11 de agosto de 2022 - 5:17 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 11 de agosto de 2022 5:36 pm

Obispo perseguido en Nicaragua hace importante llamado a los fieles

POR EDUARDO BERDEJO | ACI Prensa

El Obispo de Matagalpa, Mons. Rolando Álvarez, quien lleva ochos días asediado en su casa por la policía de Nicaragua, llamó a los fieles a no tener miedo porque el mal nunca prevalece.

Desde el jueves 4 de agosto el régimen de Daniel Ortega no deja salir de la curia diocesana a Mons. Álvarez, pues en la puerta y alrededores han sido colocados efectivos policiales. El Prelado se encuentra dentro con otras diez personas, entre sacerdotes, seminaristas y laicos.

Este 11 de agosto, en la Misa celebrada en la capilla de la curia, el Prelado recordó que Cristo enseñó que no hay que guardar rencor, sino que se debe perdonar siempre; venciendo “el mal con la fuerza y el poder del bien”.

“Nos encontramos aquí, reunidos y retenidos, ya en el octavo día que cumplimos hoy”, expresó al inicio de la Eucaristía. “Nuestras once vidas están en las manos del Señor”, agregó.

Mons. Rolando Álvarez dijo que gracias a Dios están bien de salud, viviendo en comunidad, celebrando la Eucaristía, “con fuerza interior, con paz y serenidad en el corazón” que “solo puede proceder de Dios”.

“Estamos experimentando un retiro en la presencia del Señor. Todo concurre para el bien de los que aman al Señor, dice el apóstol San Pablo, y nosotros estamos convencidos totalmente que todo ocurre para nuestro bien, porque Dios nos ama y porque nosotros le amamos”, dijo el Obispo.

Mons. Álvarez aseguró que “las experiencias dolorosas no caen en balde, no caen en el vacío. Estas experiencias se ofrecen al Señor y Dios las retorna en bendiciones para nosotros”.

El Obispo de Matagalpa, quien agradeció las miles de muestras de solidaridad, oraciones y rezos del Rosario, recordó en su homilía que Cristo llama a sus discípulos a no guardar rencor y perdonar siempre.

El Prelado dijo que cuando se desea hacer daño a otra persona, eso “quiere decir que el demonio ha logrado penetrar tu corazón y ha logrado entrar infectando tu corazón. Eso no hay que permitirlo”.

“Al mal se le vence a fuerza del bien. El bien es siempre más poderoso. El bien es eternamente poderoso. El mal es tremendamente limitado”, a pesar que se más ruidoso, señaló.

“El mal, dentro de su naturaleza demoniaca, siempre trata de confundir haciendo pensar que es el que vence y que es mayor que el bien, pero esa es una tentación de Satanás para desesperarnos, para desesperar al hombre y a la mujer de buena voluntad”, alertó.

En ese sentido, el Prelado alentó a los nicaragüenses a no caer en la desesperanza, pues “es otra de las tentaciones que enfrentamos, porque un pueblo sin esperanza es un pueblo autosepultado”.

En cambio, los invitó a dejarse “inundar por la esperanza” de Cristo que venció a la muerte.

“Es la esperanza del grano de trigo que muere y que solo así se logra producir mucho fruto”, expresó.

El Obispo de Matagalpa recordó el relato evangélico de la tormenta en el mar de Galilea, cuando los apóstoles se asustaron porque creyeron que la barca se hundiría. Cristo, afirmó, “siempre vence a las tempestades”.

Tras afirmar que sus corazones están “llenos de perdón” y de la “misericordia de Dios”, Mons. Rolando Álvarez aseguró que ofrecen “esta situación difícil que estamos viviendo por ustedes”.

“No tengan la más mínima duda que el Señor les está bendiciendo, porque está aceptando diariamente nuestro ofrecimiento por ustedes. Y ustedes sigan ofreciendo sus plegarias y oraciones por nosotros”, expresó.

Etiquetas: Nicaragua, persecución contra cristianos, persecución, Daniel Ortega, persecución religiosa, Diócesis de Matagalpa, Mons. Rolando José Álvarez Lagos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios