Cada 9 de septiembre la República de Panamá celebra la fiesta solemne de su patrona, Santa María la Antigua.

Cuenta la historia que la imagen de la Virgen que constituye el centro de esta devoción estaba ubicada en una de las capillas laterales de la antigua Catedral de Sevilla (España).

La Catedral tuvo que ser reconstruida en el siglo XIV, después de haber estado en poder de los moros hasta su recuperación en el siglo XIII. La pared donde se encontraba la imagen fue conservada en su integridad y posteriormente asimilada al nuevo templo. Por ello se le llamó Santa María la Antigua.

En 1510, en honor a esta advocación, los conquistadores españoles Vasco Núñez de Balboa y Martín Fernández de Enciso fundan la ciudad de Santa María la Antigua del Darién (en ese momento parte del territorio panameño, hoy perteneciente a Colombia). Por Bula Papal en dicha ciudad se crea la primera diócesis española en tierra firme (territorio continental) el 9 de septiembre de 1513.

Desde aquel año, Santa María la Antigua ha sido patrona de la Catedral que lleva su nombre en el Darién, pero es recién el 9 de septiembre de 2000, Año Santo Jubilar, que la Conferencia Episcopal Panameña la proclama como patrona del país. El 27 de febrero de 2001 la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos acoge la solicitud para declararla oficialmente patrona del país.

Más en Mundo