23 de octubre de 2018 7:55 pm

¿Por qué el disfraz de “monja sexy” en Halloween es ofensivo para los católicos?

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Pixabay
Imagen referencial / Crédito: Pixabay

Una religiosa en Estados Unidos explicó por qué el disfraz de monja sexy que algunas personas usan en Halloween es ofensivo para los católicos.

Gilmary Kay, de las Religious Sisters of Mercy (Hermanas Religiosas de la Misericordia), explicó que este tipo de cosas “reflejan una brusquedad de la cultura. No sorprende que existan, pero es alarmante que haya tal ofensa a la bondad y a lo sagrado”.

En declaraciones a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– la religiosa dijo que el disfraz de monja sexy “no solo denigra a cada mujer que es una religiosa, sino finalmente a Dios”.

“No digo con eso que toda hermana es buena, sino que lo que representan es Bueno. Las personas consagradas se han entregado todas a Dios. Consagrado quiere decir puesto aparte para un propósito santo. Como cultura, debemos honrar las cosas que nos recuerdan la bondad de los altos ideales, incluso si no eres católico”, explicó.

Entonces, continuó, “no respetar a una religiosa de esta forma es una burla no solo a la Iglesia sino al final de cuentas a Dios”.

La triste ironía, continuó la hermana Gilmary, es que Halloween es la Víspera de Todos los Santos, y debería ser un momento para “recordarlos a los santos –muchos de los cuales fueron monjas y hermanos religiosos– como ejemplos y modelos a seguir”.

En su opinión, así como se considera ofensivo culturalmente denigrar a personajes como Martin Luther King Jr. o Mahatma Ghandi, “también debería ser inaceptable burlarse de las figuras católicas”, continuó.

“Creo que si una figura como Martin Luther King, que tenía altos ideales y a quien la gente honra, fuera burlado con un disfraz del Ku Klux Klan, sería lo opuesto a lo que es y representa, y eso sería algo similar en el caso de las hermanas a quienes se intenta mostrar con un disfraz que muestra algo de perversidad sexual”, lamentó.

Las religiosas, continuó la hermana, “aman a Dios y han dado su vida por Él. No están buscando llamar la atención sino la bondad y el servicio desinteresado. Entonces ese tipo de representación, además de una burla a ella, también terminan denigrando a la persona que usa el disfraz”.

Finalmente, la hermana Gilmary dijo que rezan por quienes usan el disfraz de monja sexy “para que conozcan y vean la profundidad de la vida religiosa”.

Etiquetas: Santos, Dios, Halloween, religiosa, Todos los Santos, monja, disfraz

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios