La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su oración por la pronta recuperación del Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, que sufrió un accidente en Roma, Italia.

“Pedimos a Dios, por intercesión de Santa María de Guadalupe, por su persona y salud, confiando en que pronto podrá reintegrarse a su servicio y ministerio”, expresaron los obispos en un comunicado firmado el 20 de febrero por el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Presidente de la CEM; y Mons. Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y Secretario General de la CEM.

A través de su cuenta en Facebook, Mons. Coppola indicó que el 10 de febrero sufrió un grave accidente de tránsito en la capital italiana.

“Volvía a Roma luego de haber visitado a una familia de amigos, cuando ocurrió un accidente tremendo, en el que, gracias a Dios, no resultó herido ningún otro”, señaló.

El Nuncio resultó con fracturas en cinco costillas y el pie derecho.

Los obispos mexicanos indicaron que el Nuncio se encuentra “estable y requerirá de un mes de recuperación en virtud de sus lesiones”.

Más en América

También te puede interesar: