7 de septiembre de 2014 10:12 am

Dirigente del MCL llama a todos los cubanos a sumarse a la gesta por la democracia en Cuba

POR EDUARDO BERDEJO | ACI Prensa

Movimiento Cristiano Liberación (MCL)
Movimiento Cristiano Liberación (MCL)

“Luchar para que Cuba cambie no es una opción más, es una necesidad de primer orden”, afirmó Eduardo Cardet, miembro del Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), en un artículo con ocasión del 26 aniversario del movimiento y en el que llamó a todos los cubanos a ser protagonistas de la gesta por la democracia en el país.

En el texto enviado a ACI Prensa, Cardet señaló que “es dramático que en nuestro país aún sobreviva un mal gobierno, una dictadura que se apodera de todos los recursos y de las riquezas que nos pertenecen y se atrinchera en falsos paradigmas de igualdad y soberanía para continuar en el poder, negándonos la posibilidad real de crear, prosperar y vivir con dignidad”.

“Ante tanta adversidad –afirmó- luchar para que Cuba cambie no es una opción más, es una necesidad de primer orden, donde todos los cubanos tenemos que ser protagonistas de esta gesta. El MCL pronto cumplirá 26 años de existencia. Hoy Oswaldo Payá, su fundador, no está físicamente entre nosotros, al igual que Harold Cepero, fueron asesinados por un régimen decadente, donde sus dinosaurios no quieren aceptar la extinción inevitable”.

Cardet, que también es vicepresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), recordó en su artículo que en estos 26 años muchos cubanos “han trabajado generosamente en el MCL y sacrificado sus vidas por los objetivos que nos inspiran. El MCL es una referencia ineludible”.

En ese sentido, dijo que “nos anima el legado de nuestros hermanos caídos. Continuaremos luchando pacíficamente, trabajando con amor por nuestra patria, promoviendo y apoyando iniciativas concretas que contribuyan a movilizar la voluntad ciudadana para que de manera soberana, firme y persistente demanden el respeto pleno a todos los derechos humanos y esto permita transitar hacia una sociedad donde la libertad, la reconciliación, la paz y la democracia real sean posibles”.

“Tenemos la certeza –aseguró- de que estamos en una etapa crucial de nuestra lucha, donde la unidad de todos los cubanos de buena voluntad es clave para lograr la consecución de nuestros objetivos. Nuestra patria renacerá libre y próspera”.

El MCL fue fundado el 8 de septiembre de 1988 por un grupo de cubanos liderados por Oswaldo Payá Sardiñas con el objetivo de promover la transición pacífica hacia la democracia, con un proceso centrado en la persona humana y usando las propias leyes cubanas.

Para ello promueve el Proyecto Varela, el cual – con el respaldo de las firmas de más de 25.000 cubanos – exige que el Gobierno realice un referéndum donde se decida el futuro de la isla. El 10 de mayo de 2002 Oswaldo Payá y otros miembros del MCL presentaron a la Asamblea del Poder Popular más de 11.000 firmas que respaldan el Proyecto Varela. En octubre de 2003 se entregaron otras 14.000 firmas.

Sin embargo, en abril de 2003 ocurrió lo que se conoció como la Primavera Negra, cuando el régimen detuvo a 75 opositores, 42 de los cuales fueron organizadores claves  del Proyecto Varela y 17 de ellos miembros del MCL. Luego de años de prisión, fueron excarcelados y varios de ellos están exiliados en España y Estados Unidos.

Posteriormente, luego de constantes amenazas, Oswaldo Payá y el activista Harold Cepero murieron el 22 de julio de 2012 en la carretera Las Tunas-Bayamo cuando se dirigían al oriente de la isla para promover el Camino del Pueblo, plataforma que reúne a diversos sectores de la oposición cubana para exigir la realización del plebiscito.

El Gobierno comunista dijo que la muerte de ambos disidentes fue un accidente por exceso de velocidad. Sin embargo, el MCL ha mostrado mensajes de texto enviados por el español Ángel Carromero donde alertó que estaban siendo embestidos por otro vehículo hasta que fueron sacados de la carretera. En otro mensaje indicó que habían sido rodeados por militares.

Asimismo, en marzo de 2013 el joven español dijo a The Washington Post que el vehículo que los estaba siguiendo tenía la placa azul que usan los autos del régimen comunista.

Por ello, el MCL está solicitando una investigación internacional que aclare las circunstancias en que murieron Payá y Cepero.

“A pesar de la adversidad, el MCL persiste en un proceso de cambio pacífico y democrático a través del marco legal existente, y mantiene su compromiso con una solución determinada por el pueblo cubano. Payá fue uno de muchos que han luchado para que Cuba sea un país más abierto, democrático y socialmente justo”, expresa el movimiento en su sitio web.

Etiquetas: Cuba, MCL, Oposición, Movimiento Cristiano Liberación

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios