5 de agosto de 2015 10:24 am

Papa Francisco: Divorciados en nueva unión no están excomulgados, no hay que tratarlos así

POR ÁLVARO DE JUANA | ACI Prensa

Imagen referencial - Foto: Flickr Phillip Stewart (CC-BY-SA-2.0)
Imagen referencial - Foto: Flickr Phillip Stewart (CC-BY-SA-2.0)

Las personas divorciadas vueltas a casar “no están excomulgados", y no deben ser tratadas como tales pues "ellas forman parte siempre de la Iglesia”, afirmó el Papa Francisco en la Audiencia General de este miércoles.

De esta manera el Pontífice recordó la tradición de la Iglesia, su Doctrina y Magisterio e invitó a los Obispos a “acogerlos y a animarlos, para que vivan y desarrollen cada vez más su pertenencia a Cristo y a la Iglesia con la oración”.

El Papa retomó hoy las Audiencias Generales en el Aula Pablo VI luego de un periodo de descanso de algunas semanas. Una vez más, el tema de su catequesis fue la familia, en este caso sobre las personas divorciadas en nueva unión.

“Hoy quisiera detener nuestra atención sobre otra realidad: cómo cuidar a aquellos que, después del irreversible fracaso de su vínculo matrimonial, han comenzado una nueva unión”, anunció el Papa al inicio de su intervención, a lo que añadió: “la Iglesia sabe bien que una situación tal contradice el Sacramento cristiano”.

No obstante, el Obispo de Roma subrayó que la Iglesia tiene una “mirada de maestra” que “viene siempre de un corazón de madre”.

Recordando la exhortación apostólica Familiaris Consortio de San Juan Pablo II, señaló que “un corazón de madre; un corazón que, animado por el Espíritu Santo, busca siempre el bien y la salvación de las personas. He aquí porqué siente el deber, ‘por amor a la verdad’ de ‘discernir bien las situaciones’”.

Una de las preocupaciones en estos casos es siempre la de los hijos pequeños. Ante ello, “vemos aún más la urgencia de desarrollar en nuestras comunidades una acogida real hacia las personas que viven tales situaciones”.

“Por esto, es importante que el estilo de la comunidad, su lenguaje, sus actitudes, estén siempre atentos a las personas, a partir de los pequeños, ellos son quienes más sufren estas situaciones”, explicó ante miles de peregrinos en el Aula Pablo VI.

“¿Cómo podríamos aconsejar a estos padres hacer de todo para educar a los hijos a la vida cristiana, dando ellos el ejemplo de una fe convencida y practicada, si los tenemos alejados de la vida de la comunidad como si fueran excomulgados?”, se preguntó el Pontífice.

Su respuesta fue que “no se deben agregar otros pesos a aquellos que ya los hijos, en estas situaciones, deben cargar”. “Lamentablemente, el número de estos niños y jóvenes es de verdad grande” por lo que “es importante que ellos sientan a la Iglesia como madre atenta a todos, dispuesta siempre a la escucha y al encuentro”.

Francisco dejó claro que ante esta situación la Iglesia “no ha sido ni insensible ni perezosa” y destacó que “gracias a la profundización realizada por los Pastores, guiada y confirmada por mis Predecesores, ha crecido mucho la conciencia de que es necesaria una fraterna y atenta acogida, en el amor y en la verdad, a los bautizados que han establecido una nueva convivencia después del fracaso del matrimonio sacramental”.

“En efecto, estas personas no son en efecto excomulgadas, no están excomulgados, y no van absolutamente tratadas como tales: ellas forman parte siempre de la Iglesia”, añadió.

El Papa Francisco mencionó también cómo Benedicto XVI intervino sobre esta cuestión “solicitando un discernimiento atento y un sabio acompañamiento pastoral, sabiendo que no existen ‘recetas simples’” en uno de sus discursos en el VII Encuentro Mundial de las Familias en Milán en 2012.

Francisco reiteró además la invitación a los Obispos a “manifestar abiertamente y coherentemente la disponibilidad de la comunidad a acogerlos y a animarlos, para que vivan y desarrollen cada vez más su pertenencia a Cristo y a la Iglesia con la oración, con la escucha de la Palabra de Dios, con la frecuencia a la liturgia, con la educación cristiana de los hijos, con la caridad y el servicio a los pobres, con el compromiso por la justicia y la paz”.

Por último, el Santo Padre puso de modelo al Buen Pastor ya que la Iglesia “acoge a sus hijos como una madre que dona su vida por ellos” y, como dice la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, “todos pueden participar de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar la comunidad. La Iglesia […] es la casa paterna donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas”.

“Del mismo modo todos los cristianos están llamados a imitar al Buen Pastor. Sobre todo las familias cristianas pueden colaborar con Él cuidando a las familias heridas, acompañándolas en la vida de fe de la comunidad”, invitó el Papa antes de concluir la Catequesis.

¿Quiénes están excomulgados?

Pueden incurrir en excomunión los bautizados que abandonan la verdadera fe para abrazar el cisma o la herejía, así como los miembros de las comunidades de herejes y cismáticos que han nacido en ella.

Incurren además en excomunión latae sententiae (automática) quienes procuran el aborto.

El adulterio, el divorcio y la nueva unión de los divorciados no están penados con excomunión, aunque sí son un pecado mortal.

El Catecismo de la Iglesia en su artículo 1650 señala que “si los divorciados se vuelven a casar civilmente, se ponen en una situación que contradice objetivamente a la ley de Dios. Por lo cual no pueden acceder a la comunión eucarística mientras persista esta situación, y por la misma razón no pueden ejercer ciertas responsabilidades eclesiales”.

Así pues, “la reconciliación mediante el sacramento de la penitencia no puede ser concedida más que aquellos que se arrepientan de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo y que se comprometan a vivir en total continencia”.

En el artículo 1651 se señala que “respecto a los cristianos que viven en esta situación y que con frecuencia conservan la fe y desean educar cristianamente a sus hijos, los sacerdotes y toda la comunidad deben dar prueba de una atenta solicitud, a fin de que aquellos no se consideren como separados de la Iglesia, de cuya vida pueden y deben participar en cuanto bautizados”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Divorcio, excomunión, Divorciados, Papa Francisco, Divorciados en nueva unión, Sínodo de la Familia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios