12 de junio de 2018 10:30 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 18 de junio de 2018 3:50 pm

Nuevo cardenal de Irak: Se necesita nueva pastoral tras derrota del Estado Islámico

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Mons. Rafael Sako / Foto: Facebook Chaldean Patriarchate
Mons. Rafael Sako / Foto: Facebook Chaldean Patriarchate

El Patriarca Caldeo de Babilonia, Mons. Rafael Sako, uno de los nuevos cardenales que creará el Papa Francisco este 29 de junio, aseguró que tras la derrota del Estado Islámico (ISIS) y el retorno de los cristianos a la Llanura del Nínive se hace necesaria “una nueva pastoral”.

En una entrevista concedida a Vatican News, Mons. Sako indicó que este tema fue tratado en un reciente retiro espiritual para 80 miembros del clero del rito católico caldeo.  

El Patriarca Caldeo de Babilonia dijo que “fue un momento muy fuerte para nosotros” ya que hablaron sobre cómo aplicar “un nueva pastoral a los cristianos iraquíes” ante la situación que atraviesa el país.

“No basta con que las personas regresen, necesitamos tenerlas en el lugar y darles esperanza, ayuda espiritual, moral y material”, señaló.

Consultado por Vatican News sobre si habrá “un nuevo inicio” para los cristianos en Irak tras 15 años de conflicto, la expulsión del ISIS y la repoblación de la Llanura de Nínive, Mons. Sako manifestó: “pienso que sí”.

“Esta gente ha tenido paciencia, pero también fe, para soportar esas dificultades y hoy las calles están abiertas para que regresen a sus casas”, dijo.

La nueva situación para los cristianos en Irak, indicó, “es un signo de esperanza para los cristianos y ellos a su vez también deben ser un signo de esperanza para todos los iraquíes”.

El Prelado dijo que tras las elecciones parlamentarias que se celebraron en la nación árabe el pasado 12 de mayo “Irak espera la formación de un nuevo gobierno. Se habla de un gobierno no sectario, un gobierno donde todos los componentes sean representantes”.

“Pero hay problemas, hay negociaciones entre ellos. Estamos esperando. Haremos todo lo posible para ayudar a los iraquíes a salir de esta tensión”, afirmó Mons. Sako.

Al respecto de la recuperación y pacificación del país, comentó que en el próximo Sínodo de la Iglesia Caldea –que tendrá lugar del 7 al 13 de agosto– algunos de los temas en agenda serán la cuestión de la sede vacante en la Archieparquía de Mosul tras la invasión del Estado Islámico y la necesidad de otro Obispo Auxiliar en Bagdad.

“Necesitamos formación para nuestro clero, para los religiosos y religiosos. Hablaremos sobre cómo activar nuestras diócesis en diáspora, de cómo ayudar al clero y a los fieles a no perder su propia identidad y sus tradiciones al estar fuera del país”, dijo a Vatican News.

Además se discutirá “sobre cómo seguir ayudando a que la gente regrese a sus casas y continuar restaurando las viviendas”.

Por otro lado, Mons. Sako aseguró que su futura creación cardenalicia “no es un premio que recibe de parte del Santo Padre”.

“Pienso en ella como un llamado, una misión más larga, más abierta para trabajar en la promoción de la cultura del diálogo, de la paz, del respeto a todos”, expresó.

Señaló que a pesar de que el Papa Francisco no pueda estar en Irak “somos los obispos y patriarcas los que debemos encarnar este llamado a la reconciliación, a la estabilidad y al respeto”.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Irak, cristianos, Mons. Louis Sako, Cardenal, Estado Islámico, Llanura del Nínive, Obispos de Irak

Comentarios