12 de junio de 2015 - 4:32 PM

Papa Francisco pide a capellanes mostrar “el rostro de Dios” en los aeropuertos

POR ÁLVARO DE JUANA | ACI Prensa

Imagen referencial. Foto: Pixabay. Dominio Público
Imagen referencial. Foto: Pixabay. Dominio Público

El Papa Francisco recibió en audiencia privada esta mañana en la Sala Clementina del Palacio Apostólico a los participantes en el Seminario mundial de Capellanes Católicos de la Aviación Civil y miembros de las Capellanías Aeroportuarias organizado por el Pontificio Consejo de la Pastoral para los Migrantes y los Itinerantes con el tema “Evangelii gaudium: ¿Cuál es la ayuda para el ministerio pastoral de la Aviación Civil?”.

El Pontífice habló de la particular misión que tienen en estas “ciudades en la ciudad” caracterizadas por la “multiculturalidad”. Así, los sacerdotes responsables de las capillas de los aeropuertos deben mostrar el rostro misericordioso de Dios, acoger con dulzura y ofrecer palabras de consuelo.

Así, el capellán es llamado “por cuantos tienen necesidad de consuelo y de ánimo”, dijo el Papa. “También en los aeropuertos, Cristo Buen Pastor, quiere cuidar a sus ovejas mediante los sacramentos de la Reconciliación y de la Eucaristía, donde el encuentro con la infinita misericordia de Dios abre vías impensadas de evangelización”.

De hecho, anunciar el Evangelio “implica sacar a la gente de las cargas que pesan sobre su corazón y su vida; significa proponer las palabras de Jesús como alternativa a las promesas del mundo que no dan la verdadera felicidad”.

El Papa indicó que, por desgracia, “hoy se hace más urgente que nunca redescubrir el rostro compasivo de Dios, y por esta será precioso el tiempo de gracia que nos ofrecerá el Año Santo de la Misericordia” que dará comienzo el próximo 8 de diciembre.

En definitiva, la capellanía aeroportuaria “está llamada a ser un lugar de unidad en la diversidad para todas las categorías de personas”.

Francisco manifestó que “los aeropuertos parecen ciudades en la ciudad, donde la realidad se multiplica, se entrelaza y se superpone” y a continuación señaló que son característicos por su multiculturalidad.

“Ustedes están inmersos en esta realidad y deben colaborar con dulzura y ponerse siempre en escucha del Espíritu Santo, que crea unidad en la diversidad”.

Esta misión “requiere también trabajar para que las personas tengan el deseo de escuchar la palabra de Dios” para ofrecer “palabras de consuelo” y confiar “en la divina misericordia”.

Por último, destacó que “la misericordia divina se abre a todos y muestra la voluntad de Dios que quiere salvar a todos”. Por eso, les animó también a hacer de los aeropuertos “espacios para encontrar y practicar amor y diálogo, que alimentan la fraternidad entre las personas y preservan un clima social pacífico”.

En su discurso, el Papa explicó que la pastoral en el ámbito de la aviación civil “está dirigida a todos aquellos que, a título diverso, pertenecen a la comunidad civil, independientemente de la nacionalidad, del credo religioso o de la cultura”, pero prestando una particular atención “a aquellos que entre ellos son más pobres, sufrientes o marginados”.

“El aeropuerto es lugar de encuentro de tantas personas que viajan, por trabajo, por turismo, por otras necesidades” que es transitado por “migrantes y refugiados, niños y ancianos, personas que tienen necesidad de cuidado y de atenciones especiales”.

Pero en ellos también están las personas que trabajan allí “cada día” con “sus situaciones personales y profesionales”. Además, “es también preocupante el número de pasajeros sin documentos –a menudo refugiados y personas que piden asilo– que son detenidos en los locales de los aeropuertos por breves o largos periodos, a veces sin la adecuada asistencia humana y espiritual”.

Ante esto se pueden vivir “situaciones trágicas” por ejemplo por incidentes o “secuestros” con “consecuencias serias para la seguridad y el estado psicológico de las personas”, denunció el Pontífice.

El servicio pastoral en los aeropuertos del mundo no tiene muchos años. En 1950 el Cardenal Richard Cushing estableció la primera capellanía de este tipo en el aeropuerto de Boston (Estados Unidos).

Actualmente unos 140 aeropuertos en el mundo tienen capillas con más de 250 capellanes, de acuerdo a las cifras que tiene la Asociación Internacional de Capellanes de la Aviación Civil.

Los capellanes acompañan, confiesan y bendicen a los pasajeros antes de embarcarse en el avión. Es común que atiendan a personas que están de camino a funerales, emergencias familiares o tratamientos médicos.

En el aeropuerto JFK de Nueva York, cuatro capillas están una junto a la otra: la católica, la protestante, la judía y la musulmana a las que llegan una gran cantidad de personas.

Etiquetas: Aeropuertos, Capellanes, Papa Francisco, Pastoral

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios