2 de abril de 2015 - 12:30 PM

Papa Francisco lava pies a 12 mujeres y hombres presos de la Cárcel de Rebibbia

POR ÁLVARO DE JUANA | ACI Prensa/EWTN Noticias

Papa Francisco lava pies de reclusos y reclusas en Misa de la Cena del Señor. Foto: Captura de video / CTV.
Papa Francisco lava pies de reclusos y reclusas en Misa de la Cena del Señor. Foto: Captura de video / CTV.

El Papa Francisco lavó los pies este Jueves Santo a 12 detenidos, hombres y mujeres, de la cárcel de Rebibbia, a las afueras de Roma. Fueron dos mujeres nigerianas, una congoleña, dos italianas, una ecuatoriana y al hijo de una de ellas. También a un hombre de nacionalidad brasileña, a otro nigeriano y a cuatro italianos.

La celebración de la Misa de la Cena del Señor y el lavatorio tuvieron lugar en el templo de la prisión, la Iglesia del Padre Nuestro.

En el interior, 300 detenidos participaron de la celebración, y aunque el Pontífice lavó los pies a doce, pocos minutos antes, en la homilía, dejó claro que en ellos estaban representados todos los demás. “Yo hoy lavaré los pies de doce de vosotros. Pero en estos hermanos y hermanas están representados todos, todos aquellos que viven aquí. Vosotros les representáis”, dijo a los detenidos.

Los detenidos permanecieron sentados a ambos lados del altar, en dos grupos de seis. Sus rostros fueron de absoluta emoción ante el hecho de que el Papa Francisco, a ejemplo de lo que hizo Jesús con sus discípulos, les lavase los pies.

A cada uno, tras secárselos con una toalla, el Papa Francisco les miró sonriente y con gesto de cariño. Una de las mujeres de nacionalidad africana aprovechó para que le bendijera unas cruces que llevaba en la mano, tras lo cual se la vio orar.

En el segundo grupo, el Papa lavó los pies a una mujer africana que en sus brazos llevaba a su hijo de unos tres años. Francisco lavó primero los pies al pequeño, y a continuación a su madre, que rompió a llorar llena de emoción al ver como de nuevo el Pontífice besaba el pie del niño por segunda vez. A su lado otra mujer derramó lágrimas mientras el Santo Padre se arrodillaba ante ella y repetía el gesto.

La celebración estuvo repleta de emoción y de alegría, palpable también en los niños que se movían libremente ya desde antes de la llegada del Pontífice e incluso cuando Francisco estaba lavando los pies.

En la homilía que hizo poco antes del lavatorio recordó a los detenidos que “Jesús nos amó, Jesús nos ama sin límites, siempre, hasta el final. El amor de Jesús por nosotros no tienen límites. Siempre es más, siempre es más. No se cansa de amar, a ninguno”.

El Santo Padre destacó además que “su amor es así, personal. El amor de Jesús no defrauda jamás, porque no se cansa de amar, como no se cansa de perdonar, no se cansa de abrazarnos”.

El Papa Francisco lava los pies de un niño en cárcel romana

El Papa celebró la Misa de la Cena del Señor en la cárcel de Rebibbia, Roma. En el tradicional lavatorio de pies, participaron reclusos varones y mujeres además de este pequeño niño hijo de una emocionada rea africana.

Posted by ACI Prensa on Jueves, 2 de abril de 2015

Sobre el sentido del lavatorio de pies explicó que en la época de Jesús “esto no lo hacía el dueño de la casa, lo hacían los esclavos, era trabajo de esclavos. Y Jesús lava como esclavo nuestros pies”.

“Es tanto el amor de Jesús que se ha hecho esclavo para servirnos, para sanarnos, para limpiarnos y hoy en esta Misa  la Iglesia quiere que el sacerdote lave los pies de doce personas, como memoria de los Doce Apóstoles”.

Al llegar el Pontífice al exterior de la Prisión, antes de celebrar la Misa, cientos de personas le esperaron para saludarle. Entre ellos, otros 300 detenidos que le estrecharon la mano y le pidieron ser bendecidos. También estuvo presente el personal de la policía penitenciaria, el personal administrativo y los voluntarios de la prisión. Poco antes de entrar en la iglesia, el Papa dio las gracias a todos por la acogida que le dedicaron.

La cárcel de Rebibbia “Nuevo Complejo” (llamada así para diferenciarla de otras que se encuentran en la misma zona), fue inaugurada en 1971. Está dividida en 15 departamentos para los detenidos, entre los que se incluyen los referentes a la toxicodependencia o a los delitos contra la persona o el patrimonio.

En la prisión se desarrollan diversas pastorales, como la iniciación cristiana de adultos, grupos de oración “Padre Pío” o coloquios con los detenidos.

Etiquetas: Semana Santa, Papa Francisco, Jueves Santo, Misa de la Cena del Señor

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios