16 de enero de 2017 11:48 am

Nuevo motín deja decenas de muertos en cárcel de Brasil y Arzobispo pide oraciones

Redacción ACI Prensa

Luego del nuevo motín que dejó al menos 30 muertos en la cárcel de Alcaçuz, en la ciudad de Natal, ubicada en el estado de Río Grande del Norte (Brasil), el Arzobispo de Natal, Mons. Jaime Vieira Rocha, pidió que se ofrecieran todas las misas del domingo implorando la compasión de Dios por las almas de los fallecidos y para que mejore la situación de los reclusorios.

La rebelión en la cárcel de Alcaçuz comenzó en la tarde del sábado 14 de enero y duró hasta la mañana del domingo. La mayoría de los 26 detenidos asesinaron fueron decapitados y luego carbonizados.

Según informó la Secretaría de Justicia y Ciudadanía, los presos del pabellón 5 invadieron el pabellón 4 y fueron contenidos por los agentes penitenciarios con bombas lacrimógenas para que no llegasen hasta el pabellón 1.

El secretario de Justicia y el gobierno del estado de ciudadanía, Wallber Virgolino, subrayó que “en términos del número de muertos, esta es la mayor rebelión de Río Grande del Norte”.

Virgolino añadió que no se ha confirmado que este motín tenga relación con los que ocurrieron en las últimas semanas en Amazonas y Roraima, pero resaltó que las rebeliones en esos estados en el norte del país “incentivaron lo que ocurrió aquí”.

Los días 1 y 2 de enero en Amazonas murieron cerca de 56 presos en el Complejo Penitenciario Anísio Jobim y cuatro en la Unidad de Prisión de Puraquequara (UPP). En Roraima el 6 de enero murieron 33 personas en la Penitenciaría Agrícola de Monte Cristo.

En el comunicado publicado tras la rebelión en la cárcel de Natal, Mons. Jaime Vieira expresó su “pesar y tristeza” y sus “oraciones y atención por esos momentos trágicos de violencia y de muerte”.

Para el Prelado “sin duda es necesaria una urgente reflexión sobre las condiciones de nuestras cárceles”.

“Suplicamos al buen Dios que apacigüe los ánimos de aquellos hermanos nuestros con el fin de que renuncien a la violencia y que la sociedad y el Estado busquen el diálogo y encuentren caminos para enfrentar la problemática que envuelve nuestro sistema penitenciário”, señaló.

Mons. Vieira pidió que en todas las misas del domingo se pida la “compasión de nuestro Dios por aquellos que perdieron la vida y por todos los que se encontraban en las cárceles que, según las palabras del Papa Francisco, deben ser lugares de humanidad y de esperanza en el cambio”.

Traducido por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital.

También te puede interesar:

Etiquetas: Brasil, obispos, cárceles, Obispos de Brasil, cárcel, motín, muertos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios