En la tarde de hoy, lunes 12 de septiembre, el Papa Francisco acudió a la Basílica de Santa María la Mayor en Roma para encomendar su próximo Viaje Apostólico a Kazajistán a la Virgen Salus Populi Romani, cuyo icono se conserva en la Basílica. 

Según informó el Vaticano, el Santo Padre regresó al Vaticano después de finalizar la oración. 

Devoción del Santo Padre

La Basílica de Santa María la Mayor tiene un significado especial para el Papa Francisco, pues es el lugar que visitó por la mañana del primer día de su pontificado, el 14 de marzo de 2013, para encomendar su ministerio petrino a la Madre de Dios ante el antiguo ícono de María ‘Salus Populi Romani’, protectora del pueblo romano.

Desde entonces, cada vez que emprende un viaje internacional, el Papa Francisco acude a esta basílica para rezar antes, y para agradecer después, por los frutos de su visita apostólica. 

Viaje a Kazajistán

Más en Vaticano

El Papa Francisco visitará Kazajistán, un país de Asia Central de mayoría musulmana, desde el martes 13 hasta el jueves 15 de septiembre.

La principal razón que ha llevado al Papa Francisco a emprender su 38 viaje papal es debido a que durante esos días se celebrará en la capital de Nur-Sultan el VII Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales.

En un principio se esperaba que el Patriarca Kirill de Moscú acudiera a esta cumbre religiosa, una oportunidad para que ambos líderes dialogaran acerca de la invasión rusa a Ucrania. 

Sin embargo, desde Moscú se informó el pasado 25 de agosto que el Patriarca Kirill no acudirá a la cumbre y que en su lugar se enviará una delegación representativa. 

Lo que posiblemente se lleve a término es un encuentro entre el Papa Francisco y el presidente de China, Xi Jinping, quien coincidirá con el Santo Padre en Kazajistán.