Luego del rezo del Ángelus dominical, el Papa Francisco anunció que ha establecido que el Sínodo de los Obispos se extienda hasta el 2024, para que un tiempo de mayor discernimiento favorezca “la comprensión de la sinodalidad como dimensión constitutiva de la Iglesia”.

Ante los 20 mil fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Pontífice recordó que el 10 de octubre de 2021 “se abrió la primera fase de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, sobre el tema ‘Por una Iglesia sinodal: comunión, participación, misión’”.

“Desde entonces se está desarrollando en las Iglesias particulares la primera fase del Sínodo, con la escucha y el discernimiento. Los frutos del proceso sinodal iniciado son muchos, pero para que lleguen a plena maduración es necesario no tener prisa”, indicó.

“Por tanto, con el fin de disponer de un tiempo de discernimiento más extendido, he establecido que esta Asamblea sinodal se realice en dos sesiones. La primera del 4 al 29 de octubre de 2023 y la segunda en octubre de 2024”, dijo el Pontífice.

El Papa Francisco confió “que esta decisión pueda favorecer la comprensión de la sinodalidad como dimensión constitutiva de la Iglesia, y ayudar a todos a vivirla en un camino de hermanos y hermanas que testimonian la alegría del Evangelio”.

En un comunicado publicado este domingo, la Secretaría General del Sínodo indicó que el artículo 3 de la constitución apostólica Episcopalis Communio “contempla esta posibilidad” anunciada por el Santo Padre.

Más en Vaticano

Asimismo, afirmó que “esta elección está en continuidad con el actual camino sinodal, al que el propio Papa ha querido referirse esta mañana. El Sínodo no es un acontecimiento, sino un proceso, en el que todo el Pueblo de Dios está llamado a caminar juntos hacia lo que el Espíritu Santo le ayuda a discernir como voluntad del Señor para su Iglesia”.

“Por ello –indicó–, la Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos asumirá también una dimensión procesal, configurándose como ‘un viaje dentro de un viaje’, para favorecer una reflexión más madura para el mayor bien de la Iglesia”.

El comunicado añadió que “desde el principio, la Secretaría General del Sínodo ha optado por el camino de la escucha y el discernimiento, incluso en la fase de planificación y realización del proceso sinodal”.

“En las próximas semanas, continuaremos nuestro discernimiento para definir mejor la celebración de las dos sesiones de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos y el tiempo intermedio. Lo comunicaremos a su debido tiempo”, aseguró.

La Secretaría del Sínodo informó que 112 de las 114 conferencias episcopales “realizaron un discernimiento a partir de lo que surgió de las Iglesias particulares” y ahora sigue la etapa continental “que culminará con la celebración de Asambleas Sinodales Continentales, entre enero y marzo de 2023”.

Explicó que estas revisarán “el camino recorrido, para continuar la escucha, el discernimiento a partir del Documento de la Etapa Continental y según las especificidades socioculturales de sus respectivas regiones con el objetivo de lograr una etapa final en este camino espiritual”.

(El artículo continúa después)