juan Barros, Obispo de Osorno (Chile). Foto iglesia.cl

El fin de semana la prensa internacional hizo eco de la toma de posesión del Obispo de Osorno en el sur de Chile, Mons. Juan Barros Madrid, afectada por la protesta de un grupo que lo acusa de haber encubierto los abusos sexuales del sacerdote Fernando Karadima, algo que el Prelado ha negado en reiteradas ocasiones.

Estos son algunas claves para comprender lo que ha sucedido desde el 10 de enero cuando el Papa Francisco designó a Mons. Juan Barros como nuevo Obispo de Osorno.

1.- ¿Quién es Fernando Karadima Fariña?

A finales de 2010, la justicia chilena cerró por falta de pruebas una investigación sobre abusos sexuales que el sacerdote Fernando Karadima Fariña habría cometido en los ‘80s. Sin embargo, en febrero de 2011, la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano terminó su propia investigación y declaró culpable a Karadima, hoy de 84 años. Este sacerdote era conocido como párroco de Sagrado Corazón de Jesús en la conocida comuna de Providencia en la capital chilena. La justicia chilena reabrió el caso y lo terminó archivando por prescripción en 2012.

La noticia de la sentencia sorprendió a obispos, sacerdotes y laicos que veían al sacerdote como un modelo a seguir, y que consideraron las primeras acusaciones como un ataque contra la Iglesia.

Karadima acompañó el camino vocacional de unos 40 sacerdotes, uno de ellos es el Obispo Juan Barros, quien décadas atrás perteneció a su círculo de amigos más cercanos y cuando estalló el escándalo no creía en las acusaciones contra él, como varios otros prelados.

2.- Juan Carlos Cruz y los acusadores

Tres víctimas de Karadima acusan a Mons. Barros de encubrir los abusos del sacerdote. Sin embargo estas acusaciones no corresponden con la investigación realizada por el Vaticano. De los acusadores, Juan Carlos Cruz es el más conocido, vive en Estados Unidos y es a quien más recurren los medios nacionales e internacionales para comentar lo que acontece en la Iglesia en Chile.

Luego de la toma de posesión de Juan Barros como Obispo de Osorno, Cruz dijo a CNN Chile que el Episcopado y el Papa Francisco “abofetean” a las víctimas de Karadima. En las acusaciones contra Mons. Barros, Cruz ha encontrado eco en la prensa y en polémicas figuras de la Iglesia en Chile como el sacerdote jesuita Felipe Berríos, conocido por estar a favor del matrimonio homosexual, el aborto y criticar la canonización de Juan Pablo II.

3.- La defensa de Mons. Juan Barros

Mons. Juan Barros y otros tres obispos cercanos a Karadima se adhirieron a la decisión de la Santa Sede en abril de 2011 y negaron haber conocido su doble vida. En un comunicado manifestaron que “con gran dolor hemos asumido la sentencia que declara su culpabilidad en graves faltas sancionadas por la Iglesia. Como tantos, hemos conocido con profundo asombro y pena esta situación y sus diversos y múltiples efectos”.

En una carta dirigida a los fieles de Osorno pocos días antes de tomar posesión de la diócesis, Mons. Barros reiteró que “jamás tuve conocimiento de alguna denuncia respecto del sacerdote Karadima siendo Secretario del Cardenal Juan Francisco Fresno, y jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas. No he aprobado ni participado en esos hechos".

"Me duele profundamente el hondo dolor que por largos años les sigue afectando a las víctimas. Y reitero junto a toda la Iglesia que no hay lugar en el sacerdocio para quienes cometen estos abusos", agregó.

Tras asumir el cargo de Obispo de Osorno el sábado 21 de marzo de 2015, el Prelado reiteró que no estuvo vinculado a los abusos del sacerdote.

"Les digo, delante de Dios que nos está escuchando, a mí no se me pasó por la mente que ocurrían esas cosas. No lo hubiera aceptado por ningún motivo, yo no soy amigo de Fernando Karadima", indicó.

Agregó que antes de la condena del Vaticano del año 2011 "ya estaba distanciado de él. Por supuesto que fui cercano, pero ya me fui distanciando no porque supiera estas cuestiones de las denuncias, sino que porque él se empezó a poner muy mal genio. Jamás supe de esas cosas tan trágicas. Me duele enormemente el dolor de las víctimas, rezo por ellos que llevan este dolor hasta hoy".

Antes de ser Obispo de Osorno, Mons. Juan Barros Madrid fue Obispo Castrense durante casi 11 años, Obispo de Iquique durante cuatro años y Obispo Auxiliar de Valparaíso durante cinco años. En todo este tiempo, su ministerio no había sido cuestionado.

4.- Las protestas en Osorno

Los medios señalan que la mayoría de católicos en Osorno y muchos miembros del clero no aceptan la designación de Mons. Juan Barros. El día de la toma de posesión decenas de personas -incluyendo no católicos- ingresaron a la Catedral de Osorno con banderas y globos negros para protestar contra el Prelado, mientras que la mayoría de los que estaban dentro del templo portaban globos y banderas blancas en apoyo a Mons. Barros.

Los medios, que han dado una gran exposición a quienes se oponen al nombramiento, han divulgado una carta firmada por sacerdotes y diáconos, así como una misiva de la congregación de los Sagrados Corazones, cuyo provincial P. Alex Vigueras, en la que exigen la renuncia del Prelado.

En esta coyuntura, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal Chilena, emitió un comunicado el 18 de marzo en el que expresa su “adhesión, en espíritu de fe y obediencia, al Papa Francisco quien ha nominado a Mons. Barros como Obispo de la diócesis de Osorno”.

5.- ¿Otros intereses?

La cobertura de los medios ante la designación de Mons. Juan Barros como Obispo de Osorno se da en medio del debate sobre la despenalización del aborto, así como proyectos de ley de eutanasia y de uniones homosexuales en Chile, donde la Iglesia es una de las pocas voces que defiende la vida y la familia.

En este contexto, 51 diputados enviaron una carta al Vaticano cuestionando el nombramiento, algunos de los cuales son cercanos a Cruz. ¿Es posible que los grupos que impulsan estos cambios legales, el lobby gay y los promotores del aborto, usen el caso Karadima y su antigua amistad con Mons. Barros para desacreditar a la Iglesia en este debate?

Etiquetas: Chile, nombramientos eclesiales, Obispo de Osorno, Mons. Juan Barros

Comentarios