18 de abril de 2015 9:54 am

Papa Francisco alienta a denunciar y combatir nuevas formas de esclavitud

POR ÁLVARO DE JUANA | ACI Prensa/EWTN Noticias

Papa Francisco. Foto: ACI Prensa.
Papa Francisco. Foto: ACI Prensa.

El Papa Francisco recibió este sábado por la mañana a los participantes de la Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales que durante algunos días han abordado el tema de la trata de personas.

En su discurso, el Papa aludió al Sermón de la Montaña en el que Jesús ofrece un “protocolo con el que seremos juzgados al final de nuestra vida”.

Hablando de los necesitados, el Papa dijo que “son los que sufren  la tragedia de las modernas formas de esclavitud, del trabajo forzado, del trabajo esclavo, de la prostitución, del tráfico de órganos, de la droga”.

Puso como ejemplo a San Pedro Claver, quien “se sintió interpelado por estas palabras del Señor y se consagró para ser ‘esclavo de los esclavos’”. O, por ejemplo, San Juan de Mata, que también combatió la esclavitud.

Francisco manifestó que la abolición histórica de la esclavitud como estructura social “es la consecuencia directa del mensaje de libertad llevado al mundo por Cristo con su plenitud de gracia, verdad y amor y con su programa de las Bienaventuranzas”.

Por tanto, “la progresiva conciencia de este mensaje en el curso de la historia es obra del Espíritu de Cristo y de sus dones dados a sus santos y a tantos hombres y mujeres de buena voluntad, que no son creyentes pero trabajan para mejorar la condición humana”.

El Pontífice, como otras veces, denunció “un sistema económico global dominado por el lucro” en el que “se han desarrollado nuevas formas de esclavitud en cierto modo peores y más deshumanas que las del pasado”.

Pero, “todavía hoy”, todos “estamos llamados a denunciarlo y a combatirlo”. Y, sobre todo, “debemos tomar más conciencia de este nuevo mal que, en el mundo global, se quiere ocultar porque es escandaloso y ‘políticamente incorrecto’”.

El Papa recordó como en más de una ocasión él mismo ha hablado de “crímenes gravísimos, una plaga en el cuerpo de la humanidad contemporánea”.

Pidió que la legislación nacional e internacional aseguren la justicia para los traficantes y “distribuyan lo ganado injustamente para la rehabilitación de las víctimas”.

Para ello, “se deberá buscar la modalidad más idónea para penalizar a cuantos son cómplices de este mercado deshumano” así como “actualizar también las normativas del derecho de asilo”. También “aumentar la conciencia de las autoridades civiles sobre la gravedad de esta tragedia”.

El Papa subrayó que “muchas veces, estas formas nuevas de esclavitud son protegidas desde las instituciones que deberían defender a la población de estos crímenes”.

Concluyó diciendo que “se necesita construir la ciudad terrena a la luz de las Bienaventuranzas, y así caminar hacia el cielo, en compañía de los pequeños y de los últimos”.

Etiquetas: Vaticano, Iglesia Católica, Papa Francisco, Trata de personas, Esclavitud, esclavas sexuales, mujeres esclavas

Comentarios