15 de septiembre de 2022 - 12:41 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 15 de septiembre de 2022 3:55 am

Papa Francisco: En la Iglesia nadie es extranjero

POR ALMUDENA MARTÍNEZ-BORDIÚ | ACI Prensa

En su discurso dirigido a  obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas y agentes pastorales en la Catedral de la Madre del Perpetuo Socorro de Kazajistán, el Papa señaló que “en la Iglesia nadie es extranjero”.

El Papa Francisco comenzó su tercer y último día en Kazajistán reuniéndose con un grupo de miembros de la Compañía de Jesús en la Nunciatura Apostólica.

Posteriormente, a las 10:30 a.m. (hora local), el Santo Padre tuvo un encuentro con obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas y agentes pastorales en la Catedral de la Madre del Perpetuo Socorro. 

Se trasladó en coche hasta la Catedral de la capital y allí fue recibido por familias de Kazajistán con vestimentas típicas al ritmo de una música tradicional.

Entró en el templo en silla de ruedas y más tarde se sentó en otra silla ayudado por su bastón. Antes de comenzar su discurso, una bella imagen de la Madre de la Gran de la Estepa fue destapada y bendecida por el Santo Padre. 

El Santo Padre fue bienvenido por el Presidente de la Conferencia Episcopal de Asia Central, Obispo Mons. José Luis Mumbiela Sierra, y más tarde escuchó diferentes testimonios: de dos sacerdotes, una religiosa, la mujer de un sacerdote de los greco-católico y un padre de familia. 

En su discurso ante el clero,  el Papa Franciso explicó que todos forman una gran familia, ya que “ninguno es extranjero en la Iglesia”.

“La fuerza de nuestro pueblo sacerdotal y santo está justamente en hacer de la diversidad una riqueza compartiendo lo que somos y lo que tenemos: nuestra pequeñez se multiplica si la compartimos”, defendió.

Comentando el Evangelio del día, subrayó que “la herencia del pasado es nuestra memoria, la promesa del Evangelio es el futuro de  Dios que nos sale al encuentro”. 

En esta línea, recordó a “tantos evangelizadores  y misioneros que se desgastaron difundiendo la luz del Evangelio, fundando comunidades,  santuarios, monasterios y lugares de culto”. 

Además, aseguró que “hacer memoria nos  ayuda a desarrollar el espíritu de contemplación por las maravillas que Dios ha realizado en la  historia, aun en medio de las fatigas de la vida y de las fragilidades personales y comunitarias”.

“Sin  memoria no hay asombro. Si perdemos la memoria viva, entonces la fe, las devociones y las  actividades pastorales corren el riesgo de debilitarse”, explicó el Papa Francisco. 

“Cuando extraviamos la memoria, -continuó-, se agota la alegría.  Desaparece la gratitud a Dios y a los hermanos, porque se cae en la tentación de pensar que todo depende de nosotros”. 

A continuación, subrayó que “la fe se transmite con la vida, con el testimonio de quien ha llevado el fuego del Evangelio en medio de las situaciones para iluminarlas, para purificarlas y difundir el cálido consuelo de Jesús, así como la alegría de su amor que salva, la esperanza de su  promesa”. 

“Haciendo memoria, entonces, aprendemos que la fe crece con el testimonio. El resto viene  después”, aseguró más tarde.

El Papa pidió a los religiosos no cansarse “de dar testimonio de la esencia de la salvación, de la  novedad de Jesús, de la novedad que es Jesús”. 

“La fe no es una hermosa exposición de cosas del pasado, sino un evento siempre actual, el encuentro con Cristo que tiene lugar en nuestra vida, aquí y ahora”, defendió. 

Para el Papa Francisco, la fe “no se comunica con la sola repetición de las cosas de siempre, sino transmitiendo la  novedad del Evangelio. De este modo, la fe permanece viva y tiene futuro”.  

Posteriormente, el Papa destacó la importancia de vivir con humildad, y aseguró que hay “una gracia escondida al ser una Iglesia pequeña, un  pequeño rebaño, en lugar de exhibir nuestras fortalezas, nuestros números, nuestras estructuras y  cualquier otra forma de prestigio humano, nos dejamos guiar por el Señor y nos acercamos con  humildad a las personas”. 

“Ricos en nada y pobres de todo, caminamos con sencillez, cercanos a las  hermanas y a los hermanos de nuestro pueblo, llevando la alegría del Evangelio a las situaciones de  la vida”. 

Señaló también que “ser pequeños nos recuerda que no somos autosuficientes, que necesitamos de Dios, pero  también de los demás, de todos y cada uno”.

“Que las  comunidades cristianas, en particular el seminario, sean ‘escuelas de sinceridad’; no ambientes  rígidos y formales, sino gimnasios de la verdad, de la apertura y del intercambio”, pidió el Papa especialmente a los sacerdotes presentes.

En este sentido, aseguró que “todos los bautizados han sido sumergidos en la vida de Cristo y en Él -como nos recordaba san  Pablo- están llamados a recibir la herencia y a acoger la promesa del Evangelio”. 

Ante los obispos, sacerdotes y religiosos, el Papa Francisco destacó el papel del laico y pidió edificar “una Iglesia que esté más llena de la  alegría del Resucitado, que rechace los miedos y las quejas, que no se deje endurecer por  dogmatismos ni moralismos”.

“Vivan con alegría esta herencia y den testimonio de  ella con generosidad, para que todas las personas con las que se encuentren puedan percibir que  también hay una promesa de esperanza dirigida a ellas”, dijo a continuación.

Por último, el Santo Padre recordó el milagro de la Virgen de la Paz Ozernoye, un pueblo del norte de Kazajistán donde se encuentra el único santuario mariano de Asia Central. 

El Papa explicó que “durante uno de los inviernos más  crudos, la nieve se derritió rápidamente, haciendo surgir un lago con muchos peces, que dieron de  comer a muchas personas que morían de hambre”. 

“¡Que la Virgen derrita el frío de los corazones,  infunda en nuestras comunidades una renovada calidez fraterna y nos dé una nueva esperanza y un  nuevo entusiasmo por el Evangelio! Yo, con afecto, los bendigo y les doy las gracias”, concluyó.

Etiquetas: viaje apostólico, El Papa Francisco, Viaje del Papa a Kazajistán, Papa Francisco en Kazajistán

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios