Más de 100 sacerdotes y religiosas fueron víctimas de secuestros, detenciones o asesinatos en diversos países del mundo durante el 2022.

Así lo revela un reciente informe de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), que señala que “al menos doce sacerdotes y cinco religiosas fueron asesinados en 2022 en el ejercicio de su misión pastoral”.

“Nigeria fue uno de los países más peligrosos para servir a la Iglesia, pero también en China y Nicaragua se dieron muchos casos de vejaciones”, añade.

Solo en Nigeria, indica, fueron asesinados al menos cuatro sacerdotes durante el año que termina.

ACN advierte que otros tres presbíteros fueron “brutalmente asesinados en México por miembros de cárteles de la droga”.

Otros dos sacerdotes fueron “tiroteados en el este de la República Democrática del Congo”.

Más en Libertad Religiosa

ACN señala luego que cinco religiosas fueron asesinadas durante 2022, en Haití, Sudán del Sur, Mozambique y en República Democrática del Congo.

Además, durante 2022 fueron secuestrados más de 40 sacerdotes.

“Nigeria encabeza, con diferencia, esta lista negra con un total de 28 secuestros en el curso de 2022”, lamenta ACN.

Otros países en los que se han presentado graves casos de secuestros de sacerdotes católicos son Camerún y Haití.

ACN también revela que durante el 2022 “al menos 32 clérigos fueron detenidos”.

“Los casos más recientes afectan a cuatro sacerdotes de la Iglesia greco-católica ucraniana, que trabajaban en la Ucrania ocupada por Rusia y que fueron detenidos mientras desempeñaban sus actividades pastorales”, señala.

(El artículo continúa después)

De estos, “dos han sido puestos en libertad y ‘deportados’ a territorio ucraniano, mientras que los otros dos permanecen detenidos y podrían ser acusados de terrorismo. Existe el temor de que sean torturados en prisión”.

La fundación pontificia también tiene en cuenta el drama de Nicaragua, que “se ha convertido en un país muy preocupante, pues once miembros del clero han sido detenidos durante el actual conflicto del gobierno con la Iglesia Católica”.

“Entre ellos hay al menos dos seminaristas, un diácono, un obispo y siete sacerdotes”, señala.

ACN recuerda luego que el Obispo de Matagalpa (Nicaragua), Mons. Rolando Álvarez, secuestrado por las autoridades de la dictadura de Daniel Ortega en agosto de este año, “deberá comparecer ante el tribunal el 10 de enero, acusado de ‘atentar contra la integridad nacional’”.

“También hay informes de sacerdotes a los que se ha prohibido abandonar sus parroquias, y de al menos 10 clérigos a los que el gobierno impide regresar al país”, indica.

La fundación pontificia señala también que “resulta casi imposible averiguar el número de sacerdotes y obispos católicos detenidos en China en 2022”.

Al finalizar su comunicado, ACN pide “a todos los países implicados a hacer lo posible para garantizar la seguridad y libertad de los sacerdotes, religiosas y demás agentes de la pastoral, que sirven indiscriminadamente a los más necesitados en situaciones de peligro”.

Además, anima a todos los “amigos y benefactores” de la fundación pontificia a “que recen por los que permanecen en cautiverio, así como por las comunidades y familias que lloran a un muerto”.