El Papa Francisco recordó la beatificación de Vincenzo Nicasio Renuncio Toribio y once compañeros de la Congregación del Santísimo Redentor (Redentoristas), celebrada el sábado 22 de octubre en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena.

En sus palabras posteriores al rezo del Ángelus este domingo 24 de octubre, el Santo Padre recordó que los nuevos beatos fueron “asesinados por odio a la fe en 1936, en España”.

“El ejemplo de estos testigos de Cristo, hasta el derramamiento de sangre, nos empuja a ser consecuentes y valientes”, dijo.

“Su intercesión sostiene a los que hoy luchan por sembrar el Evangelio en el mundo”, agregó.

Entre sus testimonios de perdón a de estos mártires a sus asesinos, el P. Vicente Renuncio antes de morir dijo: “Ofrezco mi vida por mis hermanos de España, por toda la congregación y por la desdicha de España”.

En la primera mitad del siglo XX, la Iglesia Católica en España fue víctima de una sangrienta persecución a manos de grupos comunistas y anarquistas.

Más en Vaticano

Más de dos mil católicos asesinados por odio a la fe en este periodo han sido beatificados por la Iglesia Católica, y 11 han sido canonizados. Al menos otros dos mil se encuentran en camino a los altares.