11 de marzo de 2019 7:10 pm

¿Qué enseña la Virgen de Fátima para vivir bien la Cuaresma?

Redacción ACI Prensa

Virgen de Fátima. Foto: David Ramos / ACI Prensa
Virgen de Fátima. Foto: David Ramos / ACI Prensa

El rector del Santuario de Fátima en Portugal, P. Carlos Cabecinhas, explicó que “el mensaje de Fátima nos ofrece una verdadera pedagogía para vivir” la Cuaresma, animando dos elementos esenciales: la oración y la conversión.

En la homilía de la Misa que presidió el domingo 10 de marzo en el santuario portugués, el sacerdote explicó que en sus apariciones en 1917 la Virgen de Fátima “presentaba la conversión como algo esencial” y destacaba que siempre había “un llamado a la oración”.

“Estos son los dos caminos que el Evangelio nos presenta” para “convertir nuestra vida”, continuó el sacerdote, que reflexionó sobre los 40 días que permaneció Jesús en el desierto donde fue tentado por el demonio.

“Aquí están presentes todas las opciones que acompañaron su vida, su ministerio y todas las tentaciones que resistió”, dijo el sacerdote, que precisó que “Jesús no se deja seducir por el tener o el poder sino que tiene en cuenta la voluntad de Dios, que determinar sus opciones”.

El rector del Santuario de Fátima indicó asimismo que “detrás de todas las tentaciones está siempre el primado de Dios en nuestra vida, el lugar que le damos y la relación que tenemos con Él. Y en esta relación se pone en juego nuestra vida de cristianos: si queremos estar con Él o ceder a las tentaciones del mundo”.

Teniendo en cuenta esto, continuó el sacerdote, el tiempo de Cuaresma “se nos ofrece como un momento favorable para la conversión, para examinarnos en nuestras opciones a la luz de las que eligió Jesús”.

Por ello, alentó a ser honestos ya que, “a pesar de nuestra voluntad sincera y genuina, seguimos encontrando algunos aspectos que necesitarán conversión”. En ese sentido, propuso hacer dos cosas que presenta el Evangelio: “escuchar la palabra de Dios y orar de modo asiduo e intenso”.

El rector también recordó “el ejemplo de vida de los santos pastorcitos. En su vida encontramos la necesidad de no pecar, de rezar, de consolar a Dios, de reparar los pecados del mundo”, que son algunos “de los medios de conversión a los que somos invitados en Cuaresma”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Digital.

Etiquetas: Oración, Virgen de Fátima, Cuaresma, conversión

Comentarios