Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), expresó sus oraciones y solidaridad tras una explosión de pirotecnia durante una fiesta patronal que dejó al menos cuatro heridos en la localidad de Tlalnepantla, estado de Morelos.

La fiesta patronal estaba dedicada a la Preciosa Sangre de Cristo, y se realizó al exterior de la Parroquia de La Preciosa Sangre, de la Diócesis de Cuernavaca, al sur de la Ciudad de México.

A través de Twitter, Mons. Castro Castro expresó que “lamento los hechos ocurridos en la comunidad de Tlalnepantla a causa de la explosión de pirotecnia”.

Más en América

“Ofrezco mi solidaridad con las personas heridas y sus familiares, mi oración para que su recuperación sea favorable”, dijo.

De acuerdo al Gobierno del Estado de Morelos, a las 8:40 p.m. (hora local) se recibió un reporte sobre la explosión, solicitando “la presencia de los cuerpos de emergencia”.

A causa de la explosión resultaron heridas tres niñas de 5, 11 y 12 años, así como una mujer de 57 años.

En su comunicado, el Gobierno de Morelos señaló que “las cuatro personas fueron dadas de alta ya que sus lesiones no ponían en riesgo su vida, poniendo a su disposición el servicio médico en caso de requerirlo en las próximas horas”.

Las autoridades estatales alentaron a la comunidad local a cumplir las normas para “salvaguardar la integridad física de la población” y a “evitar el uso de artificios pirotécnicos por el riesgo que conlleva este tipo de actividades”.

(El artículo continúa después)