8 de julio de 2015 8:15 pm

Ocho gestos de amor que marcaron la visita del Papa Francisco a Ecuador

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Foto: Abrazo al Papa, joven sobreviviente del coro en Guayaquil y bendición del Papa a niña discapacitada
Foto: Abrazo al Papa, joven sobreviviente del coro en Guayaquil y bendición del Papa a niña discapacitada

La visita del Papa Francisco a Ecuador ha dejado una huella muy profunda en todo el país. Fueron abundantes sus conmovedores gestos de amor hacia los fieles y gracias a las redes sociales podemos compartir una selección de memorables “caricias” del Santo Padre en la primera escala de su gira por Sudamérica.

La mirada del Papa

Priscila Terán  y su novio Jesús sirvieron en la Misa del Parque Samanes en Guayaquil como voluntarios en la atención a los discapacitados. Antes de la llegada del Santo Padre al lugar, una mujer les pidió que acercaran a su bebé de nombre Mathiu, que sufre de parálisis cerebral, para que recibiera la bendición del Papa.

A ambos voluntarios les preocupaba que el Pontífice no bendijera a la pequeña porque notaron que el papamóvil se desplazaba muy rápido para llegar al altar mientras el Papa saludaba al paso. “Pero se fijó en el bebé, se giró y con una gran sonrisa que irradiaba cariño nos envió su bendición”, declaró a ACI Prensa.

http://aciprensa.tumblr.com/post/123512017753/durante-la-visita-de-el-papa-francisco-a

“Fue un momento muy emotivo, especial y lleno de cariño, sobretodo para los que estábamos alrededor que no pudimos contener las lágrimas por las emociones vividas”, añadió.

La misericordia de Francisco

Diana Folleco tiene hijas gemelas, una de ellas, Isabella  nació con una discapacidad. Cuando se enteró que el Papa Francisco viajaba a Ecuador quiso participar con su familia en una de las actividades o por lo menos verlo en la calle y obtener una bendición para su hijita.

Faltando dos días para su llegada, Diana se enteró de que el Santo Padre tendría un pequeño encuentro con los fieles el Santuario de la Divina Misericordia en Guayaquil. Ella quiso ir pero le dijeron “que ya no entraba ni una aguja”.

Un grupo de religiosas clarisas se enteraron que un sacerdote había devuelto un pase porque estaba enfermo. No dudaron en pedirlo para que Diana pudiera llevar a su pequeña.

Madre e hija salieron el lunes de su casa a las 3:30 am  para llegar al santuario. Al llegar la hicieron ingresar a la primera fila.

“Estaba llena de felicidad y sinceramente no pensaba estar tan cerca de él”, comentó a ACI Prensa. Cuando el Papa Francisco vio a su hijita “la acarició, la besó, la bendijo y le regaló dos rosarios”, añadió.

http://aciprensa.tumblr.com/post/123491468863/diana-folleco-tuvo-dos-gemelas-una-de-ellas

La anciana que detuvo el papamóvil

Mientras recorría en el papamóvil las instalaciones del Parque Bicentenario en Quito, donde celebró la Santa Misa, el Santo Padre se detuvo para saludar y dar la bendición a una anciana en silla de ruedas, que fue levantada por un grupo de seguridad.

Un abrazo en el Palacio

Pierina es una joven ecuatoriana que tuvo la gran oportunidad de acudir al Palacio Carondelet durante la visita de cortesía del Santo Padre al presidente Rafael Correa.

“Pude darle un abrazo al Papa y entregarle una carta que le escribimos con mi agrupación Santa Teresita del MVC (Movimiento de Vida Cristiana). Es la segunda vez que puedo saludar al Papa, tuve la hermosa oportunidad de hacerlo en la canonización de San Juan Pablo II. Fue una bendición demasiado grande y renovó mi corazón”, narró a ACI Prensa.

Un selfie de antología

Cuando el Papa Francisco llegó a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador para su encuentro con los docentes un joven discapacitado le pidió tomarse un selfie. El Papa no dudó en inclinarse para juntar su rostro al del muchacho y lucir una gran sonrisa.

El sobreviviente que cantó para el Papa

Ángel Sumba Saavedra es un tenor integró el coro que cantó en la misa que el Papa Francisco celebró en el Parque Samanes de Guayaquil. Sin embargo, para estar ahí tuvo que superar dos enfermedades: Chikungunya y Psoriasis.

Aunque las audiciones ya habían terminado, este  joven se atrevió a ir a los ensayos sin pertenecer al coro. Ángel conversó con el director para que le permitiera formar parte del coro. Él solo le respondió: asiste y veré.

http://aciprensa.tumblr.com/post/123512993553/angel-sumba-saavedra-es-un-tenor-integro-el-coro

Al día siguiente le salieron manchas en la piel y no pudo salir de su casa. Durante una semana no pudo tener contacto con los rayos del sol. Se recuperó y por una picadura contrajo la Chikungunya, una peligrosa enfermedad que lo mantuvo postrado durante otra semana.

“Siempre conversaba conmigo mismo diciendo ‘qué mala suerte tengo’, sin saber que todos esos días de reposo eran para tomar energía para lo que se venía”, declaró a ACI Prensa.

Cuando se recuperó volvió a los ensayos del coro y, después de audicionar, fue aceptado como integrante. El lunes cantó en la Santa Misa. Nunca mencionó al director ni a sus compañeros de canto que su ausencia se debió a estas enfermedades.

“Este fue el gran reto que pasé para participar en el coro y de ahí en adelante las cosas se dieron por sí solas hasta la presentación en la misa campal, esa sonrisa del Papa Francisco me la llevo por lo que me quede de vida”, puntualizó.

En silla de ruedas desde Nicaragua

Gabriel Orcullo, un nicaragüense con discapacidad, viajó desde Nicaragua hasta Guayaquil para ver al Papa Francisco.

“Significa mucho para estar aquí. Hace 20 años Juan Pablo II vino y tocó a mis dos hijos mayores. Fue en su segunda visita a Nicaragua. Por lo tanto, fue muy especial para mí estar aquí, también porque con Juan Pablo II los nicaragüenses tenían una relación muy especial”, comentó a ACI Prensa.

Las “buenas noches” del Papa

Las tres noches que pasó en Ecuador, el Papa Francisco no dejó de tener gestos de cariño con los fieles que se instalaron en las afueras de la Nunciatura, pese al cansancio por las actividades del día.

Cada noche salió de la residencia para bendecir a los espontáneos fieles, los hizo rezar y los bendijo fuera del programa.

En la última noche una multitud se reunió en la puerta de la Nunciatura para despedirse del Papa Francisco quien les dirigió estas palabras: "No se les ocurra dormir aquí. Que duerman bien y sueñen con los angelitos”.

Etiquetas: Papa Francisco, Viaje del Papa Francisco a Ecuador‚ Bolivia y Paraguay, Viaje del Papa Francisco a Bolivia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios